Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2018

En el segundo centenario del nacimiento de Marx

Jordi Crdoba
Rebelin


Estos das se cumplen 200 aos del nacimiento de Karl Marx (1818-1883). Fue la poca de revolucin industrial y del nacimiento de la clase obrera, cuando algunos intelectuales establecan las bases de lo que debera ser el nuevo movimiento socialista: Hombres como Saint Simon y Fourier en Francia o como Owen en Inglaterra que, con sus utopas, abriran el camino de lo que posteriormente se denominara socialismo cientfico.

En 1847, Karl Marx y Friedrich Engels colaboraban en la formacin de la Liga de los Comunistas, primera organizacin poltica de carcter socialista y proletaria con una cierta importancia y un contenido internacionalista claro. De influencia todava reducida, este grupo tendra, sin embargo, un importante papel en las revueltas de 1848, Ias primeras en las que la clase obrera asumi una posicin destacada e independiente. La Liga nos dej tambin una de Ias obras bsicas del pensamiento revolucionario, el Manifiesto Comunista, redactado por los dos pensadores y activistas alemanes. En 1857, Marx abandon temporalmente sus tareas polticas de carcter ms inmediato, para dedicarse a trabajar en la que debera ser su gran obra, El Capital.

Pocos aos despus, en 1864, y ya con mucha ms fuerza naci Ia Asociacin Internacional de Trabajadores (AIT), tambin conocida posteriormente como Primera Internacional y que, ms que agrupar a una minora de activistas, se convertira en la vanguardia del movimiento proletario internacional, sobre la base de las dos clases obreras ms fuertes de aquel tiempo, la britnica y la francesa. Proudhon, Marx, Engels y, ms tarde, Bakunin, tendrn una notable influencia. De la mano de la Internacional, pronto llegaran las grandes movilizaciones obreras, como secuela de Ia crisi poltica surgida a finales de la dcada de 1860. Movilizaciones que, con Ias primeras represiones sangrientas, tomaron forma de luchas polticas revolucionarias. Es en esa poca cuando se empieza a polarizar la Internacional en dos corrientes, la socialista de Marx y sus seguidores por un lado y la anarquista de Bakunin y sus colegas por otro. Mientras los anarquistas criticarn la disciplina y la organizacin extrema, as como la centralizacin de I'AIT defendida por el sector socialista, estos reprocharan a los anarquistas su debilidad terica y su supuesta precipitacin revolucionaria.

Fue en estos aos convulsos cuando lleg lo que sera la primera insurreccin proletaria de una cierta importancia, el primer intento serio de transformacin de la sociedad mediante una revolucin con acento socialista, la Comuna de Pars (1870), en la que la Internacional jugar un importante papel, si bien no decisivo. A pesar de su fracaso, la Comuna tuvo una importancia fundamental por sus enseanzas para el movimiento obrero y revolucionario, en todo lo relacionado con la organizacin de un hipottico futuro estado socialista, as como su posterior transformacin en una nueva administracin del pueblo y para el pueblo. Las consecuencias inmediatas de la Comuna fueron, sin embargo, la represin generalizada en toda Europa, en una etapa difcil, en la que se consum la escisin de la Internacional en dos corrientes irreconciliables. El abandono del Consejo General por parte de los anarquistas sera un paso doloroso hacia el debilitamiento del movimiento proletario, que vera desaparecer su gloriosa Internacional en 1876. La sucesin de avances y retrocesos en la historia del movimiento obrero tendra aqu un de sus primeros ejemplos.

Pero el movimiento socialista, lejos de estar definitivamente muerto, revivira con gran fuerza a finales de la dcada de los ochenta del siglo XIX, ya sin la participacin de Marx, que morira en 1883, despus de dejar una monumental obra escrita al servicio de la emancipacin proletaria. El incremento acelerado del nmero de obreros industriales, y la concentracin de estos trabajadores, y tambin cada vez ms mujeres trabajadoras, en grandes empresas, sera la base para la formacin de nuevos y poderosos movimientos socialistas, principalmente en Alemania, que se convertira durante aquellos aos en la sede de la vanguardia del movimiento, impulsando la creacin de la II lnternacional, creada en 1889. Entre sus principales lderes contar, muerto Engels en 1895, con Bebel, Bernstein, Kaustski, Rosa Luxemburgo o Lenin, los cuales se encargarn de dar un nuevo empuje a la teora marxista y a la praxis socialista, en unos casos desde posiciones ms reformistas, en otros desde una opcin ms claramente revolucionaria. Los acontecimientos que siguieron a partir de aqu, constituyen un nuevo captulo de la historia del movimiento obrero, una historia en la que la figura de Karl Marx destaca de una manera excepcional.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter