Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-05-2018

Tanto Marx como Engels conocan bien la obra de Darwin, pero no hay constancia de lo contrario
Entre Marx y Darwin, qu relacin tenan?

Miguel ngel Llana Surez
www.asturbulla.org


En una mesa redonda se planteaba por qu Darwin haba rechazado prologar el Capital y en qu parte del Capital se citaba a Darwin y, tambin, por qu Marx descalificaba, ms o menos, a Darwin.

En el Volumen I de El Capital, Captulo XII, pg 276 (Edicin del FCE), viene el siguiente prrafo:

El perodo manufacturero simplifica, perfecciona y multiplica los instrumentos de trabajo, adaptndolos a las funciones especiales y exclusivas de los operarios parciales6.

En el pie de la pg. la nota 6 dice:

En su transcendental obra, Sobre el origen de las especies, dice Darwin, refirindose a los rganos naturales de los animales y las plantas: Cuando el mismo rgano tiene a su cargo diferentes funciones, puede encontrarse una explicacin a su mutabilidad en el hecho de que la educacin natural no conserva o evita las pequeas desviaciones de forma tan minuciosa como tratndose de rganos destinados a una sola funcin concreta. As por ejemplo, los cuchillos destinados a cortar diversos objetos son, siempre, sobre poco ms o menos, de la misma forma; en cambio, las herramientas destinadas a un uso determinado presentan una forma distinta para cada uso.

Esta es la nica mencin directa a Darwin existente en El Capital, y solo como nota en el pie de pgina.

Marx viva en Londres y Darwin a unos cuantos kilmetros. No s si se llegaron a conocerse en persona, a hablar. Lo que es seguro es que tanto Marx como Engels s conocan bien la obra de Darwin. Pero no hay constancia de lo contrario, al menos no he encontrado referencia alguna.

As es que, en diciembre de 1859, ocho aos antes de que Marx publicara el primer volumen de El Capital, Engels escribe a Marx:

"Darwin, a quien acabo de leer, es magnfico. (...) nunca ha habido hasta ahora un intento de demostrar la evolucin histrica en la naturaleza de manera tan esplndida, al menos con tanto xito"

A esta carta de Engels, Marx le responde un ao despus, en diciembre de 1960:

"En este libro se encuentra el fundamento histrico-natural de nuestra concepcin".

Pero por si todo lo anterior no fuera suficiente sobre la consideracin a cerca de la obra de Darwin, Engels, en el entierro de Marx en 1883 y ante su tumba, dice:

De la misma forma que Darwin ha descubierto las leyes del desarrollo de la naturaleza orgnica, Marx ha descubierto las leyes del desarrollo de la historia humana.

En algn sitio s he ledo que Marx hizo un comentario no muy halageo sobre una cita o reflexin que Darwin hizo de Malthus. Sabido es que este personaje se caracterizaba por su aficin al plagio y que era un gran maestro de la mentira.

Continuando con las ancdotas, parece ser que la carta en la que Darwin declina escribir el prlogo est relacionada con Aveling, yerno de Marx, no con ste. Y las razones de la negativa son debidas al atesmo de Aveling y al perjuicio que ello podra causar en el entorno de Darwin, parece ser.

Por otro lado, Marx enva el volumen I a Darwin, con dedicatoria incluida, y ste le contesta agradecindoselo. Tiempo despus, fallecido ya Darwin, se encuentra en su biblioteca el citado libro sin anotacin alguna, cosa muy extraa en los libros de su biblioteca, por lo que se sospecha que no lo haba ledo, mxime cuando el citado volumen estaba en alemn, lengua que Darwin parece ser que no controlaba bien.

Lo esencial es lo que ambos han aportado a la ciencia, cada uno en su campo.

Ancdotas hay un montn, pero creo que es ms importante estudiar las aportaciones que ambos han hecho a la sociedad que quedarnos en eso, en las ancdotas y ms cuando muchas o no estn documentadas o pertenecen ms al terreno del cotilleo que al fondo del pensamiento de ambos. Supongo que ambos tuvieron que soportar, como argumento contra sus respectivas obras, las descalificaciones personales, que siendo ciertas o no, servan y sirven para desacreditar el contenido de las respectivas obras que de otro modo no pueden rebatir. Por un lado la religin contra Darwin y, por otro, los beneficiarios del modelo econmico capitalista contra Marx.

Darwin se carga de un plumazo la teora de la creacin y Marx entra a saco con el materialismo dialctico e histrico y en la redefinicin de las leyes socioeconmicas y su inter relacin, por no hablar del campo de la filosofa de Hegel y dems.

El primero, trabaja en un ambiente dominado absolutamente por la Biblia y la teologa tan inamovible, dogmtica y tan creacionista y Marx en un momento de la evolucin capitalista, precisamente en el auge de la revolucin industrial en Inglaterra, cuando se exiga a los nios de 10 a 12 aos la cartilla de escolaridad para poder entrar a trabajar (de sol a sol) en la mina o en alguna industria no menos salubre. poca en la que estaba rigurosamente limitado el salario mximo, no el mnimo, y penalizaban tanto al patrn como al trabajador por pagar o cobrar ms que salario mximo.

La obra de Darwin est reconocida hasta en la enseanza primaria y, por supuesto que tiene detractores, pero lgicamente solo los interesados en mantener la Biblia y pocos ms. Y esto fue as desde el primer momento.

Para Marx, el ambiente era bastante hostil, sobre todo en lo socioeconmico. Y as es que Marx acab medio en la ruina mientras Darwin acumul una pequea fortuna.

En cambio, la obra de Marx-Engels, ni entonces ni ahora est siendo aceptada y as nos va. No es imaginable qu sera de las ciencias naturales, de la biologa, si an continuramos con el creacionismo. Sin embargo, a medida que el capitalismo se ha ido desarrollando, su agresividad no solo ha ido aumentando sino que sigue y sigue, a modo de una huida hacia adelante, es su lgica. En un planeta finito, el mercado y los recursos son limitados, mientras que la insaciabilidad del capitalismo, por definicin, no tiene lmites. Las teoras y el estudio sobre la circulacin de mercancas, la circulacin del dinero, la transformacin de dinero en capital, los conceptos de valor, valor de uso y de cambio, el precio, la plusvala, el plusvalor absoluto y el relativo, la tasa de ganancia y su relacin con el capital orgnico y el capital constante, la acumulacin de capital, el capital originario, etc. ah estn, pero estn como en el trastero y, desde luego, ni siquiera en las facultades de economa se estudian si no es para su desprestigio a priori sin ms anlisis, cuando no con tergiversaciones de lo ms burdas. El sistema se defiende como puede.

El Capital y sus teoras, no dejan de ser de los libros ms citados por todo el mundo y sin embargo es de los libros que realmente han sido menos ledos. La primera edicin en Espaa data de 1931 y su precio era de medio ao de un salario normal (un lujo, casi como un piso ahora).

Deca Grande Cobin, refirindose a la dieta, que era ms difcil cambiar de hbito alimentario que cambiar de religin y eso que todo el mundo sabe que una mejora en la dieta puede favorecer nuestra salud. Algo as pasa con el modelo econmico dominante y mucho ms teniendo en cuenta que este modelo determina toda nuestra vida, de tal modo que es la propia base, es la esencia del materialismo histrico del que tan poco o nada se quiere hablar porque sera muy perjudicial para el sistema, para el sistema que tan bien les va a unos pocos.


Fuente original: www.asturbulla.org

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter