Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-05-2018

Agricultoras peruanas llevan la alimentacin saludable a sus escuelas

Mariela Jara
IPS


Bajo el ardiente sol de la costa del ocano Pacfico, en el departamento de Piura, 25 productoras en proceso de capacitacin dentro de la Escuela Agreocolgica regresan de una jornada de asistencia tcnica de campo, en la provincia de Morropn, en el norte de Per. Crdito: Cortesa de Sabina Crdova

CHULUCANAS, Per, 25 abr 2018 (IPS) - Lograr que nios y adolescentes sustituyan la comida chatarra por alimentos locales orgnicos y nutritivos es el objetivo de un grupo de agricultoras, al mismo tiempo que superan el impacto de fenmeno de El Nio costero, en una zona rural de Piura, en la costa del norte de Per.

Hemos dado charlas sobre alimentacin saludable a los colegios porque en estos tiempos hemos olvidado lo que es comer sano y nutritivo y todo lo vemos frituras y dulces, por eso hay desnutricin y obesidad, coment a IPS una de estas mujeres, Rosa Rojas, quien posee un biohuerto en la comunidad de Piedra de Toro.

Ella es una de las 25 productoras rurales capacitadas en tcnicas agroecolgicas por el no gubernamental Centro de la Mujer Peruana Flora Tristn. Todas se dedican a la pequea agricultura en los valles y alturas de Morropn, una de las ocho provincias de la regin, de la que Chulucanas es su capital.

El departamento de Piura fue golpeado por el fenmeno del Nio costero entre diciembre del 2016 y mayo del 2017. Se trata de un evento propio de los litorales de Ecuador y Per, por un calentamiento anmalo de las aguas del Pacfico oriental, en una de las forma en que se expresa el fenmeno de El Nio Oscilacin del Sur (Enos).

Durante ese periodo, las lluvias e inundaciones dejaron en su territorio ms de un milln de personas afectadas, otras 230.000 damnificadas y 1.200 hectreas de cultivo destruidas, segn el gubernamental Sistema de Informacin Nacional para la Prevencin y Atencin de Desastres.

Rojas, de 53 aos, recuerda que fueron meses terribles en que muchas familias se vieron desmembradas con la partida de los padres o hermanos mayores, forzados a migrar para obtener su sustento y el de quienes dejaban atrs en sus comunidades.

Las mujeres nos quedamos a cargo de la casa y de las parcelas con la preocupacin de cmo dar el alimento a nuestros hijos y nietos, cont.

Hemos tenido que comer nuestro frejol (como llaman en la zona al frijol) que guardbamos para semilla y apoyndonos con las vecinas nos hemos recuperado de a poco para poder volver a sembrar sobre la tierra que haba sido lavada por las lluvias, rememor.

A casi un ao del paso del fenmeno climtico, ella ha vuelto a cosechar sus hortalizas, como cilantro, lechuga, zanahoria, beterraga (remolacha), repollo, poro (porrum), tomate, aj amarillo y pepinillo, todas producidas con abonos orgnicos elaborados por ella misma.

Mi canasta familiar est enriquecida con estos frutos orgnicos sanos y nutritivos. Mi comunidad est en un despertar de lo que es la alimentacin natural, estamos aprendiendo la importancia de comer verduras diariamente y es lo que estamos compartiendo en los colegios con los profesores, madres, padres y estudiantes, refiri.

Yaqueline Sandoval, de 42 aos, agricultora en la comunidad de Algodonal, en el vecino distrito (municipio) de Santa Catalina de Mossa, tambin est recuperndose de los estragos del Nio costero.