Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-05-2018

El amianto, que ha causado (y sigue causando) graves daos a la humanidad, tiene una solucin razonable

Paco Puche
Rebelin


Nuestra propuesta es la vida, una nueva y amenazadora utopa de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde sea cierto el amor y donde las estirpes condenadas a cien aos de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra (Gabriel Garca Mrquez).

 

Hay una segunda oportunidad para aquellos que hasta la forma de morir les ha sido secuestrada. Para los que han muerto (o van a morir) a causa del amianto en sus trabajos y en sus entornos familiares o ambientales, porque podemos sacarlos de la cunetas del olvido y hacerles justicia. Es un caso ms de memoria histrica. Para el resto, porque puede librarse, a ellos y ellas y a sus hijos y nietas, del fatdico mineralya que es posible erradicar el amianto de nuestras vidas, de forma razonable, en no mucho tiempo (y de forma definitiva tambin, a ms largo plazo).

Es posible terminar con esta epidemia y desazn en la que vivimos en toda la sociedad, pues el amianto es invisible, universal, sibilino y fatdico. Todos tenemos motivos para estar alarmados.

Y cul es esa solucin?

No es mgica, pasa por tres ejes:

1 Por la prohibicin universal del uso y comercializacin del amianto (asbesto) en todo el orbe, como ya es una realidad en ms de 55 pases.

2 Por hacer justicia a las vctimas y a los victimarios, siguiendo el cdigo de aquellas: verdad, justicia legal y reparacin.

3 Por la erradicacin exigente, segura y controlada de todo el amianto instalado.

Nada de esto es imposible, sino todo lo contrario: lo estamos viendo da a da. Hay un pas ms que lo prohbe (es el caso reciente de Brasil, uno de los mayores productores y consumidores de este mineral, y fue el caso del cierre de la ltima mina de Canad, una de las mayores del mundo, hace 6 aos); hay una justicia legal que cada da suministra sentencias ms cercanas a las vctimas (es el caso de una Sentencias del Supremo de 2012, en la que propio Tribunal admite que ha cambiado de criterio; o la reciente sentencia contra Uralita del Tribunal Superior de Madrid, en la que por primera vez se admite como damnificados a los vecinos cercanos a la fbrica); y hay un clamor institucional y popular por la erradicacin segura del amianto en nuestras vidas (Metro, viviendas, conducciones de agua, colegios, hospitales, etc.).

Pero como nada de esto llega por el arte de birlibirloque, necesitamos de unos agentes intencionales que laboren por esta causa. Nos referimos a los y las que toman conciencia del grave problema y dejan su equidistancia anterior. Aludimos a la presin social que han de seguir haciendo las vctimas, las organizaciones sociales, profesionales y los/asinvestigadores. Hablamos de los medios de comunicacin y de las redes sociales que no deben parar de difundir las denuncias y las recomendaciones, con ocasin o sin ella. Y hablamos de legalidad. Estamos apuntando a romper la conspiracin del silencio interiorizada en la sociedad este ltimo siglo (instada y a beneficio de los magnates asesinos). Para ello se necesita alertar y alarmar a la poblacin. Ambas cosas para romper el robusto caparazn con que se nos han blindado las conciencias.

Deca Marcel Goldberg, director del Instituto de Salud Pblica lINSERM, en el Senado francs, el pasado 20 de octubre de 2005, que Les experts ont alert sur les risques de lamiante mais ils nont pas t couts . [i]

 Indagando en las soluciones

Contamos desde hace ms de cuarenta aos, con que la Organizacin Mundial de la Salud (OMS), directamente o a travs de su Agencia internacional contra el Cncer (IARC), mantienen sin lugar a dudas dos dogmas que destruyen los argumentos de los negacionistas: uno que el amianto inhalado (sobre el ingerido hay divisin de opiniones)es un potente cancergeno, que afecta principalmente a trabajadores-as de la industria y mantenimiento, pero no solo a ellos; y segundo que no hay dosis mnima de exposicin segura.

Esto se traduce en la constancia de millones de muertes y decenas de millones de enfermos con dolencias de distinta gravedad. Y se cifra en esos indicadores sintticos de saludque se han dado en llamar DALY s ( Disability- AdjustedLife-Years) [ii] . En el caso del amianto, en 2013, murieron por cncer de exposicin ocupacional 194. 000 trabajadores, y esto supuso un DALY del orden de 3.4 millones [iii] . Dividiendo ambos nmeros nos dice que cada trabajador perdi una media de 17.5 aos.

Disponemos de la Resolucin del Parlamento Europeoque, en sesin plenaria del 14 de marzo de 2013, con el 91% de los votos presentes, es decir de casi todos los partidos del arco parlamentario espaol, aprobel citado documento titulado

Riesgos para la salud en el lugar de trabajo relacionados con el amianto y perspectivas de eliminacin de todo el amianto existente. En su instancia 22, el Parlamento p ide a los Estados miembros que avancen en el proceso de eliminacin gradual del amianto

en el menor plazo posible. Se refiere al amianto instalado pues en la UE, en esa fecha, el uso y la comercializacin estaban prohibidos de forma universal.

Contamos con la apuesta del CESE (Comit Econmico y Social Europeo, que es un rgano consultivo de la UE en el que estn presentes los sindicatos y la patronal), que en su Dictamen Erradicar el Amianto en la UE, de 20 de febrero de 2015, aprobado por el 91.5 % de los presentes en el pleno, todos de nuevo, recomend que l a completa eliminacin de todo el amianto usado y de todos los productos que contengan amianto debe ser un objetivo prioritario de la Unin Europea y que El objetivo es erradicarlo a finales de 2032.

Sorprendentemente, tenemos a favor la resolucin en el Parlamento Britnico del Grupo Parlamentario de Seguridad y Salud Ocupacional de 2015, que integra a todos los partidos,que consideraque GB necesita la erradicacin del amianto por ley, y que ha llegado el momento de poner en prctica las regulaciones que requiere la eliminacin segura, gradual y planificada de todo el amianto que an sigue vigente en toda Gran Bretaa. Porque (siguen diciendo) slo de ese modo podremos garantizar que las generaciones futuras no tendrn que experimentar la misma epidemia mortal de las enfermedades relacionadas con el amianto que se estn sufriendo en la actualidad. Las fechas que proponen para todo el amianto es para antes de 2035 y para el caso de los colegios para antes de 2028. Hasta ahora, en GB, la poltica era simplemente de encapsulacin, mantenimiento y vigilancia, que ha fracasado rotundamente.

Y podemos contar con financiacin. En efecto, en una repuesta a preguntas parlamentarias en la UE, la Sra. Thyssen en nombre de la Comisin respondi el pasado 10 de abril de 2018, entre otras cosas las siguientes:

La Comisin coincide en que la exposicin al amianto es un problema grave que debe abordarse de forma adecuada tanto a nivel de la UE como a nivel nacional. Y Los Estados miembros pueden asignar ayudas de los Fondos Estructurales y de Inversin Europeos para la manipulacin y la retirada del amianto en funcin de los objetivos de los respectivos programas nacionales o regionales. Pero ni tenemos tales programas, ni hemos solicitado dinero europeo para este menester. Pura negligencia, y pura conspiracin del silencio.

Disponemos de normativas, que suelen ser transcripciones rebajadas de Directivas, por la que se ha puesto un lmite al amianto instalado: hasta su eliminacin (retirada) o el fin de su vida til. Como para dentro de pocos aos el cien por ciento del amianto que perdura est obsolescente, hay que erradicarlo.Adems, el fibrocemento ya se sabe que es friable, es decir que expulsa fibras con el tiempo y es quebradizo. No vale ya minimizar su dao.

Para el desamiantado seguro, existe legislacin suficiente, aunque muy mejorable, que nos permite dejar fuera de peligro a los trabajadores que manejan amianto y a los vecinos que estn cercanos a los manejos. Otro asunto es que las exigencias a las empresas son pocas y el control tendente a nulo.

Si se mejorasen estas normas y se pusiese el acento del desamiantado en el trmino seguro, es decir en el control e inspeccin de este tipo de trabajos, y en la escrupulosa limpieza de los lugares intervenidos, los daos infligidos seran pequeos o nulos.

 Conclusin

Hay dinero, hay serios impulsos institucionales para la erradicacin segura, y a corto plazo y hay una progresiva protesta social, todo ello nos hace ser optimistas.

Para las vctimas, la creacin del Fondo de Indemnizacin reclamado como ley en el Congreso, y el castigo penal a los empresarios mximamente responsables como los March en Espaa, el suizoShmidheiny (ya en los tribunales penales italianos) y el belga Emsens , podran cerrar un ciclo de soluciones satisfactorias en nuestro entorno.

En cuanto al panorama internacional, adems de apoyar la prohibicin, lo que no hay es que a los pases que no lo han prohibido, enviarle los barcos al desguace ni invertir en empresas de amianto en esos pases que lo permiten, como as han aprobado los parlamentarios europeos en la Resolucin mencionada.

Es cuestin de alarma social (adems de la alerta informativa) y de las respuestas adecuadas de todas las instituciones.

Notas:

[i] Los expertos han alertado sobre los riesgos del amianto, pero no han sido escuchados.

[ii] Los DALYs (Aos de vida perdidos por discapacidad) combinan los aos potenciales de vida perdidos (APVP) ms los aos vividos con discapacidad (AVD) dentro del proceso salud enfermedad. Combinan pues los aos potenciales de vida perdidos, segn la esperanza de vida, ms los aos vividos por discapacidad.

[iii] The Lancet (2015): Global, regional, and national comparative risk assessment of 79 behavioural, environmental and occupational, and metabolic risks or clusters of risks in 188 countries,19902013: a systematic analysis for the Global Burden of Disease Study 2013. 11 de septiembre. 

 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter