Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-05-2018

Miguel Crispi de Revolucin Democrtica o cmo ser ingenuo en poltica por segunda vez

Leopoldo Lavn Mujica
Rebelin


En entrevista a diario capitalino Miguel Crispi, el ex funcionario del ministerio de Educacin de Nicolas Eyzaguirre y actual jefe de bancada de Revolucin Democrtica del Frente Amplio en la cmara, reconoce haberse equivocado por segunda vez al no haber ledo bien el plan perfecto con el que lleg Piera.

Recordemos que Crispi y otros funcionarios de RD renunciaron a sus pegas en el Mineduc dnde el patrn era Nicols Eyzaguirre despus de reconocer que era imposible aspirar a cambios fundamentales en educacin superior desde el Gobierno de Bachelet. La justificacin de RD para entrar al gobierno pasado fue un supuesto mpetu reformista que abra puertas (Dixit el diputado Jackson).

Si bien Crispi reconoce ahora que el plan pierista es solo en apariencia perfecto, el dirigente RD declara con una ingenuidad que sorprende, que durante las primeras semanas su bancada y a nivel general dice, sin dejar en claro si se refiere a toda la representacin parlamentaria del FA, se instal la opinin que el Gobierno de Piera era un bloque sin grietas.

En ningn momento en su entrevista en El Mercurio, se le ocurre siquiera a Crispi caracterizar la composicin social y poltica del Gobierno de Piera. Lo hubiera podido ayudar un poco a ubicarse y a evitar que la instalacin del FA en el Congreso fuera accidentada, como dice. El jefe de la bancada de RD ignora inexplicablemente que ste sea hasta los tutanos un gobierno de empresarios y que gobernar para la oligarqua con un plan de corte neoliberal y conservador en lo poltico, econmico y cultural.

Crispi soslaya que la clase empresarial, que ha sido sistemticamente favorecida por los gobiernos de la Concertacin-Nueva Mayora, bajo la presin de sus partidos (Chile Vamos) y financiada por las grandes empresas Penta, SQM, Luksic, Paulmann, Angelini; grandes bancos, Isapres, AFPs, oligopolios farmacuticos, forestales, pesqueras, mineras, decidi ella misma administrar el pas al igual que las oligarquas occidentales y latinoamericanas lo estn haciendo al aprovechar los errores y la corrupcin desatada por los progresismos y las centroizquierdas neoliberalizadas y en descomposicin. Y es que las oligarquas nacionales perciben que hay una crisis civilizatoria profunda y que globalmente planea el espectro de otra crisis financiera parecida a la del 2008.

Nada extrao que el presidente chileno en cuestin es un millonario de Forbes.

Sin embargo, nada de esto ayud a Crispi

El jefe de bancada dara cuenta as que algunos diputados frenteamplistas fueron demasiado lejos. Que stos incluso creyeron en la tctica de los acuerdos nacionales de Piera y, que pese a disponer de liderazgo y experiencia (Crispi no explica qu entiende por esto de ser lder, sern los tipos ms inteligentes, aquellos plebiscitados por los medios y las encuestadoras como cancheros?) eran analfabetos polticos (no supimos leer dice Crispi) y por eso cayeron redonditos en la trampa de las Comisiones sobre la infancia y otras, debiendo comprobar ms tarde lo que el sentido comn deca: que se trataba en la prctica de una maniobra discursiva del pierismo para apaciguar les tensiones, seducir a la ciudadana, neutralizar y dividir a la oposicin en crisis.

Y el fin (que justifica los medios) no es otro que reactualizar en diversos frentes el plan neoliberal, el mismo de la dictadura, pero en las condiciones de una democracia representativa liberal con irrupcin de movimientos sociales.

Despus de escuchar el plan de represin de Piera en la Araucana, el plan de Hacienda y Economa de Larran-Valente destinado a bajarle los impuestos a los sper ricos y atraer inversiones del capital extranjero; el de Varela para salvar el mercado de la educacin superior, de Santelices para continuar con el negocio de las clnicas privadas de salud objetoras del aborto por tres causales, de ver para dnde va el plan devastador de Dominga (de Dlano-Lavn Penta), la ingenuidad de Crispi se debe ms bien a una incapacidad para entender el diseo y las dinmicas de las fuerzas polticas y sociales, y los desafos del Chile actual.

Habr que reconocer la honestidad poltica de Crispi cuando confiesa ignorar que el nico plan de un gobierno neoliberal es fragmentar las demandas y los frentes de conflictos (las causas) para administrarlas en su provecho y que, por lo tanto, la tarea de un movimiento poltico antineoliberal y democrtico es trabajar por hacer converger las luchas de los movimientos sociales, para potenciarlos?

Tal situacin obliga a preguntarse, ms que por los liderazgos en el Frente Amplio, por el control que las bases del conglomerado ejercen sobre los parlamentarios y parlamentarias, y con especial atencin por aquellos que no tienen empacho en irle a confesar a El Mercurio que son extraterrestres con alma de buenos muchachos.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter