Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2018

Atentado contra Jorge Vega Galvis, dirigente campesino y comunitario de Cartagena de Chair, Caquet

Jos Antonio Gutirrez D.
Rebelin



El viernes 4 de Mayo la creciente lista de vctimas del movimiento popular en tiempos de paz se ha vuelto a engrosar. Jorge Vega Galvis recibi en las afueras de su hogar, en el barrio El Triunfo, en la Guadalosa, en las inmediaciones de Cartagena de Chair, 7 tiros de pistola por parte de un grupo de encapuchados, que abandonaron el lugar dndolo por muerto. De milagro, lleg al centro de salud local, del cual fue enviado a Florencia debido a la gravedad de sus heridas. Hoy, cuatro das despus de este atroz crimen, se encuentra todava inconsciente y batallando por su vida.

Jorge es originario del departamento del Cesar, de un pueblito cerca de Poponte en Chiriguan, donde naci en una humilde familia campesina, conociendo desde muy temprana edad el trabajo y toda clase de privaciones. Para que no se lo comieran los mosquitos y el jejn en el monte, mientras trabajaba, me comentaba una vez que tenan que embadurnarse el cuerpo con petrleo y limn, mientras trabajaban bajo el sol abrasador. Con ideas sociales inculcadas por su madre, tambin conoci el sentido de la palabra solidaridad desde temprana edad y siendo casi un nio, ya participaba en las movilizaciones por los derechos campesinos. Con la paramilitarizacin del Cesar bajo el mando de Jorge 40 de las AUC, tuvo que salir desplazado a finales de los 90 hacia tierras caquete as. Actualmente poco le queda del acento costeo, ya que hizo su hogar en Cartagena de Chair, donde se gana la vida rebuscndosela con lo que haya. Trabaja de mototaxista, a veces hace trabajos de electricista, y a veces trabaja en fincas. Su hogar queda en medio de una humilde invasin. Pero en distintas reas se ha destacado como un dirigente social, impulsando la Asociacin de Trabajadores Campesinos del Cagun (ASTRACAMCAG, adherida a Fensuagro), siendo presidente de la seccin de Cartagena de Chair, la organizacin de los vecinos en El Triunfo y en Villa Clara, las organizaciones comunitarias, y siendo trabajador adherido al sindicato de mototaxistas de la CUT en Cartagena de Chair. Tambin ha desempeado cargos de dirigencia tanto en la Marcha Patritica como en el Polo Democrtico Alternativo.

El atentado en contra de l es un golpe al corazn de los procesos populares en el Chair y en el Bajo Cagun. Es un atentado que busca seguir la desarticulacin de los procesos populares que se ha adelantado mediante la militarizacin de la regin. Es parte del socialicidio [1] que se adelanta en todo el territorio y que se cobra la vida de cientos de dirigentes sociales y agrarios. Ya habamos pedido, en el 2014, que se investigaran las amenazas y el acoso en contra de Jorge [2]. Nuevamente en el 2016 se pusieron denuncias por las amenazas que reciba por parte de paramilitares. La intimidacin hacia Jorge por la tropa ha sido casi permanente. En Septiembre de 2017, fuimos sospechosamente detenidos en un retn militar en Cartagena de Chair, en el sector de La Hacienda, mientras volvamos de visitar procesos campesinos. Jorge les pregunt, oiga, no que estamos en proceso de paz? Y ustedes haciendo esto, a lo que un soldado, que no quiso identificarse y que se tap con un trapo las insignias del batalln, respondi sencillamente, claro, por eso es que podemos hacer esto [3]. Esta actitud, me explic Jorge, era lo normal. Esa noche nos toc dormir en casa de un campesino en el sector, porque el ejrcito no autoriz nuestro paso sino hasta las 6 de la maana del da siguiente, con lo cual pudimos llegar al cruce del ro Cagun y llegar a Cartagena. Sin embargo, esa noche dimos aviso a organismos de derechos humanos a travs de Fensuagro porque tenamos fundado temor de que en la obscuridad de la noche, podra haber algn atentado. Esta vez, no hubo intimidacin: las amenazas se han convertido en terribles hechos, ante la mirada impvida, sino cmplice, de las autoridades civiles y militares.

No basta con pedir que se garantice la vida de Jorge a las autoridades. Les exigimos que paren la sangra de dirigentes populares que est ocurriendo, si no con su complicidad, al menos con su connivencia y gracias a su omisin interesada. Adems hay que destacar que con la militarizacin tan brava de Cartagena de Chair la actividad de las organizaciones cvicas y populares transcurre bajo un permanente temor. Garantizar la vida de Jorge y de los otros dirigentes sociales en el Bajo y Medio Cagun, pasa por garantizar el pleno retorno a la civilidad en el municipio y que el ejrcito deje de operar una verdadera ocupacin militar, en la cual actan con poderes dictatoriales. Basta ya de esta campaa contrainsurgente, de esta militarizacin y que los parques de Cartagena se vean libres de fusiles. Quienes hemos tenido la suerte de conocer personalmente a Jorge, sabemos lo mucho que ha luchado por la paz con justicia social; qu paradoja que ahora sea en paz que hayan apretado el gatillo para silenciarlo. Ciertamente, sabemos que esta no es la paz por la que Jorge arriesg la piel. Por ahora Jorge, tus amigos y compaeros, te enviamos un fuerte abrazo, toda nuestra energa y te aseguramos que no te dejaremos solo por un segundo. Fuerza para seguir luchando, compaero. No te vayas.


Notas

[1] http://anarkismo.net/article/30859

[2] http://justiciaypazcolombia.com/Abusos-y-arbitrariedad-de-JOSE-A

[3] Este incidente lo haba ya relatado, brevemente, en un artculo previo http://anarkismo.net/article/30570

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter