Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2018

Los judos estadounidenses han abandonado Gaza. Y la verdad

Peter Beinart

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


En nuestro tiempo", escribi George Orwell en 1946, "el discurso poltico y la escritura son en gran medida la defensa de lo indefendible". El colonialismo britnico, el gulag sovitico y la cada de una bomba atmica, argument, "pueden defenderse" solo con argumentos demasiado brutales para que la mayora de las personas los enfrente". Entonces, cmo es que la gente defiende lo indefendible? A travs de "eufemismo, preguntas falaces y pura vaguedad difusa". Ocultando la verdad.

As es, ms de 70 aos despus,la poltica israel con la Franja de Gaza. La verdad es demasiado brutal para defenderla con la honestidad. Por qu miles de palestinos arriesgan sus vidas corriendo hacia los francotiradores israeles que vigilan la valla que rodea Gaza? Porque Gaza se est volviendo inhabitable. No es una fantasa. Las Naciones Unidas dicen que Gaza ser "inhabitable" en 2020, tal vez antes.

Hams tiene parte de la culpa, su negativa a reconocer a Israel, sus dcadas de ataques terroristas y su autoritarismo han empeorado la difcil situacin de Gaza. La Autoridad Palestina de Mahmoud Abbas tambin tiene parte de la culpa. Lo mismo ocurre con Egipto.

Pero el actor con mayor poder sobre Gaza es Israel. Las polticas israeles son fundamentales para negar a los habitantes de Gaza el agua, la electricidad, la educacin y los alimentos que necesitan para vivir decentemente.

De qu manera los amables, respetables y bienintencionados judos estadounidenses defienden esto? Cmo respaldan el estrangulamiento dedos millones de seres humanos? Orwell dio la respuesta. Lo hacen porque los lderes judos, tanto en Israel como en los Estados Unidos, encierran las acciones de Israel en una niebla de eufemismos y mentiras.

La niebla consiste, sobre todo, en tres palabras: "retirarse", "seguridad" y "Hams", que parecen absolver a Israel de la responsabilidad del horror que administra.

Retirada

Comencemos con "retirarse". A principios de este mes el embajador de Israel en las Naciones Unidas, Danny Danon, defendi los disparos de Israel contra los manifestantes, en su mayora desarmados, al declarar que "nos retiramos por completo de la Franja de Gaza en agosto de 2005, mudando a cada residente israel, su hogar, labor y sinagoga. No somos responsables del bienestar de la gente de Gaza". Los lderes judos estadounidenses se hacen eco del reclamo. "Israel se retir totalmente" de Gaza, escribi el ao pasado Kenneth Bandler, director de las relaciones con los medios del Comit Judo estadounidense. Por lo tanto, los palestinos que corren hacia la cerca de Gaza con Israel son el equivalente de los mexicanos que cruzan el Ro Grande. "Ninguna nacin", insiste la Conferencia de Presidentes de las principales organizaciones judas estadounidenses, "tolerara tal amenaza" a su "soberana".

Esta es ficcin con anestesia. S, Israel retir a sus colonos y soldados en 2005. Pero Israel todava controla Gaza. Lo controla de la misma manera que un guardia de prisin puede controlar un patio de la prisin en el que nunca pone un pie.

Los palestinos muestran panfletos que unirn a una cometa antes de intentar lanzarlos sobre la valla fronteriza con Israel, en Rafah en el sur de la Franja de Gaza el 20 de abril de 2018. El mensaje en el folleto dice en hebreo y en rabe: "Sionista, No hay lugar para ti en Palestina. Vuelve al lugar de donde vienes". Getty

Primero Israel declarapartes de Gaza fuera de los lmites de las personas que viven all. Israel ha establecido zonas de amortiguacin -que denomina reas Restringidas de Acceso- para mantener a los palestinos lejos de la cerca que separa a Gaza de Israel. Segn las Naciones Unidas esta rea restringida ha variado en la ltima dcada de 100 a 500 metros, que comprende tanto como un tercio de la tierra cultivable de Gaza. Las personas que ingresan a estas zonas pueden, y lo han sido a lo largo de los aos, ser blanco de disparos.

Adems de excluir a los palestinos de gran parte de las mejores tierras de Gaza, Israel los excluye de gran parte del agua de Gaza. En 1993 los Acuerdos de Oslo prometieron a los pescadores de Gaza el derecho a pescar a 20 millas nuticas de la costa. Pero desde entonces Israel, casi regularmente, ha restringido la pesca a entre tres y seis millas nuticas. (Ocasionalmente ha extendido el lmite a nueve millas nuticas). Dado que las sardinas -que las Naciones Unidas llaman la "captura ms importante" de Gaza- "se cran en el lmite de las 6 millas nuticas", las limitaciones ocasionan condiciones desastrosas para los pescadores de Gaza.

La segunda forma en que Israel todava dominaGaza es controlando sus fronteras. Israel controla el espacio areo sobre Gaza y no ha permitido la reapertura del aeropuerto de Gaza, que bombarde en 2001. Tampoco permite el viaje por mar desde Gaza y hacia Gaza.

Israel tambin controla la mayora del acceso por tierra a Gaza. Es cierto que, adems de los dos puntos fronterizos activos de Gaza con Israel tiene un tercero, Rafah, con Egipto. Pero incluso aqu Israel ejerce una influencia sustancial. Cuando se le pregunt esta semana sobre el deseo de Hams de repatriar el cuerpo de un operador muerto a travs de Rafah, el ministro de Educacin israel, Naftali Bennett, se jact: "Podramos evitarlo? La respuesta es s".

Esto no excusa al lder egipcio, el general Abdel Fattah el-Sisi, quien, para su descrdito, ha mantenido en gran parte cerrado el cruce de Rafah desde que asumi el poder en 2013. Pero incluso cuando Rafah est abierto no es un conducto significativo para las exportaciones de Gaza. Como me explic Sari Bashi, de Human Rights Watch, en Egipto hay poco mercado para los productos de Gaza, porque esos bienes son costosos para los consumidores egipcios y porque el transporte a travs del Sina es difcil. Entonces, cuando se trata de bienes que salen de Gaza, la Franja est mayormente bajo control israel.

Finalmente, y quizs lo ms extremo, Israel controla el registro de poblacin de Gaza. Cuando nace un nio en Gaza sus padres registran el nacimiento, a travs de la Autoridad Palestina, con el ejrcito israel. Si Israel no lo ingresa en su sistema informtico, tampoco reconocer su tarjeta de identificacin palestina. Desde la perspectiva de Israel el nio no existir legalmente.

Este control no es meramente terico. Si Israel no reconoce la tarjeta de identificacin palestina del nacido, es poco probable que le permita entrar o salir de Gaza. Y debido a que Israel ve a los palestinos como una amenaza demogrfica, usa este poder para mantener a la poblacin en Gaza, y especialmente en Cisjordania, en la menor cantidad posible. Israel rara vez agrega adultos al registro de la poblacin palestina. Eso significa que si eres, digamos, un jordano que se casa con una persona de Gaza y quieres mudarte all para vivir con ella probablemente no tengas suerte. Israel no te dejar entrar

Israel es an ms celoso en limitar el nmero de palestinos en Cisjordania, donde todava tiene colonos. Entonces, cuando los palestinos se mudan de Gaza a Cisjordania, Israel generalmente se niega a permitirles actualizar sus direcciones, lo que significa que no pueden quedarse legalmente. Israel puede incluso evitar que los nios en Gaza cambien su direccin a Cisjordania para vivir con un progenitor. Digamos que un nio vive con su madre en Gaza pero tiene a su padre en Cisjordania. Si la madre muere e Israel considera que hay un cuidador adecuado en Gaza puede usar eso como motivo para negarle al nio el derecho a reunirse legalmente con su padre en Cisjordania.

No se enterar de esto en la Conferencia de Polticas de AIPAC. Pero en estas y en muchas otras formas, Israel restringe las vidas de prcticamente todas las personas en Gaza. Como ha observado el indispensable grupo israel de derechos humanos Gisha, "Los residentes de Gaza no pueden traer una caja de leche a la Franja de Gaza sin permiso de Israel; una universidad de Gaza no puede recibir visitas de un conferenciante extranjero a menos que Israel expida un permiso de visitante; una madre de Gaza no puede inscribir a su hijo en el registro de poblacin palestina sin la aprobacin israel; un pescador de Gaza no puede pescar en la costa de Gaza sin el permiso de Israel; una organizacin sin fines de lucro de Gaza no puede recibir una donacin de bienes exenta de impuestos sin la aprobacin israel; un maestro de Gaza no puede recibir su salario a menos que Israel acepte transferir los ingresos fiscales al Ministerio de Educacin palestino; un granjero de Gaza no puede llevar sus claveles y tomates cherry al mercado a menos que Israel permita que los bienes salgan de Gaza". Afirmar que Israel se despoj de la responsabilidad de Gaza cuando se retir totalmente en 2005 puede aliviar la conciencia juda estadounidense. Pero esmentira.

Es una mentira que impide que los judos estadounidenses tengan en cuenta el efecto que el control israel ha tenido sobre la gente comn. En tres guerras, en 2008-2009, 2012 y 2014, el bombardeo israel da aproximadamente 240.000 hogares de Gaza. Segn The New York Times, la Operacin Plomo Fundido, en 2008-2009, cost a la economa de Gaza4.000 millones de dlares, casi tres veces el PBI anual de la Franja. La operacin Escudo Protector, en 2014, da o destruy ms de 500 escuelas y jardines de infantes, afectando a 350.000 estudiantes.

Esta destruccin, junto con el rpido crecimiento demogrfico de Gaza, ha creado una gran necesidad de infraestructura y servicios. Pero las zonas de amortiguamiento de Israel y el bloqueo parcial hacen imposible que la Franja se reconstruya efectivamente. En los ltimos tres aos, Israel, tiene el crdito de haber relajado las restricciones a los bienes que entran y salen de Gaza. An as, las Naciones Unidas informan de que, en gran medida debido a "las continuas restricciones a la exportacin" y "restricciones a la importacin de materiales y equipos necesarios para la produccin local [B3]", Gaza export menos de una quinta parte en 2016 de lo que haba hecho en la primera mitad de 2007.

Las consecuencias de este colapso econmico han sido profundas. Segn las Naciones Unidas aproximadamente la mitad de la poblacin de Gaza tiene "una inseguridad alimentaria de moderada a grave", un 30 % ms que hace una dcada. Los hospitales carecen de medicamentos esenciales. La escasez de maestros y edificios ha obligado a muchas escuelas a realizar turnos dobles e incluso triples, lo que significa que muchos nios asisten a la escuela solo durante cuatro horas al da. (Al retener donaciones para la Agencia de Obras Pblicas y Socorro de las Naciones Unidas, que administra muchas de las escuelas de Gaza, la administracin de Trump probablemente empeorar las cosas). La mayora de la gente en Gaza recibe solo unas pocas horas de electricidad por da. Abbas -quien en un esfuerzo por debilitar a Hams el ao pasado recort la cantidad que le paga a Israel por la electricidad de Gaza- tiene parte de la culpa de eso. Pero tambin la tiene Israel, cuyas restricciones a la exportacinniegan a los funcionarios de servicios pblicos de Gaza el dinero para comprar combustible suficiente o para reconstruir completamente la central elctrica de Gaza que Israel bombarde en 2006.

Lo ms alarmante de todo es el menguante suministro de agua de Gaza. En el ao 2000 el 98 % de los residentes de Gaza tena acceso al agua potable a travs de su red pblica de agua. En 2014 la cifra haba bajado al 10 %. Debido a que el bombeo excesivo da el acufero costero de la Franja, las Naciones Unidas advirtieron el ao pasado deque "la nica fuente de agua de Gaza se agotar, de manera irreversible, en 2020, a menos que se tomen medidas correctivas inmediatas". La mejor solucin a largo plazo es construir una nueva planta de desalinizacin. Pero Gaza no tienela electricidad ni el dinero para hacerlo. Israel no es un espectador en esta catstrofe. Es una causa primaria.

Seguridad

Bajo presin de estas realidades, los lderes judos estadounidenses reconocern que el sufrimiento en Gaza es profundamente lamentable. Pero implementarn un segundo trmino para justificar la situacin: "seguridad". Lea las declaraciones de AIPAC y The Anti-Defamation League sobre Gaza y encontrar el trmino "bloqueo por seguridad". La implicacin es clara: Israel solo perjudica a las personas en Gaza cuando es absolutamente necesario para mantener a los israeles a salvo.

Pero esto tambin es falso. Ciertos elementos del bloqueo tienen un fundamento de seguridad plausible. Israel, por ejemplo, restringe la importacin de Gaza de muchos productos de "doble uso", desde cemento y acero hasta gras, mquinas de rayos x y detectores de humo, tablones de madera de ms de 5 centmetros, bateras y repuestos necesarios para piezas de recambio de los audfonos infantiles. Las consecuencias econmicas y humanitarias de estas restricciones son a menudo graves. Y la definicin de Israel de "doble uso" es mucho ms amplia que los estndares internacionales. An as, la mayora de los productos que Israel restringe podran usarse para atacar a Israel, por lo que existe una razn de seguridad para restringirlos.

Tambin se puede argumentar que las zonas de amortiguamiento y las restricciones a la pescasirven a la seguridad israel. Si los palestinos se mantienen alejados de la valla los cohetes que lanzan a Israel no pueden viajar tan lejos. Si los barcos palestinos se mantienen ms cerca de la costa son ms fciles de seguir para la armada israel. Dado el dao que estos lmites causan a los agricultores y pescadores, Israel debera pagarles una compensacin. Tambin debera compensar a los palestinos que sufren las restricciones a la importacin de Israel. Pero si uno piensa que estas restricciones justifican el costo humano, al menos es posible adivinar el fundamento de seguridad que subyace en ellas.

Sin embargo cuando se examinan las restricciones de viaje de Israel y sus restricciones a las exportaciones de Gaza, las racionalizaciones acerca de la seguridad de AIPAC y ADL colapsan en gran medida. Con raras excepciones, los estudiantes de Gaza no pueden viajar a Cisjordania para estudiar. Los acadmicos e investigadores en Gaza normalmente no pueden viajar para asistir a conferencias internacionales ni los acadmicos extranjeros pueden visitar la Franja. Las familias en Gaza no pueden viajar a Cisjordania o Israel para ver a sus familias a menos que un "familiar de primer grado" (padre, hijo, hermano) se case, muera o est a punto de morir. Permitir que alguien salga de Gaza para visitar a su abuelo moribundo es un riesgo de seguridad inaceptable, evidentemente, mientras que dejarlos ir a visitar a un padre moribundo no lo es.

El bloqueo de Israel a las exportaciones es igualmente vasto y arbitrario. Israel permite a los agricultores de Gaza vender tomates y berenjenas a Israel, pero no patatas, espinacas y frijoles. Les permite exportar 450 toneladas de berenjenas y tomates por mes, pero no ms. La espinaca, evidentemente, es ms peligrosa que la berenjena. Y 500 toneladas de berenjenas y tomates son ms peligrosas que 450.

Desde una cierta perspectiva ultramiope, incluso esto tiene un fundamento de seguridad. Si ves a cada persona saliendo de Gaza solo como terrorista potencial y cada contenedor solo como el posible escondite de una bomba, entonces cuntas menos personas y bienes abandonan Gaza para Israel o Cisjordania (que a diferencia de Gaza, todava contiene israeles), es ms seguro para Israel. Lo que esto ignora es que el terrorismo no solo requiere oportunidad, tambin requiere intencin. Y cuando se arruina a un granjero de Gaza bloqueando sus exportaciones o aplastando los sueos de un estudiante de Gaza negndole la oportunidad de estudiar en el extranjero, puede engendrar la desesperacin y el odio que producen el terrorismo y as socavar la misma seguridad israel que intenta salvaguardar.

El pequeo y sucio secreto del bloqueo de Israel es que sus razones estn motivadas menos por cuestiones de seguridad convincentes que por el inters econmico propio. En 2009 Haaretz expuso la forma en que los intereses agrcolas israeles ejercen presin para aflojar las restricciones a las importaciones en Gaza cuando los agricultores israeles quieren vender bienes excedentes. En 2011 Israel se encontr con una escasez de lulavs -las hojas de palmera que los judos observantes agitan en las vacaciones de Sucot- Entonces Israel levant su prohibicin sobre la exportacin de hojas de palma de Gaza. El riesgo de seguridad haba cambiado de repente? Por supuesto que no. Lo que haba cambiado eran las necesidades de los consumidores israeles.

Cuando lo piensas esto no es sorprendente. El Gbierno israel es responsable ante los ciudadanos israeles. No es responsable ante la gente de Gaza, a pesar de ejercer un enorme poder sobre sus vidas. Cuando los gobiernos ejercen un poder irresponsable se vuelven abusivos y corruptos. Por qu Israel mantiene un bloqueo que no solo es cruel sino, de alguna manera, absurdo? Porque puede.

Hams

Estrechamente asociada con la justificacin de "seguridad" est una tercera palabra que destaca en la defensa de los judos estadounidenses de la poltica israel en Gaza: "Hams". AIPAC declar en un reciente correo electrnico para la recaudacin de fondos que "Hams tiene una estrategia deliberada: desafiar la soberana de Israel, atacar a ciudadanos israeles para luego esconderse detrs del pueblo de Gaza y encuentra nuevas formas de amenazar el derecho mismo de Israel a existir. "Las recientes protestas fronterizas -argument el responsable de la Liga Anti-Difamacin Jonathan Greenblatt- eran formas directas de los lderes de Hams de llamar a las multitudes para marchar a Jerusaln", un tema consecuente con la ideologa de Hams, que es destruir el Estado judo. "Por un lado los lderes judos estadounidenses insisten en que Israel ya no controla Gaza, pero cuando se confronta con el control que ejerce Israel, sus justificaciones generalmente se reducen a: "seguridad" y "Hams".

Hams es de hecho una fuerza brutal y destructiva, tanto para israeles como para palestinos. Tiene un largo y feo historial de ataques terroristas. No reconoce a Israel. Su ideologa islamista es profundamente opresiva, especialmente para las mujeres, los palestinos LGBTQ y los disidentes religiosos.

Pero Hams no oblig a Israel a adoptar las polticas que han devastado Gaza. Esas polticas representan una eleccin, una opcin que no solo no ha logrado desalojar a Hams, sino que tambin ha creado las mismas condiciones en las que prospera el extremismo.

En enero de 2006, cuatro meses despus de que Israel retirase a sus colonos de Gaza, los palestinos en Cisjordania, Gaza y Jerusaln Oriental acudieron a las urnas para elegir representantes para el Parlamento de la Autoridad Palestina. (El presidente palestino Mahmoud Abbas fue elegido por separado el ao anterior). Hams gan solo el 45 por ciento de los votos. Pero debido a que Fatah -el partido comparativamente laico fundado por Yasser Arafat- obtuvo mltiples candidatos en muchos distritos. Dividiendo as el voto, Hams obtuvo el 58 por ciento de los escaos.

Esto le present a Israel un problema. En los aos setenta y ochenta los lderes israeles haban visto a los islamistas palestinos como ms moderados que la OLP dominada por Fatah, y por lo tanto les permitan una mayor libertad para organizarse. En su libro Gaza: A History , el acadmico francs Jean-Pierre Filiu seala que en 1988, un ao despus de la creacin de Hams, uno de los cofundadores del partido, Mahmoud Zahar, se reuni con el entonces ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Shimon Peres, para proponer un reconocimiento tcito de Israel a cambio de su retirada de los territorios ocupados en 1967".

Pero cuando la OLP reconoci pblicamente a Israel en 1988 y reafirm ese reconocimiento al comienzo del Proceso de Paz de Oslo en 1993, el rechazo de Hams se hizo imposible de ignorar para Israel. Hams denunci a la OLP por reconocer a Israel. Y durante el Proceso de Oslo y la Segunda Intifada que sigui, Hams lanz numerosos ataques terroristas. Por lo tanto, no es sorprendente que Israel no haya recibido bien a un Gobierno liderado por Hams.

Hubo, sin embargo, seales de que Hams podra estar suavizando su oposicin a dos estados. Solo su decisin de competir en la campaa de 2006 -despus de boicotear las elecciones previas de la Autoridad Palestina con el argumento de que legitimaron el Proceso de Oslo- sugiri un cambio. En su manifiesto electoral de 2006 Hams no hizo referencia a la destruccin de Israel. En cambio habl sobre "el establecimiento de un Estado independiente cuya capital es Jerusaln". Despus de su sorpresiva victoria los lderes de Hams no ofrecieron reconocer a Israel. Pero Zahar declar que a cambio de "nuestro estado independiente en el rea ocupada [en] 1967", Hams apoyara una "tregua a largo plazo" y "despus de eso, dejar que el tiempo sane". (Como el exfuncionario de la CIA Paul Pilar ha dicho, una tregua a largo plazo es lo que existe hoy entre Corea del Norte y Corea del Sur, ya que ningn tratado de paz puso fin oficialmente a la Guerra de Corea). Otro lder de Hams, Khaled Meshal, argument que "si Israel se retira a las fronteras de 1967, podra haber paz y seguridad en la regin".

Imgenes Getty

Probablemente Hams estaba siguiendo la opinin popular. El resultado de los sondeos del encuestador palestino Khalil Shikaki encontraron que mientras Hams se beneficiaba con la corrupcin de Fatah y el incumplimiento de la ley y el orden, el 75 % de los votantes palestinos -y un notable 60 por ciento de los votantes de Hams- favorecan la solucin de dos estados. Tal vez eso explica por qu, despus de su victoria, Hams propuso un Gobierno de unidad con Fatah "con el fin de poner fin a la ocupacin y los asentamientos y lograr una completa retirada de las tierras ocupadas en 1967, incluida Jerusaln, para que la regin disfrute de calma y estabilidad durante este tiempo".

Israel podra haber aceptado esto. Incluso en un Gobierno de unidad Abbas, que haba sido elegido por separado, habra permanecido como presidente. Se asumi ampliamente que si se llegaba a un acuerdo de paz con Israel, los palestinos, como los israeles, votaran en un referndum. La pregunta crucial, por lo tanto, no era si Hams como partido respaldaba la solucin de dos estados. (Despus de todo, el Partido Likud de Benjamin Netanyahu nunca haba apoyado la solucin de dos estados). La cuestin crucial era si, en caso de que el pueblo palestino respaldara formalmente un acuerdo dedos estados, Hams respetara su voluntad (algo que Hams prometi ms tarde). Si Hams, o cualquier otra faccin palestina, hubiera cometido actos de violencia, Israel habra conservado el derecho a responder.

Ese fue el camino no tomado. En cambio Estados Unidos e Israel exigen que Hams renuncie formalmente a la violencia, abrace la solucin de dos estados y acepte acuerdos de paz pasados, un estndar que el propio Gobierno de Netanyahu no cumple. Hams, que pas los aos de negociaciones de Oslo llamando incautos a los negociadores de la OLP por reconocer a Israel sin obtener un Estado palestino a cambio, se neg. Entonces Washington y Jerusaln presionaron a Abbas para que rechazase un Gobierno de unidad nacional y gobernase sin un Parlamento elegido democrticamente. Luego, en 2007, la administracin Bush alent al asesor de seguridad nacional de Abbas, Mohammed Dahlan, a expulsar a Hams de Gaza por la fuerza, una tctica que result contraproducente cuando Hams gan la batalla en el terreno. Y con Hams ahora instalado en el poder, Israel reforz drsticamente su bloqueo de Gaza, que ha mantenido -con modificaciones- desde entonces.

El resultado: Gaza ha sido devastada y Hams permanece en el poder.

Lo que nos lleva a las protestas actuales. Los defensores estadounidenses del Gobierno israel insisten en que Israel no puede permitir que miles de manifestantes, algunos de ellos violentos, derriben la valla y comiencen a correr hacia los kibutz y las ciudades del otro lado. Eso es cierto, pero se pierde el punto principal. A ningn Gobierno le resulta fcil sofocar las protestas masivas. La pregunta ms profunda es siempre, qu ha hecho ese gobierno para abordar los agravios que provocaron las protestas en primer lugar? Durante ms de una dcada, la respuesta de Israel al problema de Gaza ha sido el castigo colectivo y la fuerza terrorfica. Por perodos de tiempo, esto ha mantenido a Gaza en calma. Y puede volver a ocurrir. En las prximas semanas los soldados israeles pueden matar y mutilar a suficientes manifestantes como para amedrentar al resto para que vuelva al enclave de su prisin. Pero tarde o temprano Gaza se levantar nuevamente. Y cuanto ms reprimaIsraela su gente, ms desesperados y vengativos sern sus levantamientos. Un nio de 10 aos en Gaza ya ha sufrido tres guerras. Segn las Naciones Unidas 300.000 nios en Gaza sufren estrs postraumtico solo por el conflicto de 2014. Los lderes judos israeles y estadounidenses realmente creen que embrutecerlos an ms negndoles lacomida, educacin, electricidad y agua necesariaslos har ms propensos a vivir en paz con Israel? Al mantener su bloqueo Israel no est empujando a la prxima generacin de Gaza hacia la coexistencia. La est empujando hacia ISIS.

La alternativa es una estrategia construida no sobre el castigo colectivo sino sobre la esperanza. Comenzara con el desmantelamiento de gran parte del bloqueo. Israel tiene el derecho de controlar la carga que entra y sale de Gaza. Tiene derecho a investigar a las personas que viajan desdey hacia all y a restringir su movimiento si encuentra evidencia de que son una amenaza. Pero existe una gran diferencia entre restringir el movimiento de individuos particulares de quienes tiene motivos para sospechar de terrorismo y restringir franjas enteras de personas sin sospecha individual alguna. Hay una gran diferencia entre restringir ciertas importaciones que podran usarse para construir tneles o bombas y prohibir la exportacin de papas y frijoles. Excepto cuando existe un peligro claro y especfico, Israel debe permitir que la gente de Gaza estudie, viaje, comercie y obtenga los recursos para vivir una vida decente. Hacerlo no solo sera humano. Tambin sera sabio. Israel estar ms seguro cuando la gente en Gaza tenga algo que perder.

Una e