Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Kurdistn, un pueblo sin derechos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-05-2018

Entrevista a Rok Brossa, militante cataln que integra la Comuna Internacionalista en Rojava
La revolucin de Rojava es una brecha en el sistema capitalista

Leandro Albani
La tinta


El bisabuelo de Rok Brossa era militante de la Confederacin Nacional del Trabajo (CNT) en Barcelona y fue asesinado cuando los franquistas entraron a la ciudad en plena Guerra Civil Espaola. La abuela de Rok, hurfana a los cinco aos de edad, creci con la ausencia en el medio de su pecho. Por esos das, la resistencia republicana defenda metro a metro una Barcelona libre. Muchas dcadas despus, Rok escuch a su abuela relatar cmo la familia se esconda debajo de los colchones cuando los fascistas desataban los bombardeos. Tambin oa sobre el sufrimiento de la post-guerra, del hambre y del recuerdo de los muertos queridos.

Cuanto ms pienso en esa historia ms me influye en mi militancia, dice ahora Rok Brossa, en dilogo telefnico con La tinta. Una de las cosas ms importantes a la hora de desarrollar una personalidad militante es conocerse a uno mismo explica este cataln de 28 aos-. En Rojava (norte de Siria) estamos trabajando en ese sentido: comprender la historia de tu sociedad te ayuda a entenderte mejor. Y esto ayuda a entender mejor la sociedad.

Brossa, que lleg a Rojava a mediados de 2017 para sumarse a los internacionalistas que desarrollan trabajos con los civiles, tuvo su bautismo de fuego en la regin de Afrin, que el Estado turco invade desde el 20 de enero pasado. Cuando estuve en Afrin, bajo las bombas del fascismo turco, no pude evitar recordar la historia de mi abuela y la entend mucho mejor, reflexiona. La primera vez que observs caer las bombas hay mucho miedo y desconcierto, y solo penss en protegerte y proteger a los seres queridos. Pero aprends a vivir con eso y a aceptar que si la bomba te cae encima, hagas lo que hagas, vas a morir, describe Brossa con la crudeza inevitable de la guerra. Como si estuviera hablando de la Guerra Civil Espaola que su propia familia vivi, Brossa afirma que, pese a los peligros y dolores, hay que seguir resistiendo sin permitir que se rompa la moral, porque ese el principal objetivo de los bombardeos contra la poblacin civil: crear miedo y hacer perder la moral.

Viaje al pas prohibido

Rojava es una de las cuatro partes del Kurdistn histrico que, desde principios de siglo XX, se convirti en un territorio negado, tanto por los recin creados estados-nacin como tambin por Gran Bretaa y Francia, que en aquellos tiempos eran las principales potencias mundiales.

La historia del pueblo kurdo est minada de planes de asimilacin y represin en su contra. Rojava no fue ajena a estos hechos. Con una frontera de 900 kilmetros con Turqua, el Kurdistn sirio tiene las principales reservas naturales del pas, ya sean hidrocarburos, agua dulce con el ro ufrates como principal vertiente- o tierra frtil para la agricultura. Rojava siempre fue conocida como el granero de Siria. Hacia ese lugar se dirigi Rok Brossa, inspirado por un proceso revolucionario que comenz en 2012, cuando los gobiernos y regmenes de Medio Oriente y el norte de frica caan como fichas de domin en medio de la Primavera rabe.

Fui principalmente por motivos ideolgicos cuenta el militante cataln-. La revolucin de Rojava es una brecha en el sistema capitalista y la hegemona de los estados-nacin, desafiando el modelo de civilizacin patriarcal que sufre la humanidad. Vine a Rojava para aprender del movimiento revolucionario que ha permitido abrir esta brecha, para brindar mi apoyo a la revolucin que aqu acontece, y para ayudar a organizar la solidaridad internacional junto a otros movimientos del mundo entero.

Cuando en Siria se multiplicaron las protestas contra el gobierno del presidente Bashar Al Assad, buena parte de los dos millones de kurdos que viven en el pas -que contaban con una fuerte tradicin poltica, influenciada por el Partido de los Trabajadores de Kurdistn (PKK)- salieron a manifestarse pero, al mismo tiempo, observaron con desconfianza a los primeros grupos armados que surgan para enfrentar al Ejrcito rabe Sirio (EAS).

Para Brossa, la historia del proceso en Rojava no era ajena. Sobre la lucha del pueblo kurdo saba bastantes cosas, resume. Luego de la resistencia en Koban en 2014 y 2015, que permiti a las Unidades de Proteccin del Pueblo (YPG) y las Unidades de Defensa de las Mujeres (YPJ) liberar esa ciudad que estuvo bajo control del Estado Islmico (ISIS o Daesh) por 150 das, Brossa se sum a grupos de solidaridad, hasta que formamos Rojava Azad, un colectivo de solidaridad con la revolucin de Rojava y el pueblo kurdo.

Por esos das agitados, cuenta, desde Rojava Azad hicimos trabajos de traduccin, lo que me llev a leer mucho sobre el tema. Tambin realizamos varios viajes a Bakur (Kurdistn del Norte) para conocer de primera mano el movimiento kurdo bajo la ocupacin del Estado turco.

Desde que el proceso revolucionario en Rojava se profundiz con la creacin de instituciones de autogobierno, la creacin de cooperativas y la resistencia armada contra las fuerzas ocupantes, muchas personas del todo el mundo se trasladaron a esa porcin de tierra para sumarse a una lucha que tiene como paradigma el Confederalismo Democrtico, ideologa abrazado por el Movimiento Kurdo de Liberacin y que tiene como principal terico a Abdullah calan, fundador del PKK en 1978 y encarcelado desde 1999 en la isla-prisin de Imrali, en Turqua.

La forma de integrarse al proceso revolucionario era bsicamente a travs de las YPG/YPJ cuenta Brossa-, pero mi inters estaba ms centrado en el movimiento civil que en el militar. En cuanto se abri el espacio para los internacionalistas en el trabajo civil no dud en participar.

Desde iniciada la revolucin en Rojava una de las consignas que ms se repite, y se hace realidad en el terreno, es que la lucha liderada por las YPG/YPJ es en defensa de la humanidad. En sus extensos y desgastante combates contra ISIS, las fuerzas de autodefensa kurdas siempre explicaron que el grupo terrorista comandado por el misterioso Abu Bakr Al Baghdadi no era solamente una amenaza para los pueblos de Rojava, sino que la ideologa y los mtodos de ISIS ponan en peligro los ms bsicos derechos internacionales.

Los internacionalistas que quieren contribuir a este proceso revolucionario son recibidos con los brazos abiertos afirma Brossa-. Estamos trabajando en base a nuestras experiencias para identificar las dificultades que hemos vivido, y poder as mejorar y facilitar la integracin a internacionales que vienen y vendrn. Lo principal es conocer la cultura y la sociedad, no solo de Rojava sino de Kurdistn y de Medio Oriente en general, para comprender mejor las necesidades y lo que podemos aportar como internacionalistas.

Una comuna plurinacional

La Comuna Internacionalista que funciona en Rojava se fund a principios de 2017 como un espacio de formacin, produccin y coordinacin del trabajo solidario que se desarrolla en el norte de Siria. La comuna no tiene un espacio fsico, por sus integrantes se mueven por todo Rojava para llevar asistencia a los civiles, pero tambin participando en la construccin de las nuevas herramientas democrticas que se aplican en el territorio. Al mismo tiempo, desde la comuna se constituy una Academia, ubicada en el cantn de Cizre, con la finalidad de abrir un espacio donde aprender no slo el idioma y la cultura, sino tambin donde poder debatir sobre nuestro papel en la revolucin y lo que puede significar el internacionalismo en nuestros tiempos, describe Brossa.

En los cursos impartidos en la Academia se estudia la filosofa del Movimiento Kurdo de Liberacin, a su vez que se aprende sobre otros procesos revolucionarios a lo largo de la historia.

Pero qu es puntalmente la Comuna Internacionalista? Rok Brossa lo resumen en algunas palabras: Es el marco organizativo en el que trabajamos varios internacionales integrados en los trabajos civiles en Rojava. Aparte de contribuir en diversas tareas en la sociedad, decidimos centrar nuestra atencin en temas de ecologa, uno de los pilares ideolgicos del Confederalismo Democrtico, con grandes similitudes con las ideas de ecologa social desarrolladas por el anarquista Murray Bookchin.

Con el ecologismo como pilar, desde la comuna lanzaron la campaa Make Rojava Green Again, para contribuir a la reforestacin de Rojava y a la recuperacin de una agricultura sostenible. El norte de Siria, histricamente fue una regin relegada del mapa del pas. Como sucede en las otras partes de Kurdistn, los gobiernos siempre mantuvieron una poltica de desinversin hacia esas regiones. En Rojava ahora se intenta contrarrestar el modelo agroeconmico de monocultivo de trigo, desarrollado por el rgimen del partido Baath, que ha causado un gran empobrecimiento del suelo frtil describe Brossa-. El uso de fertilizantes qumicos ha creado una gran dependencia, y no se estn desarrollando soluciones sostenibles a la altura de la emergencia de la situacin.

En la comuna tambin se encargan de efectuar investigaciones, producir trabajos de difusin, traducciones y diplomacia, recibiendo a delegaciones internacionales. Pero sin duda, lo ms importante es la experiencia de desarrollar nuestras personalidades como militantes remarca Brossa-, en base a la vida comunal y al crecimiento colectivo como revolucionarios y revolucionarias del mundo entero. Reflexionamos y ponemos en comn nuestras experiencias en Rojava y los conflictos en nuestros pases de origen, buscando desarrollar soluciones colectivas para solucionar los problemas que el sistema genera en nuestras sociedades.

El sueo kurdo

La revolucin en Rojava es, en la historia reciente, la primera vez que el Movimiento Kurdo de Liberacin pudo poner en prctica el Confederalismo Democrtico. Frente a la guerra despiadada, a los cientos de miles de muertos de un conflicto que parece no tener fin, la ideologa que propuso calan a mediados de la dcada de 1990 se basa en el poder de las mujeres, el cooperativismo, la organizacin comunal de la sociedad, la ecologa, la inclusin de todas las religiones y minoras tnicas, y la conformacin de entidades y organizaciones de autogobierno y autodefensa. Y Rojava es la sntesis de ese sueo. El ms importante logro sin duda es la mera existencia de un espacio como Rojava dice Brossa-. La autoadministracin desarrollada en base al Confederalismo Democrtico en el norte de Siria, capaz de poner freno al terror y la barbarie del Daesh, a la vez que se desarrolla un proceso de revolucin social, es una esperanza por quienes soamos con un mundo mejor.

En un territorio cruzado por la puja de los poderes internacionales y regionales, los pobladores de Rojava saben que la lucha por la liberacin de la mujer como elemento principal en la lucha por la liberacin de la sociedad, es uno de los ms claros ejemplos de la madurez y la profundidad de este movimiento, asevera el militante cataln. La determinacin a la hora de desarrollar estructuras de autodefensa ha sido clave para defender a la sociedad de las amenazas externas. La habilidad de desarrollar un cuerpo diplomtico, capaz de dialogar y negociar democrticamente soluciones para problemas y conflictos a todos los niveles, ha sido tambin un factor clave enumera Brossa-. Pero ha sido la integracin de la sociedad en la revolucin, basando el sistema social en un modelo plural y democrtico de comunas populares, ha sido el factor determinante a la hora de construir un movimiento fuerte capaz de prevalecer hasta al da de hoy, tras ms de cinco aos de proceso revolucionario en medio de la guerra en Siria.

Si los habitantes de Rojava encuentran en su revolucin un proceso de crecimiento de las libertades y de democratizacin, tambin conocen los riesgos que enfrentan. Los internacionalistas no son ajenos a esta situacin de tensin permanente. Brossa remarca las extremas condiciones en que se encuentra Rojava, no solo por la guerra sino tambin por el embargo que sufre. Otro gran problema es, sin duda, las relaciones diplomticas militares a las que se ha visto abocada Rojava. Al borde de la aniquilacin en la guerra contra el Daesh, tuvo que recurrir al imperialismo de los Estados Unidos para lograr hacer frente a la amenaza del fanatismo islamista.

La alianza tctica, como la denominan los kurdos, entre la Coalicin Internacional encabeza por Estados Unidos y Europa- y las YPG/YPJ, despert desconfianzas en varios sectores de la izquierda mundial. En Siria, convertida un tablero de ajedrez en que el pragmatismo y los acuerdos fugaces son algo cotidiano, la decisin de las autoridades de Rojava se explica por la necesidad de derrotar por completo a los grupos terroristas, pero tambin por conseguir un reconocimiento internacional que hasta ahora les es negado.

Si hubiera habido un movimiento internacionalista revolucionario capaz de asistir la revolucin, como sucedi en Espaa con las brigadas internacionales en 1936, o en las luchas de liberacin nacional de pases africanos como Angola con el apoyo cubano, quizs esa alianza con Estados Unidos no habra sido necesaria reflexiona Brossa-. Pero ante la ausencia de tales movimientos internacionalistas capaces de brindar apoyo a la revolucin, la necesidad de hacer frente al Daesh y el complejo equilibrio de poderes en Medio Oriente, ha forjado extraas alianzas que suponen un enorme riesgo para este proyecto revolucionario.

En Amrica Latina, la revolucin de Rojava despert grandes simpatas por parte de los movimientos sociales. Las prcticas similares de organizacin social, el anticapitalismo como bandera y el poder femenino como pulsin de la lucha se encuentran pese a que existe un ocano de distancia.

Existe un gran inters, sobre todo por el potencial revolucionario de Amrica Latina y su historia y movimientos anticoloniales y revolucionarios destaca Brossa-. El movimiento de liberacin de los pueblos de Kurdistn est entrando en una etapa de internacionalizacin y la solidaridad de los pueblos de Amrica Latina se contempla con gran esperanza. El nmero de internacionalistas de Amrica Latina en Rojava todava es pequeo, pero est empezando a cambiar en los ltimos aos. Como ejemplo, Brossa recuerda a la mdica argentina Alina Snchez (Legern Ciya), que falleci el pasado 17 de marzo por un accidente automovilstico mientras se trasladaba a la ciudad de Hasake. La historia de Snchez es una gran inspiracin para los internacionalistas que nos encontramos en Rojava. Su enorme labor como mdica y como militante fue una gran inspiracin para quienes tuvimos el placer de conocerla. Tambin haber conocido a su familia, que vino para asistir al funeral que se organiz en la ciudad de Derik y al acto de conmemoracin que tuvo lugar en la ciudad de Girk Leg (Rimelan), fue muy emotivo para m, comenta Brossa.

La amenaza turca

El Estado turco, bajo el mando del presidente Recep Tayyip Erdogan, est cometiendo una masacre en Afrin, el cantn kurdo invadido en enero pasado. En estos aos de guerra en Siria, Afrin se haba convertido en un pramo. En su tierra se segua con la produccin de olivos, la convivencia entre diferentes pueblos era pacfica, el recibimiento de al menos 500 mil desplazados internos se desarrollaba de una manera armnica, dentro de las limitaciones econmicas y logsticas.

Desde que el ejrcito y sus aliados, como el Ejrcito Libre Sirio y Al Qaeda, tomaron la ciudad de Afrin se desat una ola de saqueos a propiedades, secuestros de mujeres, encarcelamiento de pobladores y la muerte de por lo menos 300 civiles por los masivos bombardeos de la aviacin turca.

La ocupacin del cantn de Afrin ha supuesto un duro golpe a muchos niveles analiza Brossa-. Tras lograr poner fin al terror del Daesh, ha habido un exceso de confianza en la comunidad internacional, que a la hora de la verdad no ha movido ni un dedo para poner fin a la invasin. El conflicto con Turqua, pas miembro de la OTAN y heredero directo del Imperio Otomano que luch en el eje fascista en la Segunda Guerra Mundial, no es nuevo.

Para el miembro de la Comuna Internacionalista, la lucha de liberacin del pueblo kurdo ha vivido sus ms sangrientos episodios dentro de las fronteras turcas, con conflictos como el genocidio de Dersim a finales de 1930, o las brutales guerras de los aos del plomo en la dcada de 1990 contra la ocupacin turca, donde el ejrcito arras cientos de pueblos y aldeas kurdas. La invasin de Afrin es un nuevo captulo en la guerra contra el fascismo turco, y ha supuesto un giro estremecedor en los acontecimientos en la guerra de Siria.

Ante la invasin del territorio, las fuerzas de autodefensa continan la resistencia en forma de guerrilla contra la ocupacin, pero ver un miembro de la OTAN ocupando territorio sirio sin duda significa que la guerra est lejos de acabar. Los cientos de miles de personas desplazadas por la agresin del ejrcito turco han tenido que buscar refugio tras ver cmo sus hogares eran bombardeados y sus casas ocupadas.

La decisin de Erdogan de destruir Afrin no fue caprichosa. Ese territorio, segn Brossa, aportaba diversidad al equilibrio diplomtico de la Federacin Democrtica del Norte de Siria, con mejores relaciones con el Ejrcito rabe Sirio y el rgimen de Bashar Al Assad que los otros cantones de la federacin. Era tambin un territorio con presencia militar y diplomtica rusa, hasta el momento de la traicin en que Mosc abri el espacio areo a la aviacin turca que bombarde sin cesar la poblacin de Afrin durante todo el proceso de ocupacin. Sin duda, esta invasin ilustra claramente el dicho kurdo que dice que los nicos amigos de los kurdos son las montaas.

El pueblo kurdo conoce muy bien que nunca es momento para bajar los brazos. Y los pueblos de Afrin no son ajenos a esa mxima. Hemos visto grandes movilizaciones de solidaridad internacional en pases del mundo entero. La solidaridad con Rojava est entrando en una nueva etapa, y sin duda Amrica Latina juega un papel importante finaliza Brossa-. La mayora de movimientos de solidaridad se van consolidando en Europa, sobre todo en pases con una fuerte dispora kurda, pero con Afrin hemos visto a otros pases de Medio Oriente y de las Amricas jugando papeles mucho ms activos. Desde la Comuna Internacionalista valoramos muy positivamente estos desarrollos, y esperamos que esta solidaridad no se quede en un plano simblico, y que el da de maana pueda significar una alianza decisiva a la hora de asegurar el futuro de la revolucin de Rojava.


Fuente original: https://latinta.com.ar/2018/05/la-revolucion-de-rojava-es-una-brecha-en-el-sistema-capitalista/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter