Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-05-2018

El recurso de la mentira

Rodolfo Bueno
Rebelin


Cuando en 1637 Descartes escribe el Discurso del mtodo, obra en la que desarrolla la manera correcta de razonar para buscar la verdad en las ciencias y que constituye el pilar bsico del pensamiento filosfico de Occidente, no imagin que haba creado un sistema que permite enfrentar el universo fantasioso que las CIP (las corporaciones de la informacin periodstica) han creado para engatusar a la opinin pblica mundial.

El Discurso del mtodo es una obra moderna de filosofa, que establece el valor de la matemtica, rompe con el medioevo y configura un mundo nuevo, el moderno; que plantea la necesidad de la investigacin libre, lejos de la enseanza escolstica que a Descartes le impartieron en las universidades y cuya inutilidad critica. La escolstica enmarca al pensamiento en estructuras rgidas, en las que la razn se somete a la fe, que es la que revela la verdad. As, el pensamiento filosfico se somete a la teologa y se aleja de la ciencia, que est basada en lo emprico. Descartes, para lograr el conocimiento verdadero, reprueba el saber de su poca, exceptuando la matemtica, y pone en duda todo lo que ha aprendido a lo largo de su vida; luego de lo cual concluye que la verdad se encuentra en uno mismo.

Para Descartes no hay que admitir nada como verdadero sin tener la evidencia de que as mismo es; hay que analizar todas las partes posibles de un hecho y mientras ms, mejor; se debe comenzar por el anlisis de los objetos ms simples y fciles hasta llegar a los ms complejos; esta revisin debe ser integral sin omitir absolutamente nada. Puesto que el conocimiento obtenido mediante los sentidos suele ser errneo, hay que dudar de todo para llegar a un conocimiento que se pueda considerar verdadero. Mientras se duda de todo, se debe crear una moral provisional que rija la vida. La misma consiste obedecer las leyes y las costumbres, conservar la religin y guiarse por los pareceres ms moderados; analizar con firmeza las opiniones ms dudosas como si fueran verdaderas. Ya que slo se gobierna el pensamiento, se debe cambiar los propios deseos antes que el orden del mundo; cultivar la razn y avanzar hacia el conocimiento mediante el uso de este mtodo.

Como cuanto ms piensa ms duda y si duda existe, crea su famoso postulado: Pienso, luego existo y, a partir del mismo, establece la existencia de Dios, pues si se es consciente de que se es imperfecto, es porque se comprende que la perfeccin existe. Esa perfeccin es Dios, lo ms perfecto que se puede imaginar, del cual depende todo y sin el cual nada puede existir. La existencia de Dios demuestra a su vez la existencia del mundo, puesto que Dios es infinitamente bueno y veraz no puede permitir que nos engaemos al creer que el mundo existe, es as como Dios garantiza la evidencia de nuestras ideas.

De igual manera que los dogmas de la escolstica medieval, las CIP han forjado en Occidente un mundo de ficcin en el que desarrollan sus actividades los polticos, los militares, los economistas y el sistema financiero, una realidad fantasiosa en la que no importa la verdad sino el universo creado para sobrevivir un poco ms en un sistema que se les desmorona; un cntico desesperado de una hegemona que ya no existe, pasaron de la negacin de los hechos a la consumacin de actos bochornosos al filo de la hecatombe atmica.

En Siria es donde mejor se constata esta nueva realidad. EEUU y sus vasallos, el Reino Unido y Francia, al atacar a un miembro de la ONU sin tener el mnimo justificativo, violaron como de costumbre las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y el derecho internacional sobre la prohibicin legal del uso de la fuerza; para hacerlo, las CIP fantasearon sobre la realidad de Siria.

Pese a que ese pas puso todo su arsenal qumico bajo control internacional y por resolucin del Consejo de Seguridad de la ONU lo destruy bajo supervisin directa del Pentgono, la Organizacin para la Prohibicin de las Armas Qumicas (OPAQ) y otros organismos pertinentes, por lo que Suecia les concedi el premio Nobel; pese a que el general James Mattis, Secretario de Defensa de EEUU, declar no tener prueba alguna, ni creble, ni no creble de que Damasco hubiera empleado armas qumicas contra su propio pueblo; pese a que con mucha antelacin, Rusia haba advertido que el Estado Islmico preparaba un supuesto ataque qumico en la localidad de Duma para acusar al gobierno de Bashar al Assad de eliminar a la poblacin civil mediante el uso armas prohibidas; pese a que en Duma no se hallaron rastros del hipottico uso de armas qumicas y pese a las pruebas presentadas para confirmar que se trat de un burdo montaje hecho por los Cascos Blancos, que eliminaban veneno rociando agua fra a las presuntas vctimas; pese a todo ello, la mentira se impuso a la verdad y horas antes de que la OPAQ enviara una comisin para investigar lo que en Duma pas en realidad, EEUU, Francia y el Reino Unido lanzaron un ataque de misiles para frustrar dicha investigacin.

Las CIP prepararon el terreno y los gobiernos de EEUU, Francia y Gran Bretaa ejecutaron una agresin armada contra Siria que, a buena hora, result un fracaso estratgico, poltico y militar porque la mayora de los cohetes lanzados fueron derribados por los sistemas antiareos de Siria antes de llegar a la meta o se desviaron de la misma. Es peor todava, segn Trump, Rusia deba prepararse para los buenos, nuevos e inteligentes misiles en Siria, pero ninguno acert en algn blanco importante y fueron derribados por complejos antimisiles diseados hace ms de treinta aos por la URSS, que resultaron ser ms perspicaces que los inteligentes estadounidenses. La minora, menos del 30%, dio en blancos poco protegidos por no ser importantes y causaron un dao nfimo. Apena que este acto, pese a toda la vergenza pasada por estos pases, no les sirva leccin y sean capaces de volver a beber la misma pcima. Tal vez por eso se encuentran, se besuquean y se felicitan por el xito logrado.

Para proteger el territorio sirio de futuros ataques areos por parte de ciertas potencias occidentales, prximamente Rusia suministrar a Siria nuevos sistemas de defensa antiarea, algo que antes no haba hecho, para no desestabilizar la situacin, aunque esos equipos son puramente defensivos, como seala el Canciller ruso, Lavrov. Con lo que si estos pases no han aprendido la leccin tropezarn dos veces con la misma piedra. Es que al jorobado ni la tumba lo endereza.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter