Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2018

Cuba una espina en la garganta del imperio

Arthur Gonzlez
Martianos


Miles de millones de dlares gasta Estados Unidos desde 1959, para deformar la realidad de la Revolucin cubana, describiendo falsas historias de terror con el propsito de que su ejemplo no sea imitado por otros pases, especialmente los latinoamericanos.

Campaas mediticas sobre sucesos inexistentes creados por la CIA, como la muerte de Camilo Cienfuegos, discrepancias con Ernesto Che Guevara, fusilamientos masivos, represin a disidentes y muchas ms, llenan pginas de diarios y revistas internacionales para confundir, pero la realidad se impone y las mentiras toman su camino.

Las grandes marchas del pueblo cubano para celebrar el 1ro de mayo, da de los trabajadores, son una muestra palpable del apoyo mayoritario de los cubanos a su gobierno y sistema poltico, algo muy diferente a lo que ocurre en muchos pases del mundo, donde sus trabajadores no salen a las calles a celebrar, sino a protestar y son salvajemente reprimidos por la polica.

Respecto a esas golpizas brutales no hay cruzadas permanentes en la prensa, si acaso una mnima noticia que se diluye entre banalidades de la farndula o crmenes pasionales.

El 1 de mayo en Cuba fue una fiesta a lo largo de la Isla, prueba de que, a pesar de la guerra econmica, comercial y financiera impuesta por el gobierno yanqui desde hace 57 aos, el pueblo est unido y resiste estoicamente para no regresar al pasado de explotacin, falta de trabajos, altos costos de educacin y salud, discriminacin de raza y sexo, diferencias sociales y otros males que fueron erradicados gracias a la Revolucin que tanto odia Estados Unidos.

En Puerto Rico los trabajadores salieron a reclamar trabajo y apoyo a la reconstruccin de sus casas, la decisin del cierre de 300 escuelas, el restablecimiento del sistema elctrico

y otros servicios bsicos interrumpidos por dos huracanes desbastadores. Ese pueblo, que pacficamente quiso marchar por las calles, fue reprimido con bastonazos y gases lacrimgenos que afectaron a decenas de personas, sin la menor piedad ni respeto a los derechos humanos.

Cuba jams ha reprimido a las provocadoras Damas de Blanco, pero por solo levantarlas del piso cuando obstaculizan premeditadamente el trnsito, recibe una andanada de condenas de Estados Unidos y la Unin Europea.

Sin embargo, ahora que se constatan las imgenes de la represin policial en Puerto Rico y la detencin de decenas de manifestantes, del que no se conoce su paradero y no hay una sola resolucin del Parlamento Europeo condenando esas violaciones de los derechos humanos y la libertad de expresin.

En Tegucigalpa, Honduras, tambin hubo una fuerte represin con gases lacrimgenos y balas de goma contra los trabajadores que

marcharon exigiendo trabajo, tierras para labrar y denunciar el robo de las elecciones presidenciales, hecho apoyado por Estados Unidos en complicidad con la OEA y pases de la regin, que ahora dicen que no reconocern las que el 20 de mayo celebrar Venezuela.

Otro tanto se observ en la democrtica Francia, donde los trabajadores salieron a las calles para reclamar aumentos salariales, y otros beneficios sociales que el actual presidente Emmanuel Macron les ha recortado, como parte de los paquetes de medidas neoliberales del agrado de Washington.

Brutales fueron las golpizas de la polica contra el pueblo francs y la detencin de ciento nueve manifestantes, pero el silencio del Consejo de Ministros de la Unin Europea y de su Parlamento, marcan la diferencia con los premios que le otorgan a unos cuantos asalariados de los yanquis, que dentro de Cuba viven del dinero que envan desde Miami.

A los cubanos no les importan esas condenas orientadas desde la Casa Blanca y el Departamento de Estado, su pueblo trabaja y se esfuerza por buscar soluciones a los problemas y rectificar errores cometidos, en pos de alcanzar niveles de vida superiores a pesar de la guerra econmica que trata de ahogarlos.

La alegra contagiosa de sus marchas al comps de la msica, demostr que no hay obligatoriedad alguna, como suele decir la propaganda anticubana desde hace 60 aos. No se puede intimidar a millones de trabajadores, funcionarios, amas de casa, jubilados y a jvenes estudiantes que tienen poder para decidir sobre sus vidas, gustos y prioridades.

Gstele o no a los mafiosos terroristas de Miami, los cubanos se sienten orgullosos de ser soberanos e independientes y por esa razn Ileana Ros-Lehtinen, pretende impedir que el Departamento de Estado les otorgue visas a los 400 artistas en actuarn prximamente en el Kennedy Center de Washington, para lo cual envi una carta a Mike Pompeo, recientemente nombrado como secretario de Estado, presionndolo con frases engaosas, a lo que sum al gobernador de Florida.

Cada cual podr sacar sus propias conclusiones, pero las imgenes no engaan y Cuba sigue su ruta indetenible hacia el futuro, a pesar de los planes yanquis para impedirlo, pues como afirm Jos Mart: Nada ensea tanto, ni prueba mejor, que un hecho concreto.

Arthur Gonzlez, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Fuente: http://martianos.ning.com/profiles/blogs/cuba-una-espina-en-la-garganta-del-imperio-por-arthur-gonz-lez

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter