Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2018

Falsas noticias como armas de Washington

Manuel E. Yepe
Diario Por esto! (Mrida)


Nadie piense que valerse de falsedades como pivote para la proyeccin y ejecucin de la poltica exterior estadounidense es una innovacin o un aporte novedoso de Donald Trump. sta ha sido una tradicin en la poltica exterior de Washington desde la voladura del acorazado espaol Maine en 1898, en La Habana, que sirvi para que Estados Unidos declarara la guerra a la monarqua hispana y cuya secuela fue el surgimiento del imperialismo norteamericano.

En 1997, fue muy exitosa en Estados Unidos la exhibicin de Menear el perro (Wag the dog), versin libre cinematogrfica de la novela Heroe Americano de Larry Beinhart, protagonizada en cine por Dustin Hoffman y Robert De Niro con la direccin de Barry Levinson.

La pelcula trata sobre un experto en manipulaciones (spin doctor, en la jerga de relaciones pblicas estadounidense) y un productor de cine que fabrican una guerra para distraer la atencin de los votantes de un escndalo sexual que obstaculizara la reeleccin del Presidente de Estados Unidos. La cinta se estren un mes antes de declararse el escndalo con Mnica Lewinsky y el bombardeo subsecuente de la fbrica de productos farmacuticos Al-Shifa, en Sudan, decretado por la administracin Clinton que gener numerosas comparaciones de la realidad con el film.

En la cinta, el Presidente es sorprendido enamorando a una joven menor de edad en la Oficina Oval, dos meses antes de las elecciones. El spin doctor decide llamar la atencin del pblico con una guerra ficticia contra Albania a fin de atraer su atencin de los medios a este conflicto desvindolo de la Casa Blanca.

El engao surte efecto inicialmente moviendo las estadsticas electorales a favor del Presidente. Pero luego esto choca con los intereses de la CIA que favorece al candidato opositor y todo ello se complica en una sucesin de suciedades y perversiones tpicas de la poltica estadounidense.

Las noticias falsas (fake news, en ingls) se han convertido en armas de cuarta generacin que, insertadas en los escenarios de las nuevas tecnologas de informacin, las superan ampliamente en alcance y vigencia, dado que el escenario en que se vierten supera exponencialmente el nivel de difusin del contenido a travs de los soportes informticos de las redes sociales, donde lo falso se torna verdadero.

Ejemplo de recientes noticias falsas usadas como armas de guerra ha sido el caso de los ataques acsticos contra funcionarios de la embajada en Cuba de Estados Unidos.

Esta falsa noticia fue desmentida de mltiples formas, incluso por una investigacin realizada en la Universidad de Michigan por el investigador Kevin Fu, quien determin que los supuestos ataques se habran producido por una interferencia entre dos fuentes de ultrasonido muy cercanas a los afectados: una, un dispositivo de escucha y espionaje; la otra, un bloqueador ultrasnico de dicho aparato. Vale decir que fueron las propias actividades de espionaje que los estadounidenses desarrollaban dentro su Embajada las que provocaron los ataques acsticos que afectaron a sus propios funcionarios diplomticos.

Un gran nmero de verificaciones anteriores haban confirmado la falacia, pero el objetivo de esa falsa noticia no era rectificar algo, sino provocar tensin y ruptura en los vnculos entre Washington y La Habana en funcin de objetivos polticos del rgimen de Trump. Otro caso reciente fue el del envenenamiento en Inglaterra del doble agente ruso Serguei Skripal y su hija Yulia, por lo que se acus automticamente al gobierno ruso, supuesto nico productor de una sustancia qumica conocida como Novichok que segn se pudo conocer- no se produce solamente por laboratorios rusos, sino que puede producirse en varios laboratorios britnicos, lo que dej claro que la alevosa acusacin buscaba desprestigiar al Kremlin.

Peor an ha sido el caso del supuesto ataque qumico que Siria habra llevado a cabo en la ciudad de Duma, recientemente liberada por el Ejrcito rabe Sirio de la ocupacin por fuerzas terroristas que tienen apoyo de Estados Unidos. Un equipo de periodistas del canal estadounidense One America News Network (OAN) -que es de orientacin y audiencia netamente conservadora y apoya a Donald Trump- visit Duma y declar pblicamente que no haba encontrado evidencia alguna del ataque qumico supuestamente acaecido el 7 de abril haciendo quedar en ridculo a su Presidente.

Muy mal debe andar la autoestima de la poltica exterior de la superpotencia estadounidense cuando tiene que recurrir una y otra vez a falsedades y manipulaciones para tratar de mantener la idea de la invencibilidad del imperio estadounidense posicionada en el imaginario colectivo.

Blog del autor: http://manuelyepe.wordpress.com/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter