Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2018

Trump, Irn, el fin de la diplomacia y el espejo argentino

Jorge Elbum
CLAE / Rebelin


Donald Trump anunci el abandono de Estados Unidos del acuerdo conocido como 5+1, orientado a controlar el proceso de enriquecimiento de uranio de la Repblica Islmica de Irn, firmado en Viena el 14 de julio de 2015. En aquella oportunidad, los firmantes se responsabilizaban a cesar las sanciones econmicas contra Irn y los persas a discontinuar su proceso de obtencin de uranio enriquecido para fines blicos. Los firmantes del acuerdo fueron los integrantes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ms la adhesin de Alemania. El retiro de Trump es el ltimo captulo de la ofensiva de la derecha estadounidense e israel que se asociaron para deslegitimar el memorndum de entendimiento de Argentina con Irn. Ambos actores, con ayudas jurdicas y mediticas, ms la complicidad de la Asociacin Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegacin de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), lograron clausurar el intento de llevar a cabo las indagatorias, imprescindibles para darle continuidad al juicio del atentado contra la segunda en 1994.

Ambos intentos de negociacin diplomtica fueron iniciados paralelamente. En el caso del memorndum de entendimiento, firmado por el canciller Hctor Timerman en Addis Abeba (Etiopa), nunca lleg a cumplirse debido que las autoridades de Tehern jams lo avalaron y fue desestimado a travs de una declaracin de inconstitucionalidad de la Corte Suprema. La finalizacin del acuerdo decretado el ltimo 8 de mayo por Donald Trump, sin embargo, no ha generado ninguna causa por encubrimiento o traicin a la patria contra Obama, del tipo de las sufridas por la expresidenta Cristina Fernndez de Kirchner, Hctor Timerman, Carlos Zannini y otros militantes populares.

La acusacin de Nisman fue contempornea con la ofensiva de Netanyahu y los republicanos contra el 5+1.

La decisin tomada por el Trump responde a las demandas del complejo militar industrial necesitado de continuar con la exportacin de armas a la regin, Arabia Saudita e Israel. En el primer caso, la poltica proteccionista del magnate neoyorquino ha decidido expandir la produccin blica como mecanismo para achicar la brecha del creciente dficit comercial y su desindustrializacin interna.

Por su parte, la monarqua saud aliada de Washington en la regin mantiene una disputa poltico-religiosa con Tehern por el control hegemnico del mundo musulmn, que se expresa, entre otras formas, en una guerra civil dentro de Yemen (al sur de la pennsula arbiga) donde se enfrentan chitas apoyados por Irn, contra sunitas avalados por el prncipe Salmn. En el caso de Israel, el centro de la disputa es su seguridad nacional, desafiada por milicias chitas pro-iranes acantonadas en el sur del Lbano (limtrofe con el Estado judo) y las tropas de Tehern desplegadas en Siria, que participan de la guerra civil apoyando a Assad.

Disparen sobre Tel Aviv y Tehern

El eje Washington / Riad / Tel Aviv cuestion a Barack Obama desde que inici las conversaciones orientadas a firmar el acuerdo. Esos tres actores buscan el aislamiento de Tehern y la ruptura de su bloque implementado recientemente con Rusia y Turqua, destinado a superar la guerra en Siria. La ruptura del acuerdo anunciado por Trump supone, adems, el deterioro de la alianza estratgica entre Estados Unidos y Europa: Washington advirti que sern sancionadas las empresas europeas que comercien con Irn, por parte de los organismos que rigen el Tesoro y las finanzas multilaterales.

Esta amenaza gener una rpida respuesta por parte de los mandatarios europeos, signatarios del tratado, quienes anunciaron un encuentro con los gobernantes persas el martes 14 en Bruselas. Por su parte, el ministro de Economa de Francia, Bruno Le Maire, abog por el restablecimiento de una soberana econmica europea, en clara contraposicin a los mandatos de Washington.

Le Maire subray que es hora de que Europa convierta las palabras en accin, con el objetivo de hacer valer la continuidad de los compromisos suscriptos en 2015 con Tehern, en el tratado 5+1, cuya nominacin formal es Plan Integral de Accin Conjunta (JCPOA, por sus siglas en ingls). Las autoridades parisinas advirtieron en un comunicado oficial que se opondrn a las sanciones contra las compaas galas que tengan negocios con Irn. Francia fue explcito al sealar que las empresas comunitarias no deben pagar por la salida unilateral de Washington de un convenio preparado con su participacin.

Una de las consecuencias del retiro del 5+1 supone la continuidad del deterioro de la alianza entre Washington y Bruselas, histricos aliados dentro de la OTAN. Los medios de comunicacin europeos optaron por un cuestionamiento a la decisin autnoma de Trump y una caracterizacin sarcstica sobre el magnate peligrosamente impredecible: la BBC de Londres ofreci un fragmento de las declaraciones de Trump del ltimo viernes, en la ciudad de Elkhart (Indiana), donde seal: Espero poder llegar a un acuerdo con ellos [Irn], un nuevo acuerdo, un buen acuerdo, un acuerdo honesto, que sea mejor para ellos. Pero no podemos permitirles que obtengan armas nucleares.

La emisin incluy memes que acompaaban las imgenes interrogndose acerca del equilibrio psquico del primer mandatario. En el tramo final de sus declaraciones concluy: Debemos poder acceder a las instalaciones [nucleares de Irn] e inspeccionarlas. Tenemos que poder entrar a sus bases militares, para ver si estn mintiendo o no () Por supuesto, estamos seguros de que no engaan a nadie. Es solo por si acaso.

Una parte central del acuerdo fracturado por Trump inclua la continua auditoria y el control de las plantas de centrifugado, provistas originalmente por empresas alemanas, hecho que explica la participacin de Berln en la firma del 5+1. El desarrollo de la tecnologa persa se sustent en la cooperacin alemana, sobre todo a travs de las corporaciones germanas BASF, Lurgi, Krupp, Siemens, ZF Friedrichshafen, Mercedes, Volkswagen y MAN. Sin embargo, Merkel contina siendo una de las aliadas ms consecuentes de Israel en los foros internacionales.

La contribucin alemana al avance tecno-blico iran nunca gener un ataque de tales dimensiones como el que fue motorizado por el Likud (el partido de derecha de Netanyahu) y los republicanos contra Cristina Fernndez, Timerman y Zannini. Los niveles de saa alcanzados a nivel local, a travs de la AMIA y la DAIA instrumentados bajo pretexto de la causa de encubrimiento del memorndum y de la muerte del fiscal Nisman tuvieron que ser momentneamente suspendidos la ltima semana debido a un escndalo de abuso sexual y extorsin protagonizado por uno de sus (republicanos) instigadores, Ariel Cohen Sabbn.

Lecturas estratgicas

El organismo encargado de supervisar lo pactado es la Agencia Internacional de la Energa Atmica (AIEA), y su coordinador es Tero Varjoranta, quien debi renunciar por la presin de EEUU. Su sustituto, designado por sugerencia de la Comunidad Europea, es Massimo Aparo, quien confirm que su equipo de contralor y auditoria publicar su prximo informe sobre la actividad nuclear iran en dos semanas. Por su parte, el ministro de Exteriores persa, Javad Zarif, adelant que intentar darle continuidad al acuerdo e inform que realizar una gira por China, Rusia y Bruselas para garantizar que el pacto asuma las caractersticas de un 4 + 1.

Irn tiene un cudruple frente de conflicto en la actualidad: por un lado, el referido a su participacin en la lucha contra ISIS (DAESH), Al-Qaeda y el Ejrcito Libre Sirio, en respaldo de Hafez al Assad. Por el otro en Yemen, donde participa de una guerra civil contra los sunitas, estos ltimos avalados por Saudiarabia. En tercer trmino, en el Lbano, como soporte de las milicias poltico-militares de Hezbol. Por ltimo, con Israel, ante el que emplaz las tropas de elite de los guardianes de la revolucin islmica, Al-Quds, comandadas por Qasem Soleiman.

La presencia de Irn en El Lbano y Siria supone para Tel Avivun desafo estratgico a su seguridad nacional y una lnea roja que explica el ataque areo contra la base area siria de Tiyasel el 9 de abril y el intercambio de misiles y bombardeos posteriores.

Segn Robert Malley, ex asesor de Obama y uno de los responsables en las conversaciones previas al acuerdo con Irn en 2015, la decisin de Trump asla a Washington y condena a las empresas que han entablado acuerdos comerciales con Irn a romper sus contratos o desafiar a Estados Unidos. La pelota se ha movido del terreno de juego estadounidense al europeo e iran. All es donde se tomarn las decisiones. Para Malley, Bruselas har el mximo esfuerzo para salvar el acuerdo. Y para lograr ese cometido, Europa ofrecer a Irn una proteccin de los beneficios econmicos que Irn esperaba del acuerdo, para garantizar su continuidad.

Malley subray que ninguno de los argumentos [de la decisin de Trump] se basan en la realidad. La mejor manera prctica de garantizar que Irn no tenga un arma nuclear es permanecer en el acuerdo. Malley, que fue adems entre 2010 a 2014 el director de la agencia encargada de sancionar a Irn (en forma previa al tratado de Viena) concluy una exposicin frente a acadmicos y periodistas con la siguiente afirmacin. El mundo es menos seguro y se incrementa significativamente la posibilidad de un enfrentamiento militar.

Los bombardeos a Siria por parte de la coalicin francesa, britnica y estadounidense, sumados al traslado intempestivo de la embajada de Estados Unidos a Jerusaln rompiendo el status quo que postulaba a esa ciudad bajo de un paraguas de futuras negociaciones relacionas con el fin de la ocupacin y la concrecin de un Estado Palestino soberano, y la reciente incorporacin de Israel al conflicto, muestran que Malley parece entender algo del tema.

En ese marco, Macri visitar Israel a mediados de mayo para participar de los festejos de la sptima dcada de la independencia. Su participacin en una zona en guerra contribuir, sin dudas, a brindarle un poco de paz frente a las corridas bancarias, las exigencias del FMI, los bombardeos retricos de (la diputada oficialista) Elisa Carri y una efervescencia popular que elevan diariamente el termmetro del cansancio social con la misma rapidez que el precio del dlar y la inflacin. Los intercambios de misiles y las amenazas nucleares de la zona quizs le provean la armona que los globos y el optimismo no pudieron prender en Argentina.

Los paralelismos entre ambos tratados muestran enemigos simultneos: las derechas estadounidenses e israel guiaron al (suicidado) fiscal argentino Alberto Nisman, DAIA y AMIA para sabotear cualquier acuerdo que permitiese la continuidad del juicio y perseguir a sus gestores. Tambin orientaron a Trump para quebrar el acuerdo. Pero en Washington no se les ocurre encarcelar funcionarios de mandato vencido por antagnicas decisiones polticas.

Jorge Elbum: Socilogo, doctor en Ciencias Econmicas, analista senior del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la )

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter