Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2018

El surgimiento de un Karl Marx ecolgico: 1818 - 2018

Gareth Dale
Rebelin

Traduccin Hctor R. Lpez Tern


El cumpleaos 200 de Karl Marx est siendo celebrado hoy en circunstancias que ni deseaba ni esperaba: un planeta que es gobernado y cada vez ms destruido y cocinado por el capitalismo.

Las conmemoraciones anteriores en 1918 y 1968 llegaron en medio del recrudecimiento mundial de los movimientos sociales progresistas.

El Marx de aquellas coyunturas fue un terico de la lucha de clases, la revolucin y la subordinacin del mundo postcolonial, pero fue negligente sobre la naturaleza. Algunos ambientalistas encontraron valor en Marx, pero no en su anlisis ecolgico.

Pesimismo maltusiano

Representativo de esto fue un ensayo en 1971 de G.N. Syer en The Ecologist. Rindi tributo a la pasin de Marx por la igualdad y la emancipacin humana universal. Tambin, reconoci su comprensin de la relacin de naturaleza y sociedad como dialctica, al observar a los seres humanos como parte de la naturaleza, no como sus gobernantes.

Pero el pliego de cargos fue largo. Para empezar, Syer argument que algunas predicciones marxista haban sido insuficientes. Ese capitalismo que genera polarizacin social y crisis cclicas pareca haber sido falsificado: en la brecha de riqueza entre ricos y pobres, Syer observ que haba "disminuido en casi todas partes", mientras el ciclo de depresin haba estado superado gracias a "la aplicacin de las teoras econmicas keynesianas".

Y lo ms importante, Marx haba tomado la labor de repetir la fe de su era en el progreso material infinito.

Haba fallado en reconocer la validez del pesimismo maltusiano; no vea las tensiones que impone al planeta el progreso material ni la consecuente contaminacin y el agotamiento de recursos; y estaba aqu, en contraposicin con Engels "bastante inconsciente de la fragilidad de gran parte de la naturaleza, como el suelo, y de la posibilidad de que algn da los recursos de la tierra se agotaran".

Preocupaciones centrales

Qu diferente es el mundo que saluda el bicentenario de Marx.

Llega en una era gobernada por lo que Mark Fisher llam "realismo capitalista" una sensacin de que no existe una alternativa perceptible para el sistema capitalista pero en la que las percepciones de crisis son omnipresentes, incluida la relacin entre la sociedad humana y el reino natural.

En este sentido, el descubrimiento de Marx como un pensador ecolgico ha sido significativo. Por supuesto, se saba que el concepto de alienacin de Marx abarcaba el distanciamiento de la sociedad humana del mundo natural.

Pero en las ltimas dcadas del siglo XX un Marx ecolgico fue desenterrado, gracias al trabajo de David Harvey y muchos otros.

Despus, en el cambio de milenio, Paul Burkett en Marx and Natura y John Bellamy Foster Marxs Ecology expusieron a Marx como un pensador cuyas preocupaciones centrales eran ecolgicas.

Mediar, regular y controlar

Este es un Marx que posea un meticuloso conocimiento de las cuestiones tcnicas, ya fueran la qumica de la degradacin del suelo o las implicaciones ecolgicas del descubrimiento de la primera o la segunda ley de la termodinmica.

Estos autores, junto con los investigadores y activistas Joel Kovel y Elmar Alvater, recientemente fallecidos, y Jason Moore Capitalism in the Web of Life y Andreas Malm Fossil Capital han "trado al capitalismo de vuelta" a la discusin sobre la naturaleza de las relaciones sociales, provocando una regeneracin constante del pensamiento ecolgico marxista.

Moore y algunas feministas marxistas como Carolyn Merchant han ayudado al renacido marxismo ecolgico a conversar creativamente con el feminismo y la teora de la reproduccin social.

El resultado ha sido un replanteamiento radical del proyecto de Marx. Ya no se puede ver que "la naturaleza" tenga un papel secundario. Su antropologa, despus de todo, es una premisa para el entendimiento de que las criaturas humanas modelan su relacin con el resto de la naturaleza a travs de la produccin de sus medios de subsistencia.

Al definir el proceso de trabajo, Marx como nos recuerda Reiner Grundmann emple el concepto de "metabolismo": el proceso por el cual los seres humanos, con sus propias acciones, median, regulan y controlan el metabolismo entre ellos y la naturaleza, un metabolismo cuya interrupcin podra general un desastre.

Condiciones permanentes

Y ya no se puede leer a Marx como un animador del crecimiento econmico o del progreso material. Quienes continan leyndolo de esta manera, deberan informarse de su metfora del progreso humano sobre el capitalismo En Se asemeja, Marx menciona: "ese repugnante, dolo pagano, que quera beber el nctar en el crneo de sus vctimas"

El Marx "ecolgico" recin descubierto fue un agudo crtico del paradigma de crecimiento; en el Volumen I de El Capital atrae la atencin sobre el pisoteo del reino natural por el progreso burgus. "Todo progreso en la agricultura capitalista", dice, "Es un progreso en el arte, no de robar a los trabajadores, sino de robar al suelo; todo progreso en el aumento de la fertilidad del suelo durante cierto tiempo es un progreso hacia la ruina de las fuentes ms duraderas de esa fertilidad...

La produccin capitalista, por lo tanto, solo desarrolla las tcnicas y el grado de combinacin del proceso social de produccin socavando simultneamente las fuentes originales de toda riqueza: el suelo y los trabajadores".

La produccin de cultivos comerciales est en contradiccin con la agricultura misma, preocupada porque esta ltima es o debera ser, "con toda las gama de condiciones permanentes de vida", requerida por los seres humanos a travs de las pocas.

Colapso del ecosistema

El entorno natural, Marx insiste en el mismo libro, debera ser tratado con la comprensin de que es "la condicin inalienable para la existencia y reproduccin de la cadena de generaciones humanas".

Lejos de exhibir un deseo despreocupado de que el hombre domine la naturaleza sin tener en cuenta los "lmites y umbrales", el Marx ecolgico exhibe una preocupacin real por los lmites ambientales y presta mucha atencin a todo tipo de procesos a travs de los cuales la sociedad humana interacta con su entorno.

Ahora los peces en el agua estn desapareciendo, tambin las aves en el aire. El nivele de dixido de carbono era de 283 ppm en el nacimiento de Max y est incumpliendo los 410 ppm en su bicentenario, la mayor concentracin en 20 millones de aos, incluso antes de la especiacin de los Grandes Simios

Con una trayectoria de "negocios como siempre" incluso una que se dobla con los Acuerdos de Paris la perspectiva es de un trinquete trmico retroalimentado por siglos de antigedad, y esto, en combinacin con los otros ataques a los lmites biofsicos de la tierra guerra del capital en la Tierra presagiara la aceleracin de la extincin de especies en una escala gigantesca y el colapso concatenado de los ecosistemas.

Marx tena 40 aos cuando se plante por primera vez la perspectiva de la extincin humana causada por el cambio climtico, si el capitalismo global contina durante otro siglo o dos, todas las apuestas se cerraran. El Marx ecolgico, terico de la alienacin de la humanidad sobre la naturaleza y de la exponencial acumulacin de capital, no servir de nada si el timn no vuelve nuevamente a las agendas de 1918 y 1968.

 

Gareth Dale ensea poltica en la Universidad de Brunel. Es coeditor de Green Growth (Zed, 2016) y escribe ensayos sobre el paradigma de crecimiento, la sostenibilidad y las filosofas medioambientales de Malthus y J. S. Mill.

 

Fuente: https://theecologist.org/2018/may/05/emergence-ecological-karl-marx-1818-2018

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y Rebelin como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter