Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2018

Entrevista a Paco Puche sobre la enfermedad, el cuerpo, la vida y la muerte (I)
Hasta el final hay que hacer lo que uno ha credo casi siempre que debe hacer

Salvador Lpez Arnal
Papeles de relaciones ecosociales y del cambio global


Ingeniero, librero, activista, escritor y mil cosas ms, Paco Puche es uno de los mejores conocedores de la industria criminal del amianto en nuestro pas y en Europa. Su libro ms reciente sobre esta importante temtica ha sido publicado por Libros de la Catarata. La conversacin, esta vez, se centra en temticas ms existenciales y esenciales incluso: vida, enfermedad, muerte. Es fechada en 2017.

***

 

Vamos a tocar un tema delicado querido amigo; disclpame si hago alguna pregunta improcedente. Te han diagnosticado hace unos meses una enfermedad. Cmo ha sido? Cmo te sientes?

Bueno, s. Haces unos meses, en agosto del pasado ao, ya no me senta bien, pero fue un anlisis de sangre rutinario en el que me detectaron un mieloma mltiple (MM) y una embolia pulmonar, ambas juntas, y yo sin apenas enterarme salvo por una debilidad notable, que result ser anemia. Es importante subrayar que la embolia al mes de producirse no dej apenas rastro ni consecuencia cardiaca alguna salvo la prescripcin de un frmaco anticoagulante de la sangre que vengo tomando desde entonces. Segn el neumlogo que me atiende esto ha sido debido a que, a mis 76 aos, an me encontraba en forma (buena vida digamos, siguiendo los ritos de ejercicio, actividad social, en mi caso activismo, buena alimentacin, especialmente con alimentos ecolgicos y de temporada en base a dietas con muy poca carne, y alegra de vivir. Amn de no fumar ni beber en exceso, etc.). Constato que me ha servido llevar esa buena vida.

En cuanto al tema si es o no delicado me remito a las recomendaciones de mi hijo Javier. Le cont tus pretensiones y me anim a que me explicara pues podran servir a otros. Con su venia contesto.

Muchas gracias a tu hijo; transmtele mi agradecimiento por favor. Dos preguntas sobre lo que acabas de sealar. El tipo de alimentacin al que has hecho referencia, por qu crees que no est ms extendido, por qu no se practica de forma ms generalizada? Por desconocimiento, por no dar importancia al tema, porque es ms cara...?

Sobre la alimentacin, yo he seguido varias pautas que creo que son importantes. Una, siempre que he podido (a veces al comer en la calle no siempre es posible) he comprado y usado alimentos ecolgicos de cercana y de temporada, procedentes de una asociacin de agricultura ecolgica (de productores y consumidores) de mi provincia, en la que participo activamente; he practicado un vegetarianismo dbil (no comer carne en el 99% de los casos) y he variado y compuesto la dieta de frutas, verduras, legumbres, pescado, huevos y queso

No est ms extendida porque la alimentacin ecolgica es algo ms cara, porque la conciencia ecologista est an muy poco extendida y porque se sabe poco de la importancia de no comer apenas carne en orden a la salud, al reparto equitativo de los alimentos (las dietas ricas en carnes necesitan cultivar muchos cereales que consumidos directamente -se pierde entre el 80 y el 90% de la energa en este escaln trfico- daran de comer a mucha gente y se paliara gran parte del hambre en el mundo (cerca de mil millones de personas con falta de caloras). y al respeto animal. La dieta es una cuestin tambin tica y poltica como ves. En su da, en Ediciones del Genal, en la que yo ando, publicamos un texto de J. Riechmann titulado Comerse al mundo, en el que tratbamos de extender estos temas. Y se sabe menos de la importancia de la agricultura ecolgica para el suelo, el cambio climtico, la salud y la lucha contra las multinacionales como Monsanto.

A mi hijo le dar tus gracias, obviamente. 

Recuerdo el libro de Jorge. La segunda pregunta: alegra de vivir? Cmo se adquiere? Por contagio, por decisin personal, por ayudas de familiares y amigos? Cmo definiras esa joie de vivre que reivindicas?

No solo la reivindico yo, ya el economista pionero de la economa ecolgica, GeorgescuRoegen, deca aquello tan sorprendente de que la la salida del proceso econmico no es un flujo de salida de desechos, sino el placer de vivir y aada: sin introducir el concepto de placer de vivir no podemos descubrir la verdadera fuente del valor econmico que es el valor que la vida tiene para cada individuo portador de vida. Yo mismo, aos atrs, en un libro sobre decrecimiento dirigido por Carlos Taibo, deca acerca del reparto de nuestro tiempo: tiempo para sentirnos seres vivos y hacer la inmersin mstica en nuestra condicin gaiana. Tiempo para gozar de la naturaleza y de la poesa que solo exigen una buenas botas y unos odos atentos. La alegra de vivir procede naturalmente de nuestra estructura como seres vivos, aquella ontologa de Spinoza por la que los entes tienden a preservar en su ser, al fin y al cabo la vida es autopoitica, y el principio de vida, no el de muerte, nos inunda por mucho que nuestras creaciones nos hayan hecho tan soberbios. Lo primero es lo primero, y este centramiento en lo vital es de cajn.

Qu cmo se adquiere? No perdindola, porque nos viene puesta desde la infancia y somos animales neotnicos, que conservamos caracteres de infancia y juveniles hasta las edades ltimas y si no caemos en la pura nostalgia se puede llegar a viejo queriendo seguir jugando, con una curiosidad interminable, fresco y espontneo por dentro. Y amorosos. 

Qu tipo de terapia ests siguiendo? Es fcil seguirla?

Bueno, segn mi saber y entender sigo tres terapias que considero complementarias: de una parte la que me prescribe mi hematloga a base de pastillas e inyectables en ciclos que suelen durar un mes cada uno. Ahora estoy finalizando el sptimo ciclo de un total, en principio, de nueve. La medicacin es a base de Melfalan, Borterzomib (BORT) y Prednisona con otros frmacos que palan los daos secundarios de estos y alguna vitamina de refuerzo (los cito porque explican lo que viene). La segunda terapia es a base de Cannabidiol (CBD), un derivado del cannabis en forma de aceite que es un complemento que refuerza (sinergiza, dicen) los efectos anticancergenos de la medicacin anteriormente descrita, no como paliativo del dolor u otros efectos secundarios, funcin esta ya clsica de la que hay mucha investigacin acadmica y mucha experiencia (aunque an no permitida de lleno en este pas, de ah esa proposicin no de ley presentada en la Cmara por un militante del PP de Cantabria con apoyo del resto de grupos). Esta segunda lnea la encontr casualmente y la investigu. Apareci un trabajo acadmico de 2013, hecho en Italia, que deca literalmente que estos resultados muestran que el CBD por s mismo o en sinergia con BORT inhibi fuertemente el crecimiento, deteniendo la progresin del ciclo celular y la muerte de clulas MM inducidas Estos datos proporcionan una base racional para el uso de CBB para aumentar la actividad de los inhibidores de proteosoma en MM.

Luego vinieron ms descubrimientos en el mismo sentido hasta uno de febrero de este ao, de 2017, de la Universidad de Sevilla que conclua diciendo que Together, our data suggest that cannabinoids may be considered as potential therapeutic agents in the treatment of MM. Habl con ellos y con el Dr. Guzmn de la Complutense y me han remitido a una clnica de Barcelona, con la que he iniciado unos contactos. Mi problema ha sido (y es) que en la administracin de esta segunda lnea teraputica no tengo gua alguna de administracin, por lo que he tenido que dosificarme por m mismo y esto no permite usarla en condiciones. Como tomo dosis pequeas no hay problema de sobredosis, pero puede que est desperdiciando su potencial sinrgico con el BORTE. No he tenido el menor efecto secundario que sepa.

La tercera lnea es lo que sito en el contexto de la biologa de la creencia. Es decir, autoconcienzarse de dos cosas: una que la vida termina alguna vez por ello la presencia de la muerte es bueno tomarla con la mayor serenidad posible (un poeta famoso de aqu deca que la peor enfermedad es la ltima), pero que mientras tanto un esfuerzo mental y de conciencia sobre las posibilidades curativas del organismo ayudado por lo que sabemos de medicinas serias, es til para situarse mejor ante la enfermedad. La alegra de vivir es teraputica, adems de recomendable. En suma, que estoy actuando sobre los varios determinantes de la salud: servicios mdicos, forma de vida y relacin con el medio ambiente. Y, adems, con el descentramiento del yo.

Las terapias producen efectos secundarios, como sabes, que al principio (3 4 meses primeros) me dejaban algo tirado, con dolores (he tenido mini dosis de parches de morfina un par de meses, ahora no). La alegra de vivir me ha ayudado a pasar estos malos momentos y otras cosas que ahora veremos. No lo llevo mal pues creo que a mi edad (77) uno est mejor preparado para la finitud y los contratiempos y para soportar ese ambiente hospitalario en el que te tienes que meter.

Las preguntas se me acumulan. A qu poeta haces referencia?

Se trata de Manuel Alcntara, un magnfico poeta y periodista de columnas diarias, de aqu de Mlaga, pero muy conocido y famoso. 

Hablas de medicinas serias. Qu es una medicina seria?

De manera ideal dira que aquella que se basa en la experiencia, por tanto en base a observaciones que pueden ser solo empricas (por las que se adquiere el ojo clnico, o el caso de la acupuntura), o las que utilizan el mtodo cientfico, es decir aquel que t bien conoces por el que las experiencias (experimentos) se someten a un mtodo que puede ser replicado, contrastado y falsado (es la medicina basada en la evidencia). Es aquella que supera el nivel de lo meramente analtico y se hace ms sistmica y holstica (la epigentica y la terapia sistmica de familia, por ejemplo); aquella que sabe autocriticarse y percibe la influencia de las multinacionales en su prctica (hoy he odo en la tele que mueren al ao en el mundo 700.000 personas por el abuso de los antibiticos y la adaptacin de las bacterias a ellos; es, en parte, la yatrognesis), y aquella que toma en cuenta la sique y sabe de la importancia de la biologa de la creencia y del efecto placebo, por ejemplo. Si est aceptado plenamente que los determinantes de la salud son el medio ambiente (que pregunten a los enfermos de amianto), los modos de vida (ya hemos hablado de ellos), los servicios de salud y la gentica heredada (y la epigentica contextual), una medicina tendra que tenerlos a todos ellos en cuenta. Difcil, pero ese es el desidertum. Y cmo considero la homeopata, tan denostada? Pues creo que, efectivamente, est muy poco o casi nada contrastada ni falsada, aunque haya quienes crean en ella y se curen: es el efecto placebo y lo que llamamos la biologa de la creencia. Claro, se presta al engao como muchas otras ofertas milagrosas. No me enrollo ms. 

Por qu crees que en circunstancias difciles algunas personas usan medicinas no tan serias?

Porque como digo, funcionan en algunos casos y porque tambin la medicina ms extendida (la basada en la evidencia) tiene su parte de desprestigio, y sus muchas limitaciones. Hay que saber que muchos de los que acuden a esas otras medicinas estn desahuciados por las oficiales o van a ellas por si acaso. La homeopata puede que sirva para poco pero en s misma no hace dao. La gente sabe que en el caso el cannabis son tales los intereses que la investigacin en el nivel clnico est frenada desde hace aos y es muy prometedora. 

Qu es esto del descentramiento del Yo al que has hecho referencia? Cmo se consigue?

Esto s que es aquello que deca Sacristn, tu admirado maestro, de que es necesaria una conversin (algo paulina) personal y colectiva para parar el desastre al que nos dirigimos. Hay que hacer primero la conversin a la humildad profunda (lo veremos luego con las bacterias); una vuelta a la empata que llevamos dentro, desechando los principios del capitalismo (competitividad, crecimiento, consumismo, reproduccin ampliada del capital, egosmo innato) y volver a la fraternidad, a la igualdad, al compartir, a los bienes comunes (que es muy posible, que se lo pregunten a la premio Nobel Elinor Ostrom), al s mismo como un otro que propona Ricoeur, al desinters, al desapego y al dcsprendimiento de Aranguren, virtudes todas ellas muy budistas. Siguiendo a Pico de la Mirandola con aquella imagen de que nacemos como una arcilla moldeable que te puede hacer mortal o inmortal, animal o dios, etc., tenemos que ir construyndonos a nosotros mismo en estos nuevos valores de conversos. Y cambiar las instituciones que no los favorezcan. Es una sntesis, no me pidas ms. 

Hablas de trabajos acadmicos que has consultado. Pero esto, que est muy bien desde luego, no est al alcance de cualquiera. Por lo dems, no puedo uno equivocarse al dejarse llevar por resultados que pueden ser provisionales y, posteriormente, ser rectificados?

El no estar al alcance cualquiera, es otra cara de la desigualdad, por eso su lucha contra ella es saludable. De todos modos circula un rumor popular que sabe que el cannabis es favorable en muchos casos. Por otra parte se sabe que hay equipos que llevan aos investigando en el mundo y este producto es muy prometedor para la salud. Tambin a travs de internet hoy se facilitan las cosas a ms gente.

Sobre la falsabilidad de los resultados, estoy de acuerdo, pero si sabemos que la investigacin a nivel clnica est frenada (lo dicen los investigadores) y no nos llega, tenemos que hacer de pioneros, nos puede ir en ello la vida o la mejora eficaz. 

Me olvidaba. y no es curioso que un militante del PP de Cantabria est luchando, con apoyos de otros grupos y de mucha gente, por la legalizacin del cannabis? Una cosa as era casi impensable hace diez aos.

Cuando la enfermedad aprieta uno se vuelve ms permisivo. Este militante del PP, segn tengo entendido, usaba ya el cannabis con fines teraputicos. 

S, s, creo que es as. Tu compaera, los amigos, los familiares, tu gente, cmo han reaccionado ante la situacin? Te sientes apoyado?

Bueno, eso es vital. Mis relaciones con mis hijos, por ejemplo, han sido esenciales: me han cuidado, ayudado, atendido, no hay palabras. Igual mi amiga del alma, aunque ella a su vez tiene otra enfermedad no menor, por la que nos hemos tenido que alternar en materia de atenciones y cuidados. El resto de la familia y la gente con la que he trabajado ha estado muy presente. Y para culminar, todos los amigos y amigas, han sido maravillosos. Te puede doler mucho la espalda, pero son todos ellos y ellas los que te devuelven a ese pequeo paraso de la fraternidad y el amor. Deca san Agustn feliz culpa que nos trajo a tan gran Salvador. Parangonndolo podra yo decir feliz enfermedad que me est haciendo vivir la hermosura de los afectos.

Puedo deducir, de lo que comentabas antes, que las personas que enferman y que, por razones varias, no tienen tanto apoyo pueden tener ms dificultades en su procesin de curacin?

Naturalmente. Muchos pueblos piensan que el mayor patrimonio (que no capital) es tener buenas y amorosas relaciones. Las sociedades ms comunales (o las futuras ms comunistas) as lo hacen y as lo debern de hacer. Nuestra condicin de interdependientes es ontolgica, igual que la de ecodependientes, mejor por ello asegurar y cuidar aquello que nos hace.

Puedes trabajar en estas condiciones? Te sigue pareciendo importante estar al pie de trabajo y combate en la librera y en vuestra editorial?

Mi lema desde el principio fue algo as como har en cada momento lo que vaya pudiendo, ms o menos segn el da, pero sin agobios y sin renuncias. En la librera y en la editorial los he ido acompaando partido a partido, da a da segn el da. Pero he faltado poco en mis visitas (no obstante, yo estoy jubilado y no hago ya nada esencial en la librera, solo algunas recomendaciones y apoyos). Del resto de mis actividades de reflexin, escritura, lucha social te digo lo mismo: he seguido en proporcin al estado de mis das y mis noches (a veces se me han hecho largas, en ellas el dolor es mayor). Hasta el final hay que hacer lo que uno ha credo casi siempre que debe de hacer. El imperativo categrico del compromiso con la vida y con las ms desfavorecidos no caduca. Por eso, quizs, en ningn momento he estado deprimido o cosa parecida, como se dice que es normal en personas que padecen estas enfermedades ms serias.

Cmo has pensado en ti mismo, en tu cuerpo, tras la irrupcin de la enfermedad? Te pregunto sobre ello. Un descanso, respiremos.

De acuerdo.

Nota de edicin: La conversacin est fechada en mayo-junio de 2017.

 

Fuente: Papeles de relaciones ecosociales y del cambio global, n. 140, invierno 2017/2018, pp. 153-165.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter