Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2018

EE.UU. no confa en la oposicin venezolana
Megaelecciones con crisis y amenazas de intervencin externa y terror interno

Aram Aharonian
CLAE / Rebelin


La pregunta que est en boca de todos -polticos y candidatos, analistas, encuestadores, gures, pueblo en general- es si el ganador de las elecciones presidencial es del 20-M podr arreglar la principal preocupacin de los venezolanos, la grave situacin econmica del pas.

Estas elecciones no son una fiesta democrtica, sino una batalla, y la pregunta que se hacen todos es si se est en la vspera de una espiral de violencia terrrorista de cara a la eleccin presidencial, a sabiendas que existen deseos y planes para ellos de sectores de la derecha financiados y guionados desde el exterior.

El ex gobernador del estado de Lara Henri Falcn fue el director de campaa del candidato opositor Henrique Capriles Radonski en la ltima eleccin presidencial de 2013. Con un 30% de intenciones de voto en los sondeos, es hoy el candidato de oposicin en la mejor posicin. El presidente Nicols Maduro recibe un 52% de las intenciones de voto, pese a que las coberturas mediticas de los medios nacionales e internacionales lo invisibilicen.

No se debe olvidar que los principales partidos de la autodisuelta Mesa de Unidad Democrtica (en desbandada) prefirieron abstenerse de participar en las megaelecciones, siguiendo guiones de Washington, Madrid y Bogot, conscientes de su descrdito y credibilidad. Y lo cierto es que Falcn, pese al apoyo del establishment financiero trasnacional, no tiene la confianza ni el apoyo explcito de Washington.

Chavismo o madurismo?

Desde la asuncin de Maduro se ha desatado un proceso de deschavizacin y hoy vemos cmo la figura del lder a quien intentan endosar todos los errores- ha desaparecido hasta de la publicidad electoral. Hugo Chvez plante el socialismo del siglo XXI, la democracia participativa, comunal, feminista, con el desarrollo de formas sociales de propiedad sobre los medios de produccin

El analista Marco Teruggi indica que ante una grave situacin econmica, el gobierno se encontr con dos caminos posibles: una respuesta de defensa y conservacin, con posibles retrocesos de conquistas, cercana a la visin histricamente alejada de la va comunal, y otra, de profundizacin de los cambios iniciados, con, por ejemplo, la ampliacin de los campos de accin y decisin del poder popular. Parece haberse optado por la primera opcin, fortalecer el acuerdo con el empresariado y desandar la apuesta comunal.

Dnde est el socialismo? Lejos, expresado en experiencias concretas territoriales que cargan esa potencia, en disputa como proyecto al interior de los chavismos, amenazado por la asfixia impuesta por la guerra de desgaste y por las tendencias burocrticas que descreen del sujeto histrico y creen en En qu creen?, aade Teruggi.

Chvez impuls la democracia participativa del pueblo. Hoy al pueblo se le participa que tiene que votar a Maduro.

Eleccin o intervencin, esa es la cuestin

Las operaciones psicolgicas o guerra de cuarta generacinininterrumpidas desde 1999- tuvieron como meta imponer en el imaginario pblico internacional un cambio de rgimen por la fuerza tras la eleccin de una Asamblea Constituyente, el 30 de julio de 2017. Lo cierto es que la posibilidad de un ataque militar nunca haba sido tan propicia, y el presidente de EEUU, Donald Trump no lo excluy, y le toca al sistema cartelizado de terror meditico convencer la opinin pblica de la pertinencia de una intervencin extranjera.

Las excusas son varias: una intervencin para restablecer la democracias, una contra un Estado canalla (rogue state) o fallido (failed state) y/o una humanitaria. El fugado exalcalde capitalino Antonio Ledezma, que haba llamado a derrocar a Maduro, declar que ms que ayuda humanitaria, lo que necesitamos es una intervencin humanitaria.

El tema de la crisis humanitaria es alimentado por toda una serie de ONG con objetividad dudosa -y financiamiento cierto- y retomado por el sistema meditico hegemnico para legitimar una intervencin militar extranjera con fines humanitarios.

Siguiendo el mismo argumento de la crisis econmica, el gobierno de facto brasileo orden un despliegue militar en la frontera con Venezuela, mientras Colombia, decidi construir campamentos para refugiados en las ciudades fronterizas

La opositora Mara Corina Machado, una de las favoritas de Washington, public un audio promoviendo la premisa Dimisin es la salida por la fuerza 2018, donde afirma que est clarsimo para la gente y para la comunidad internacional que Maduro no saldr con votos, el rgimen cerr la va electoral cuando impuso la Constituyente cubana y cometi el megafraude denunciado por sus socios de Smartmatic.

Por las redes se lanz una convocatoria a la violencia preelectoral, con manifestaciones a partir del 14 de mayo (lunes antes de las elecciones), a nivel nacional, con el objetivo de suspender las elecciones, con un paro contundente nacional e indefinido; lograr la renuncia de Maduro y de su gobierno en pleno, y la convocatoria a un gobierno de transicin que decrete nuevas elecciones con reglas claras y rgano electoral confiable.

El analista y constituyente Oscar Schemel advierte que un candidato nico de la oposicin podra disputarle a Maduro, realmente, la reeleccin, pero eso hasta ahora no es ms que una hiptesis, y los escarceos por la coalicin entre Henri Falcn y el pastor protestante Javier Bertucci no lograron avances.

El constituyente Julio Escalona afirma que el gobierno tiene serias deudas con el pueblo y debe pagarlas ()El problema es la quinta columna, que tiene ms poder que el que nos imaginamos y es a ella a la que hay que desenmascarar y derrocar. Hay que asaltar ese cuartel general y eso es de la mayor urgencia.

Se vienen acumulando diversas decepciones, por la corrupcin, por la tolerancia del gobierno con los especuladores, por la complicidad de los cuerpos de seguridad con los bachaqueros (contrabandistas), complicidad que viene de arriba, por los problemas en los hospitales, en el transporte pblico, en la seguridad pblica, por dramas que vuelven a aparecer en las calles, en el barrio, con nios y nias pero, abstenindonos o votando por los que proponen la dolarizacin resolveremos algo?, aade Escalona.

Lo monetario

Cuntos venezolanos, potenciales votantes por Maduro, creen que existe una guerra econmica, responsable de los altos precios y, en general, de la difcil situacin econmica del pas? No existe ningn estudio, investigacin, o incluso, ninguna encuesta que permita saberlo, pregunta el director de ltimas Noticias, Eleazar Daz Rangel.

En la falta de confianza y de credibilidad en las explicaciones que se le ofrecen al pas, y en la ininterrumpida y brutal alza de los precios, estn las motivaciones para que muchos venezolanos tengan dudas sobre esa guerra, y hasta de su existencia se explica por la deficiente informacin suministrada, fraccionada y circunstancial, aade.

Lo cierto es que en lo referente a las propuestas electorales, lo monetario subsume todo lo programtico, partiendo del supuesto de que votantes racionales, de acuerdo a la situacin econmica, premian o castigan la gestin de gobierno. Se formulan y ofrecen medidas tratando de influir en la percepcin y las emociones y no al raciocinio del ciudadano.

La sociloga Marycln Stelling indica que son de especial importancia las narrativas que manejan los factores polticos en torno a las causas de la crisis econmica al igual que de la crisis humanitaria, esta ltima bandera nacional e internacional de la oposicin.

En una esquina, el candidato-presidente Nicols Maduro apuesta a El Petro y al Bolvar Soberano, y tambin al Petro-Oro (usted sabe de qu se trata?), y en la otra esquina el binomio dolarizador Henry Falcn-Francisco Rodrguez. El portal15yultimo seala que para ambos, superar la coyuntura actual, pasa por instalar primero un nuevo tiempo monetario . Y lo usan como punch propagandstico, totalmente reduccionista de la realidad-real.

Nadie duda de la necesidad imperiosa de polticas monetarias coherentes, pero los graves problemas de fondo del pas no se arreglan as no ms. Maduro asegur que a partir de su reeleccin arranca la nueva prosperidad econmica para el pas (cmo?) mientras que Henri Falcn promete dolarizar los sueldos, como el remedio mgico para todos los males. Es muy seductor afirmar que todos tendr n posibilidad de manejar dlares, no?

Ms all de su pobreza, este tipo de propuestas electorales son una falta de respeto, un desprecio a un pueblo, al que se les sola explicar cada proyecto, cada medida. Eran pocas cuando se consideraba al pueblo como sujeto de polticas y no solo objeto de ellas, formas que seguramente los sesudos asesores extranjeros, repetidores de frmulas fallidas en sus democracias declamativas, ni siquiera imaginan.

El problema mayor es que la gente, el pueblo que antes se enteraba de todo por boca de Chvez, no sabe realmente cul es el plan de El Petro-Bolvar Soberano (habr dualidad cambiaria y monetaria?) y el Petro-Oro, pese a que Maduro insista en lo importante debe ser el debate de ideas (que es precisamente lo que falta en el debate preelectoral). Ojo: mensajes confusos y contradictorios, resultan costosos en trminos electorales.

Los economistas, incluso los chavistas, advierten que El Petro no est acompaado por un plan econmico para acabar con la especulacin y el bloqueo econmico y financiero, con la escasez de efectivo, con el contrabando de extraccin, con el colapso de los servicios pblicos, con la ausencia de inversin productiva y con toda la larga cola de los problemas econmicos sin resolver.

La dolarizacin, por su parte, es el slogan vendedor de un proyecto de fondo, el de la entrega del pas definitivamente a los capitales especulativos y corruptos, sin distincin de que sean criollos o forneos. La oferta al venezolano medio, al trabajador, al 80% del pas, es unos cuantos dlares , mientras los grandes capitales se llevarn hasta las principales empresas del Estado, incluyendo Pdvsa. Muchos opositores al gobierno tampoco estn de acuerdo con la dolarizacin, as a secas, sin proyecto, sin plan.

Qu hacer? La economista Pascualina Curcio seala que detener la hiperinflacin es la tarea urgente, no solo porque pulveriza el salario real, tambin contrae la produccin nacional; estimula el acaparamiento por las expectativas de aumentos de precios; alimenta el contrabando de extraccin; hace insuficiente el presupuesto pblico.

Aade que es imprescindible y estratgico evitar la manipulacin del tipo de cambio en los mercados ilegales y propone anclar el bolvar a la cantidad de oro que est en las bvedas, cuyo precio solo se fija en el mercado internacional. Pero para ello no se debe vender el oro, ni en dlares ni en bolvares, guardarlo en las bvedas y minas; y. recuperar la produccin de petrleo ya que cada 100.000 barriles diarios adicionales equivalen a $1.000 millones de dlares anuales. O sea, cerrar, de una vez por todas, las venas que an siguen abiertas.

Canal humanitario

EE.UU. sigue presionando por la apertura de un canal humanitario en Venezuela, y expertos y especialistas como Critas Venezuela, representantes de la Universidad Central y el cardenal Baltazar Porras autor de furibundas posiciones antichavistas , quien apoy el golpe de Estado contra Hugo Chvez en 2002-, ofrecieron sus opiniones en la OE A, obviando todos el bloqueo estadounidense y europeo. No estuvieron presentes todos los pases, apenas los doce que siguen los dictados de Washington.

En 2005, Porras ofreci a Estados Unidos todos los servicios sociales y programas de la Iglesia Catlica en los barrios de Venezuela para desestabilizar al gobierno venezolano, segn un cable de la embajada estadounidense en Caracas desclasificado por WikiLeaks.

El representante de EE.UU. en la OEA, Carlos Trujillo, culp al gobierno de Maduro de utilizar la distribucin de medicinas y alimentos como un mtodo de control social a travs de los Consejos Locales de Produccin y Abastecimiento (CLAP) y el Carnet de la Patria. El mismo guin fue repetido por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, en su alocucin posterior al discurso de Trujillo.

Washington alienta, asimismo, los esfuerzos del Grupo de Lima y la Unin Europea para que brinden ayuda humanitaria a Venezuela a travs de acciones de contrabando, realizadas por los propios venezolanos. Pero la ofensiva diplomtica en la OEA carece por el momento de la fuerza necesaria para forzar una medida de este tipo por los canales institucionales convencionales.

El representante de Venezuela, Samuel Moncada, anticip que en realidad, lo que busca esta ofensiva es generar un piso para una operacin ms grande contra el pas, enfocada en desconocer las elecciones presidenciales en la prxima Asamblea General en julio y establecer a Venezuela como un Estado fallido, con la intencin de continuar agredindolo con medidas violatorias de la legislacin internacional, como un embargo petrolero y reconocimiento de un gobierno paralelo en el exilio.

Independientemente de la falta de resultados, no cesar la intensificacin del cerco y asfixia contra el pas con el claro fin de capitalizar una ruptura interna en el mediano y largo plazo.

La Eurocmara exigi el 3 de mayo la suspensin inmediata de la eleccin presidencial en Venezuela, al considerar que no rene las condiciones necesarias para unas elecciones libres, crebles, transparentes e inclusivas (por las dudas, Venezuela sigue estando en Sudamrica): En las circunstancias actuales, el Parlamento Europeo no puede reconocer las elecciones que resulten de este proceso ilegtimo.

En Caracas se interpreta sto como una clara promocin de la violencia en el pas que deslegitime los prximos comicios, al igual que las recientes acciones de la OEA y del Grupo de Lima. La injerencia neocolonial sigui: Espaa puede liderar la presin iberoamericana contra el Gobierno venezolano, asegur el diputado y presidente del partido derechista espaol Ciudadanos, Albert Rivera.

Presiones externas, abstencionismo de parte de la derecha a la espera de una solucin fornea, amenazas de nueva violencia, dos candidatos de oposicin que no logran una candidatura nica, expectativas ante anuncios de intervencin extranjera con diversos argumentos, y un presidente que quiere reelegirse en medio de la peor crisis econmica del pas, a la espera de las megaelecciones del veinte de mayo.

Aram Aharonian: Periodista y comuniclogo uruguayo. Mgister en Integracin. Fundador de Telesur. Preside la Fundacin para la Integracin Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la )

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter