Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-05-2018

Corea del Norte y la frmula de la paz

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Como un acontecimiento, verdaderamente histrico, gratificante y esperanzador debe ser considerado el nuevo rumbo que ha tomado la situacin en la pennsula coreana. En lugar de tambores de guerra se anuncia la pipa de la paz. Y enorme es el mrito en ello de los dos personajes centrales: el mandatario de Corea del Sur y el lder norcoreano.

Pero hace apenas unas cuantas semanas esta nueva situacin pareca de imposible realizacin. Y por eso cabe preguntarse cul ha sido el factor determinante en el giro de 180 grados que se ha dado en el estado de cosas prevaleciente en las ltimas siete dcadas.

Ese factor determinante ha sido, sin duda, la capacidad adquirida recientemente por Corea del Norte para elevar, hasta hacerlo impagable, el costo de una agresin militar proveniente de Estados Unidos y de sus aliados-vasallos, incluida hasta hace breve tiempo, la propia Corea del Sur.

Dicho ms precisamente, la nueva situacin se debe a que Corea del Norte tiene ahora armas atmicas de las que hasta hace muy poco tiempo careca. Y que una vez en posesin de esa capacidad nuclear, se encuentra en condiciones de defenderse por s misma de una agresin atmica. Digamos que Norcorea posee ahora una formidable capacidad disuasoria frente a eventuales planes y actos agresivos de los pases imperialistas.

Podra decirse que la nueva situacin en la pennsula coreana se debe esencialmente a la adopcin por cuenta de Pyonyang de la formula clsica si vis pacem, para bellum: si quieres la paz, preprate para la guerra.

Es cierto que Corea del Norte ha ofrecido como parte de los acuerdos de paz en ciernes desmantelar sus laboratorios e instalaciones de investigacin nuclear. Pero no ha ofrecido ni podra ni debera hacerlo deshacerse de sus armas atmicas. Dicho de otro modo, busca la paz pero no renuncia a su capacidad de defensa nuclear.

Fortalecer la defensa para estar en condiciones de repeler una agresin es la frmula probada histricamente para preservar independencia y soberana. Este fue el caso emblemtico de la Unin Sovitica frente a la agresin de la Alemania nazi. Y fue asimismo el caso de Vietnam ante los poderosos invasores francs y yanqui.

Sin el componente atmico, es lo mismo que ha hecho Cuba desde 1959: preparar la defensa, fortalecerla permanentemente, no descuidarla ni por un momento. Y es lo que en condiciones parecidas hacen ahora mismo Irn y Venezuela: empearse en crear y acrecentar su capacidad disuasiva frente a la conducta siempre hostil y amenazante de Estados Unidos.

Y si esa clsica frmula disuasiva, universal y milenaria, es pertinente en pocas de menor violencia relativa, es claro que acrecienta su pertinencia y necesidad en momentos en que se ha visto reforzado el feroz e irresponsable halconismo de Estados Unidos con la llegada a la cspide del poder en Washington de los John Bolton y los Mike Pompeo.

Frente a la nueva situacin en la pennsula coreana, los feroces, interesados e irracionales crticos del programa nuclear de Corea del Norte, al que calificaban como un peligro para la paz, tal vez ahora entiendan que el asunto era exactamente al contrario. Que ese programa nuclear ha sido la llave para construir la paz.

Blog del autor: www.economiaypoliticahoy.wordpress.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter