Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2018

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (IX)
Marx, en sus ltimos aos, corrige algunas concepciones suyas de aos anteriores; pero no veo una ruptura total o completa

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Profesor de Historia de Europa y de Teora de la Historia en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional de Comahue (Argentina), Ariel Petruccelli ha publicado numerosos ensayos y artculos de marxismo, poltica y teora de la historia. Es miembro del consejo asesor de la revista Herramienta. En esta conversacin nos centramos en su libro Ciencia y utopa, Buenos Aires, Ediciones Herramienta y Editorial El Colectivo, 2016. Se define como "marxista libertario con una amplia participacin poltica en el movimiento estudiantil (en tiempos ya lejanos) y sindical docente". Ha cultivado el humor poltico en un colectivo de agitadores culturales (El Fracaso) que edit a lo largo de ms de una dcada dos publicaciones satrico-revolucionarias: La Poronguita y El Cascotazo.

***

Un prlogo, una introduccin, cuatro captulos y un eplogo componen su libro. Nos ubicamos en el captulo 3 -Marx, Engels y los revolucionarios"-, que abre usted con una cita de Francisco Fernndez Buey de Marx sin ismos. Conocindole un poco no me perdonara que no empezara por cuestiones prcticas. Me ha llegado esta nota suya: 

"[...] Adems de la campaa electoral, que est arrancando en su parte fuerte; el avispero est convulsionado por una escandalosa suspensin de una histrica ordenanza que, producto de una gigantesca lucha y triunfo estudiantil en el ao 2004 (con 28 das de toma de la Universidad), impeda la acreditacin de carreras de nuestra universidad ante un organismo evaluador creado por la neoliberal Ley de Educacin Superior, en el que las universidades nacionales tienen representacin minoritaria. Ya hubo asambleas, un corte de calles, y entre hoy y maana habr asambleas en todas las facultades. Veremos que pasa, pero con ms o con menos vamos a un conflicto. Junto a mi compaero de todas las batallas, Pablo, escribimos una nota: aqu est el link:
http://laizquierdadiario.com/Por-que-la-Universidad-Nacional-del-Comahue-se-ha-opuesto-historicamente-a-la-acreditacion-de ". 

Qu tal va la campaa que parece muy movida por lo que cuenta?

El conflicto an en curso desatado por la decisin del Consejo Superior ha alterado el contexto electoral. En lo que al "Frente Interclaustros e Intercultural" respecta, sin embargo, nuestro posicionamiento ante el mismo no se vio influido por la circunstancia electoral: siempre apoyamos las luchas estudiantiles en defensa de la autonoma universitaria, y esta no poda ser una excepcin. Hay que decir, sin embargo, que el pragmatismo adaptativo a una educacin superior cada vez ms mercantilizada ha hecho que muchos antiguos y antiguas resistentes sean menos combativos/as en la actualidad; y que algunas candidaturas sopesaran costos y beneficios electorales a la hora de posicionarse ante un tema que, al menos para nosotros, es una cuestin de principios.

Vuelvo al libro. Cita usted un libro de Franco Venturi: El populismo ruso. Quines eran los populistas? Qu representaban?

Los populistas rusos eran en verdad un amplio y complejo conglomerado de organizaciones e individuos. Haba muchas diferencias entre ellos; pero quiz el punto en comn ms significativo era su expectativa en la posibilidad, abierta para Rusia, de evitar la fase de desarrollo capitalista: una revolucin podra en su opinin desarrollar formas socialistas aprovechando la tecnologa occidental, pero insertndola en las estructuras colectivistas de las comunidades campesinas.

Salindome del guin y ubicndome un siglo ms tarde: qu es populismo en la actualidad? Qu representa?

Creo que ya nadie lo sabe. O mejor. puede representar mil cosas diferentes. Para los medios liberal-conservadores populista es cualquier agente o poltica que no les agrade. Para tericos como Laclau, el populismo sera casi la esencia discursiva de la poltica (la constitucin de un pueblo). Para muchos historiadores es una forma de desarrollo del capitalismo. Para algunos marxistas populista es todo proyecto que hable en nombre del pueblo pero no se atreva a desafiar al capitalismo como sistema de opresin y explotacin. Ninguno de los actuales sentidos de "populismo" guarda una relacin directa o estrecha con el sentido de "populismo" en la Rusia del siglo XIX.

Y para usted en concreto?

Es una categora tan amplia y viciada por prejuicios ideolgicos, que no se si guarda alguna utilidad explicativa o analtica. Entre todos los lderes, gobiernos o movimientos que se suele catalogar de populistas no hay mucho ms que lejanos (a veces muy lejanos) parecidos de familia. Sin embargo, la voz "populista!" sigue teniendo profundas resonancias, negativas o positivas, segn los casos, por lo que desde un punto de vista performativo contina teniendo gran vigencia. Pero insisto, independientemente de la capacidad identitaria que el trmino pueda tener para ciertas personas o movimientos, o del espanto que pueda generar en otras; dudo que nos ayude a explicar algo. En lo que a mi respecta, "populismo" no me mueve ninguna fibra emotiva: ni me genera el entusiasmo de los que se consideran a s mismos populistas, ni el horror de los anti-populistas actuales. S me mueve una fibra ntima el "populismo" ruso del siglo XIX: pero ello se debe a que eran genuinos y autnticos revolucionarios dedicados en cuerpo y alma a su causa.

El peronismo ha tenido, en general, mala prensa en la izquierda europea. Se le tilda, no siempre con precisin, de populista y de adjetivos afines. Y qu opinan las izquierdas argentinas del populismo?

Depende de qu izquierdas. Hay una izquierda auto-proclamada "nacional y popular" ("nac and pop", suelen denominarla sus detractores). La izquierda marxista es en general anti-peronista (o anti-populista); pero no universalmente: hubo corrientes incluso trotskystas que practicaron el "entrismo al peronismo". Que el peronismo tuviera mala prensa dentro de la izquierda europea no es de sorprender ni carece de justificacin. Aunque es una tontera considerarlo en sus orgenes como un movimiento fascista, lo cierto es que el peronismo original era bastante autoritario, y muy estatista. Hubo, claro, corrientes peronistas de izquierda; pero siempre terminaron fagocitadas, cooptadas o aniquiladas por la derecha peronista. Hubo un peronismo neo-liberal (el de Menem); en tanto que el peronismo kirchnerista que gobern hasta hace poco fue progresista en lo cultural, tmidamente redistribuidor en pocas de vacas gordas, y conservador de las estructuras econmicas creadas en el apogeo del llamado neoliberalismo.

De dnde y desde cundo del inters marxiano por los populistas rusos?

Desde que trab contacto con Nikolai Danielsn, pocos meses despus de la edicin de El Capital. Marx vio en los populistas, sobre todo en los militantes de Narodnaia Volia, un conglomerado de revolucionarios sinceros y apasionados, que a su resolucin poltica unan anlisis de la realidad rusa dignos de atencin, y proyecciones sociales y polticas dignas de tener en cuenta.

Por cierto, lleg Marx a aprender ruso? Cmo se lo hizo para dominar tantos idiomas? Creo que Engels le super incluso.

La verdad que no lo s. Slo puedo admirar esa capacidad. Yo a duras penas domino el castellano.

Cita usted en repetidas ocasiones a T. Shanin. Qu opinin le merece la obra de este autor?

Me parece una obra excelente, y en su momento precursora.

Precursora de qu.

Del estudio sistemtico de los ltimos escritos de Marx, y de la revisin de ciertas visiones unilaterales que existan. Shanin analiza con gran perspicacia lo que llama el vnculo de Marx con las "tradiciones revolucionarias vernculas" y, por esa va, muestra que el universalismo de Marx no es un universalismo de la uniformidad.

A propsito de Shanin y de su El Marx tardo y la va rusa. Cuando se habla del Marx tardo, de qu Marx se est hablando? Por qu esa demarcacin? Es acaso otro Marx que rompe con el Marx anterior?

Se trata del Marx de los ltimos doce o quince aos. Hay muchas discusiones al respecto. En mi opinin, Marx, en sus ltimos aos, corrige algunas concepciones suyas de aos anteriores; pero no veo una ruptura total o completa. El ltimo Marx, por ejemplo, ha roto con el evolucionismo unilineal. Pero no me parece que haya roto con el evolucionismo tout court, ni me parece que el Marx anterior haya sido un evolucionista unilineal convencido y consistente. Por lo dems, no pienso que el evolucionismo sea hoy en da un concepcin insostenible. Hay teoras evolucionistas que siguen siendo plausibles, como la de Walter Runciman o, a su manera, la teora de la estructuracin de Giddens. Lo que est muerto es el evolucionismo unilineal y simplista del siglo XIX; no necesariamente el evolucionismo como tal.

Volviendo a Marx, s me parece que en sus ltimos aos se acenta el pensamiento de la posibilidad, en detrimento de la necesidad. Pero si ello representa una ruptura radical no me lo parece. Es cierto que las influencias hegelianas llevaron a Marx a concebir futuros preestablecidos; pero no olvidemos que ya en su tesis doctoral haba preferido la filosofa de Epicuro, con su reivindicacin del acaso, en contra de la filosofa de Demcrito, con su exaltacin de la necesidad.

De dnde y por qu del inters de Marx por la obra de Chernychevski?

Marx conoce la obra de Chernychevski gracias a Germn Lopatin, un revolucionario ruso de vida novelesca, que colabor con Marx en la Primera Internacional. Marx tena por Lopatn una enorme estima personal, como queda claramente de manifiesto en su correspondencia con Danielsn. La hiptesis de Chernychevski sobre la posibilidad de evitar la etapa de desarrollo capitalista era para Marx una hiptesis plausible, que haba que tomar muy en serio. Adems encajaba con sus impulsos ticos: su repulsin por la sociedad capitalista, la sociedad de los filisteos por excelencia.

En una nota a pie de pgina, nos habla de la probable inspiracin de Trotsky en la obra de Chernychevski. En qu nudos, en qu aspectos?

El gran sabio ruso basaba su hiptesis sobre una va campesina al socialismo, en Rusia, no en ninguna caracterstica metafsica del "alma rusa" (como hicieran intelectuales paneslavistas), sino en lo que consideraba circunstancias histricas especficas, producto de lo que conceba como "desarrollo desigual y combinado". El "atraso" en ciertos aspectos poda ser, para Chernychevski, una "ventaja" en otro sentido. La idea del desarrollo desigual y combinado es empleada por Trotsky en su clebre obra "Resultados y perspectivas", en la que analiza la revolucin rusa de 1905 y prev con gran clarividencia el derrotero de la revolucin futura.

Antes de proseguir: nos puede definir los conceptos de artel y obschina?

Los artel eran cooperativas de consumidores. La obschina era la comuna campesina, organizada en base a formas colectivistas de propiedad e incluso de redistribucin de las tierras, y auto-gobernada por un consejo aldeano: el mir.

Qu aporta Engels en este debate sobre la comuna rusa? Quin era el Tkachev que usted cita en un apartado del captulo?

Tkachev era un revolucionario ruso, tan apasionado como estudioso; partidario a la vez de una estrategia, por decirlo as, tomada de Chernychevski (una revolucin de base socialista asentada en la obschina) combinada con una tctica de corte "blanquista": un pequeo ncleo de conspiradores poda dar el gran golpe. Tkachev fue uno de los primeros rusos en exponer y defender la concepcin materialista de la historia (ley tempranamente a Marx). Tuvo un intercambio polmico con Engels plagado de ironas histricas. Por ejemplo, Engels lo critica con bastante dureza (creyendo equivocadamente que Tkachev era hombre de Bakunin); sin embargo, la hiptesis sobre la posibilidad de evitar la etapa capitalista le parece posible (a condicin de que la revolucin rusa confluyera con una revolucin en pases con desarrollos capitalistas importantes, cosa que no consideraba explcitamente Tkachev) y, andando el tiempo, el propio Engels lleg a considerar que si en algn lugar el "Blanquismo" tena posibilidades histricas, ese lugar era Rusia.

Le pregunto a continuacin por u tema clsico, por una carta de Marx no enviada.

Cuando quiera.

Nota de edicin. Entrevistas anteriores:

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (I). "La perspectiva materialista en los trminos de Marx que asumo puede sintetizarse en la sentencia: el ser social determina la conciencia social'" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=238338

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (II). "El socialismo como la organizacin de los productores libremente asociados nunca vio la luz, salvo a pequea escala o por momentos fugaces" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=238571

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa en Marx y en la tradicin marxista (III). "Sobre el marxismo sin ismos de Paco Fernndez Buey tengo la mejor de las opiniones. En realidad la tengo del conjunto de su obra" (*) http://www.rebelion.org/noticia.php?id=238794

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (IV). "Antoni Domnech ha realizado un estudio histrico magistral del concepto de fraternidad" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=239177

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (V). "Intento mostrar que Marx tuvo -hasta finales de los sesenta del XIX- una concepcin relativamente ingenua del proceso de expansin capitalista" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=239526

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (VI). "Para Marx las cosas verdaderamente valiosas son las que constituyen un fin en s mismas y no un mero medio para otra cosa" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=239785

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (VII), "La concepcin usual de la dialctica en la tradicin marxista se basa en generalidades como la negacin de la negacin" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=240133

Entrevista a Ariel Petrucelli sobre Ciencia y utopa. En Marx y en la tradicin marxista (VIII)

"La pasin poltica es tomar la poltica como una necesidad vital, como un fin en s mismo y en el que se juegan las convicciones" http://www.rebelion.org/noticia.php?id=240735


 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter