Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-05-2018

Aterrizar es necesario

Rafael Poch de Feliu
Rebelin


Tras una larga relacin de treinta aos entre un diario de derechas y un periodista de izquierdas, mi antiguo patrn, La Vanguardia, me despidi en enero. Ahora paso a colaborar con Jornada, sin sintona alguna con las ilusiones del estat catal hacia el que desembocan, coaligados, tanto sufrimientos y frustraciones populares, como el impulso de supervivencia institucional de la corrupta Generalitat pujoliana.

En septiembre escrib cuales seran las consecuencias de tal coalicin; 1-exacerbacin del nacionalismo espaol, 2-consolidacin de la derecha en Madrid y en Barcelona, 3-fuera de juego de los Podemos, y 4- transformacin de la latente divisin de la sociedad catalana en algo mucho ms activo y desagradable. En resumen, un nuevo retroceso en la historia ibrica que anula buena parte del potencial social que trajo la indignacin post 2008 y que lo conduce a una va muerta.

Los catalanes nos hemos presentado en Espaa como gente razonable, pactista y pragmtica que sabe sumar y restar. En realidad la historia del nacionalismo cataln acumula una sucesin de quimeras bastante notable; la fantasmagrica invasin de Catalunya del avi Maci en 1926, la pantomima de declaracin de octubre del 34, el suicida enfrentamiento armado entre facciones antifascistas en plena guerra civil de la Barcelona de 1937 El actual retroceso no es que tenga precedentes, sino que ms bien parece un clsico.

Como explic Josep Fontana, no hay independencia sin violencia. Naturalmente, a menos que uno cuente con el apoyo de los grandes poderes hegemnicos. Ese fue el caso de las independencias postsoviticas, que adems tuvieron la anmala complicidad de la propia metrpoli rusa interesada en disolver la URSS para que su clase dirigente tomara el poder en Mosc y se llenara los bolsillos sin el engorro de la hoz y el martillo. Nada de eso se da en Espaa, por lo menos mientras en Madrid no haya un gobierno decidido a acometer reformas sociales y afirmar la soberana espaola ante EE.UU, la OTAN y la Unin Europea.

El referndum griego (61,3% contra la austeridad en 2015, en condiciones mucho ms convincentes que el irregular 1-0) lo apunt con toda claridad. Solo autnticos vendedores de alfombras pudieron agitar la ilusin de que Europa acabara reconociendo el derecho de autodeterminacin. Solo un pueblo polticamente inmaduro, manifiestamente desinformado por sus lamentables medios de comunicacin, y completamente desesperado ante los espectculos presenciados, pudo comprar tal ilusin.

La simple realidad es que el secesionismo lo tiene ahora peor que nunca en la Unin Europea. La brecha regional es la quinta del actual estancamiento europeo. Las otras cuatro son; la brecha entre Alemania y Francia, entre los pigs y los beneficiarios del euro, la del Brexit y la Este/Oeste. La regional no es tanto Escocia o Catalunya, sino sobre todo la multitud de tensiones nacionales y regionales en los Balcanes y en Europa Central; Rumania con Ucrania por Bukovina, Hungra con Ucrania por Rutenia, Hungra con Eslovaquia, Hungra con Rumania por Transilvania, Ucrania con Rusia (ya disparando) por el Donbas y Crimea, el norte de Kosovo que quiere integrarse en Serbia, los serbios y croatas de Bosnia que quieren su repblica, Macedonia

El 8 de marzo, ocho estados del norte de Europa aprobaron un manifiesto, que Alemania ha acabado bendiciendo, contra cualquier reforma del euro sobre bases supranacionales. La toma de decisiones debe mantenerse firmemente en las manos de los estados miembros, deca. En un momento en el que el fracaso federalista de Macron est garantizado y avanza en la UE un regreso al consenso entre estados en detrimento de lo supranacional, Qu estado podra ser solidario de la desmembracin de uno de ellos abriendo el derecho de autodeterminacin? Es necesario aterrizar.

Fuente: https://rafaelpoch.com/2018/05/05/aterrizar-es-necesario/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter