Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-05-2018

Acerca de la desmoralizacin e hipocresa de Alfonso Lpez Mndez (Efrn Arboleda), ex comandante del 27 Frente de las FARC-EP

FARC-EP
Rebelin

Nota de Rebelion.org: Hemos recibido el siguiente comunicado, elaborado por un grupo coordinado de personas provenientes de las FARC-EP que se declaran en quiebre con el acuerdo de paz. Lo publicamos en su integridad porque lo consideramos de inters como un documento para entender el momento y las contradicciones del presente. En este portal tendrn cabida siempre distintas expresiones de la izquierda, estemos o no de acuerdo con ellas.


Los poderosos de Colombia y los gringos de E.E.U.U. nunca nos podrn derrotar, ni comprar con dinero, ni con armas, ni con mentiras mediticas Camarada Manuel Marulanda Vlez.

 

De igual manera tambin sentimos ese dolor, que como comunistas y revolucionarios, nos embarga al saber de la perdida de la vida de nuestros camaradas en combate, pero para quienes la revolucin es verdadera, como dira el comandante Ernesto che Guevara, se triunfa o se muere en el intento. Vemos con sospecha el trnsito en las posiciones tericas e ideolgicas de los principios Marxistas-leninistas, en pro de la ideologa decadente de la burguesa, que no busca ms que el arrodillamiento de los sectores histricamente explotados y excluidos de la propiedad de sus destinos; como si la existencia del Estado no fuera la confeccin de que la sociedad est en contradiccin consigo misma y que la violencia ejercida desde la unidad histrica del proletario junto al campesino no fuese legitima respuesta a la violencia ejecutada por la aniquiladora lucha burguesa por la reproduccin de su poder.

Vemos con asombro la pretensin del llamado al desarme, bajo el sofisma de una paz estable y duradera, aun a sabiendas que mientras exista la forma valor, la sociedad ser configurada como un espacio de lucha permanente, pues un sujeto expropiado de medios de produccin es un sujeto por lo tanto imposibilitado para llevar a cabo la reproduccin de la vida, que supone el proceso econmico, por lo tanto oponemos la potencia terica del marxismo, que bien evidenci el carcter irreconciliable entre las clases sociales con intereses histricamente antagnicos.

Esos intereses particulares que se dicen de algunos, son los intereses del pueblo trabajador y campesino de Colombia, intereses de clase que fueron borrados de cuajo en la imposicin de la burguesa a las gloriosas FARC-EP, en los mal llamados acuerdos de paz, intereses que seguimos representado con la espada de Bolvar y los fusiles combatientes en campos y ciudades a lo largo y ancho del territorio nacional; por los cuales seguiremos en pie de lucha, siguiendo al pie de la letra las enseanzas y tras la senda trazada por nuestros insignes fundadores, los camaradas Manuel y Jacobo, quienes nos ensearon que a esta burguesa aptrida y de vocacin raponera, cualquier derecho se le arranca en la movilizacin y el combate de las gentes pobres y marginadas de nuestra sufrida patria colombiana, y que de ninguna forma se le mendigan al enemigo de clase. Por lo cual sera un acto de hipocresa por nuestra parte ocultarle al pueblo colombiano, que se lanzan a una lucha a muerte por la transformacin revolucionaria de la sociedad colombiana, ya que la paz es una imposicin del pueblo a la burguesa prfida, timorata y traidora, pues entendemos que la paz para esta ltima es la humillacin y sumisin en silencio del hombre sencillo.

Que responda y demuestre su dolor por enlutar a la familia colombiana Efrn Arboleda ante la justicia ordinaria y ante la JEP por la ejecucin de ms de 100 campesinos, en el ao 2004, hechos deplorables desde todo punto de vista revolucionario, ocurridos en los lmites del casero de Santo Domingo y la vereda Loma Linda, jurisdiccin del municipio de Vista Hermosa, departamento del Meta; responsabilizados de ser de la red de cooperantes del ejrcito nacional, tras la muerte en combate del camarada Gaviln del frente 27 de las FARC-EP, hechos que atestiguan los campesinos de la regin y la combatiente Carmenza, guerrillera del mismo frente y que en una asamblea, ella manifest su inconformidad y pidi explicaciones sobre lo ocurrido tras la muerte de su padre en el exterminio ejecutado por Efrn Arboleda ante Mauricio Jaramillo, el cual contesto que no molestara ms con eso, que dejara las cosas as, pues ya no haba nada que resolver, de igual manera que responda tambin por el hecho degradable que en realidad enluta a la familia colombiana; por la muerte de un nio en una emboscada entre Pialito y Vista Hermosa, posteriormente usado su cadver como cebo y cargado con explosivos para emboscar el ejrcito, procedimiento miserable y cobarde propio del carcter prfido de los fascistas que a ningn comunista real y consecuente se le pasara por la cabeza.

Para terminar, la acepcin del concepto de poltica que nos pretende vender la burguesa esta referida a la relacin con el aparato de Estado que nos dicta las reglas de juego, en contra posicin a la tesis del materialismo histrico quien entiende la poltica como la expresin mediatizada y abierta de la lucha de clases, lo que nos lleva a reafirmar la tctica leninista de la combinacin de todas las formas de lucha de masas para la toma del poder poltico en el Estado, hoy como hace 54 aos de lucha poltica por la nueva Colombia, la Patria Grande y el Socialismo, que nos llevara a la construccin de una sociedad sin Estado como la meta ms loable de la humanidad.

DIRECCION DE LAS FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIA DE COLOMBIA EJRCITO DEL PUEBLO FARC-EP.

MONTAAS DE COLOMBIA.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter