Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2018

Mxico 2018 [VII]
Votar masivamente por AMLO; desbordar a AMLO

Arsino Orihuela Ochoa
La digna voz


El espectculo del primer debate fue francamente grotesco (dantesco?). Bsicamente destacaron dos realidades, que acaso ningn observador mnimamente alerta osara objetar: uno, que est en marcha una accin concertada diseada por la lite gobernante contra el candidato que encabeza arrolladoramente las preferencias electorales, Andrs Manuel Lpez Obrador (y no es conspiracionismo; no hace falta ms de dos dedos de frente para advertir la maquinacin); y dos, que, por casi un siglo, las clases gobernantes (incluidos los gobiernos de la novelesca transicin) reprodujeron su estancia en el poder con base en la exclusin de los mejores hijos de Mxico.

La peor ralea de fariseos: corruptos, criminales, asesinos, mediocres de cabo a rabo, demagogos, estultos e ignorantes, gobernaron el pas a su antojo y con escasos contrapesos. La gobernabilidad de la dictadura perfecta involucr decisivamente el aplastamiento sistemtico de nuestras facultades, atributos e inteligencias. Asistimos al estadio ms acabado de la degradacin de la poltica nacional. El debate (dislate) presidencial es un signo inequvoco de esa descomposicin, que a ms de uno debi provocarle riesgos de embolia cerebral.

Insisto que las nicas dos conclusiones que arroja ese remedo de ejercicio boxstico fueron, por un lado, el compl anti-AMLO, de menor escala, y por otro, el compl a escala ampliada, que consiste en la accin unificada de un conjunto de fuerzas e intereses que estn dispuestos a llevarnos a la inmolacin material, moral y cultural. No hace falta referir a los pormenores de lo ocurrido en el debate, porque eso significara seguir estrujando una herida que supura a chorros, tal como hara una persona perturbada que recapitula hasta el hasto un episodio traumtico para autoboicotear su sanacin.

De estas dos conclusiones antes referidas, resulta una enseanza que debe ascender a plan de accin nacional, a saber: la obligatoriedad de votar masivamente por AMLO en la prxima eleccin aun cuando no se trate exactamente del lder ms carismtico o convincente, y a pesar de la tibieza de un programa que aspira a gobernar a ricos y pobres (sic!); y la no menor responsabilidad de desbordar a AMLO por el flanco izquierdo una vez que gane la eleccin.

AMLO es la posibilidad de un desbordamiento de las agendas sociales, largamente incubadas en la entraa de la sociedad mexicana, hoy postrada por un bao de sangre y un ciclo infernal de destruccin. Acaso all radica el trillado miedo de las lites econmicas, y de las castas polticas enquistadas parasitariamente en la ubre del Estado: que el programa de AMLO habilite la irrupcin de las clases peligrosas (o en el argot peanietista : la prole).

Hasta ahora (insisto: hasta ahora), a los dueos del dinero les cautiva la idea de desmontar a la mafia del poder, porque esa pandilla de malandros (sic) ha acumulado tanto poder que est obstruyendo la dinmica de los grandes negocios (especialmente esa fraccin de la mafia que se apoya fuertemente en el factor narco; y eso explica que AMLO proponga una amnista, que en sentido estricto es una frmula para capturar los dineros del narco sin la colateralidad de la violencia del narco). El temor, no obstante, es que ese desmontaje desencadene al tigre ( dixit AMLO), es decir, al Mxico subalterno.

En cualquier caso, los ricos y poderosos tienen un plan B, mucho ms txico e infinitamente ms lesivo: la alianza PRI-PAN-PRD-MC-etc Y la inclinacin por ese plan B depende de la correlacin de fuerzas que de aqu a la eleccin prevalezca. El voto-aprobacin de las mayoras juega un rol clave en esta eleccin. Solamente un apoyo masivo a AMLO inclinara la balanza en favor de ste, y en favor de una oportunidad que, por razones estratgicas, los electores en Mxico no pueden desaprovechar. Alguien (si no mal recuerdo fue Malcolm X) escribi que, si un pueblo tiene la posibilidad de cambiar el curso de la historia en una eleccin y no lo hace, ese pueblo est enfermo. (Adems, entiendo que la venganza no goza de buena prensa, y, desde ya, alcanzo a escuchar las feroces objeciones de los beatos demoliberales, pero, cumple preguntar: acaso un triunfo de AMLO el nmesis que tanto temen los ultraconservadores no significara una especie de venganza en plato fro contra Carlos Salinas de Gortari el primer golpista neoliberal?)

Por ltimo, cabe prevenir que la primera parte del plan de accin nacional votar masivamente por AMLO, involucra a sectores e intereses de arriba y abajo. La segunda parte desbordar a AMLO es la agenda de la prole; la empresa que, silenciosamente, impulsan los actores organizados que militan abajo y a la izquierda.

Fuente: http://www.jornadaveracruz.com.mx/Post.aspx?id=180428_110812_387

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter