Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-05-2018

Washington: ayer Norcorea, Irn hoy

Miguel ngel Ferrer
Rebelin


Desde el ya muy lejano 1979, en que la llamada revolucin de los ayatolas derroc a la monarqua proimperialista del sha Reza Pahlevi, la antigua Persia fue convertida por Estados Unidos en el gran enemigo de Occidente, en la bestia negra del imperialismo. Y en estos casi 40 aos Washington no ha cejado en sus malignos esfuerzos por devolver a Irn a la rbita colonial abandonada en 1979.

Entre esos malignos esfuerzos, el mayor y ms sangriento y costoso fue la guerra que, por mandato de Washington, Irak desat contra Irn entre 1980 y 1998, pretextando reclamaciones territoriales. Pero el conflicto que cost a ambas partes cientos de miles de muertos termin con la derrota y retirada del invasor iraqu y la consecuente victoria y fortalecimiento de la revolucin islmica de 1979.

A pesar de esa tremenda derrota EU sigue empeado en el derrocamiento del gobierno iran. Y para ello Washington acude al conocido expediente del bloqueo econmico, comercial y financiero de la economa de Irn, con el propsito ltimo de generar, por hambre y desesperacin, las condiciones internas de una revuelta popular que, con abundante ayuda de Estados Unidos, conduzca a la cada del rgimen. Una reedicin de la vieja poltica utilizada contra Cuba, la Nicaragua sandinista, el Chile allendista, el Irak del ex amigo y ex cmplice Saddam Hussein. Y ahora mismo en Venezuela, Rusia y, hasta el momento, en Corea del Norte.

Para enderezar la nueva cruzada contra Irn, Donald Trump ha repudiado el acuerdo nuclear firmado apenas en 2015 por el pas musulmn, las potencias europeas y el propio Washington, y demanda un nuevo pacto. Este sera an mas limitativo de las capacidades de defensa militar de Irn, lo que lo hace muy improbable. Pero eso en realidad no importa mucho. Lo que interesa es tener un pretexto para reiniciar y agravar el bloqueo econmico.
Se trata de una clsica jugada de pinzas. Si Irn acepta negociar un nuevo acuerdo se estara atando de manos; y mientras no acceda, EU continuar y agravar la guerra econmica.

Como demuestra la experiencia, esa guerra de baja intensidad, sin fusiles y caones, no suele conseguir el colapso del pas agredido. Se logr en Chile y en la Nicaragua sandinista. Pero en Irak hubo necesidad de mandar tropas y ocupar el pas.

Tanto en Libia como en Siria, tras el fracaso del bloqueo econmico, se utiliz el recurso de las tropas mercenarias, lo que funcion bien con Gadafi pero que ha fracasado con Al Assad.

Ahora con Irn se pretende repetir el proceso: guerra econmica y subversin interna. Y del xito o fracaso de esta perversa va dependern los pasos siguientes: ejrcitos mercenarios o invasin militar directa.

Por ahora, sin embargo, no se ve, en ningn escenario, muchas posibilidades de xito para EU. Y el asedio, ms bien, puede tener resultados contraproducentes para el imperialismo: fortalecimiento social, y popular de Irn. Y en el plano militar, no es difcil suponer la reanudacin del programa nuclear iran. Corea del Norte es un buen ejemplo. Fracas la guerra econmica y Pyonyang logr hacerse de armas atmicas, lo que ha fortalecido sus capacidades de defensa. Obviamente sin proponrselo, Trump est empujando a Irn por el camino de Norcorea.

www.economiaypoliticahoy.wordpress.com
[email protected]

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter