Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2018

Existe la aplicacin de justicia para los pueblos indgenas en Honduras?

OFRANEH
Rebelin


Los pueblos indgenas en Honduras atravesamos por una grave crisis ante la ofensiva para la apropiacin de territorios y recursos, al mismo tiempo que el endeble estado de ley existente en el pas, se ve afectado por la desaparicin de la independencia de poderes, dando lugar a siniestros abusos de los derechos humanos y presiones territoriales que desembocan en desplazamientos poblacionales.

Los informes de diferentes relatores de Naciones Unidas y de ONGs especializadas en la temtica de derechos humanos, exponen la grave situacin que atravesamos los pueblos indgenas, en Honduras y el grave riesgo que corren las defensoras del la madre tierra.

La reciente absolucin del exalcalde de Intibuc Martiniano Domnguez Meza, por el Tribunal de Sentencia de Siguatepeque, en relacin al caso de la hidroelctrica de Agua Zarca, demuestra la capacidad de distorsin del estado de Honduras en relacin a la socializacin efectuada por la empresa DESA la cual ha sido convertida en consulta previa. El asesinato de Berta Cceres, sac a relucir las artimaas a las cuales recurre la lite empresarial y poltica del pas. Hasta la fecha los autores intelectuales del crimen no han sido sindicados; y hasta el momento los militares y sicarios que participaron en el asesinato, son los nicos que permanecen en prisin, a la espera de una supuesta sentencia. Todo indica que la Consulta Previa, Libre e Informada, consignada en el Convenio 169 de la OIT, es un obstculo para los planes de desarrollo impulsados por las polticas neoliberales. Desde 1995, cuando fue ratificado por Honduras el Convenio 169, el Estado adquiri la obligacin de crear un mecanismo de consulta previa, el cual sin embargo ha diluido sistemticamente, confundiendo de forma deliberada socializacin con consulta previa.

Desde el ao 2003, la OFRANEH inst al Estado a efectuar una consulta en relacin al anteproyecto de Ley de Propiedad, promovida por el Programa de Administracin de Tierras (PATH) en San Juan Tela (Durugubuti), siendo la consulta previa efectuada en septiembre de 2003. La asamblea comunitaria rechaz las versiones de ley presentadas por los representantes del estado, ante el peligro de la disolucin de la propiedad comunitaria. Para junio de 2004, el Congreso Nacional aprob la Ley de Propiedad, la que permite finiquitar la propiedad comunitaria. La OFRANEH llev el caso ante el Panel de Inspeccin del Banco Mundial, el cual seal que el Estado de Honduras no se apeg al Convenio 169, sin embargo la Gerencia del Banco no efectu ninguna accin en referencia a la Ley de Propiedad.

Es hasta el 2012 que el Estado, presionado por el Programa Reduccin de la Deforestacin y la Degradacin del Bosque (REDD por sus siglas en ingls) inicia los primeros pasos para la creacin de una Ley de Consulta. El PNUD en Honduras asume el rol de acompaante, y conjuntamente dan los pasos iniciales en la preparacin del propuesta de pas en relacin a los REDD.

Para el ao 2015 tanto la Direccin de Pueblos Indgenas y Afro descendientes (DINAFROH) y la Confederacin de Pueblos Autctonos de Honduras (CONPAH) elaboraron sus propios anteproyectos de Ley de Consulta. De igual manera el Observatorio de los Derechos de los Pueblos Indgenas de Honduras (ODIPINH) concret una versin de ley. No obstante, el PNUD para el 2016, comienza un proceso de socializacin el cual denomin consulta sobre un anteproyecto de ley, elaborado por el consultor peruano Ivan Lanegra, similar a la Ley de Consulta del Per, la que excluye el consentimiento como parte esencial de la consulta.

Las denuncias interpuestas por organizaciones y comunidades indgenas que no se encuentran bajo la esfera de influencia de la actual dictadura, dieron una alerta sobre la distorsin a la consulta previa, promovida por funcionarios estatales y el PNUD. La relatora de Naciones Unidas para pueblos indgenas, la Sra. Vicky Tauli-Corpuz efectu una visita al pas, en relacin a la imposicin del anteproyecto elaborado por Ivan Lanegra y la distorsin del espritu del Convenio 169.

La relatora fue enftica sobre la importancia de la Consulta sobre la Consulta, ademas los tiempos y procedimientos para crear un mecanismo de consulta. Las observaciones adicionales presentada por la relatora en junio del ao pasado, han sido ignoradas por el Estado, el que entre otras procedi a a imponer una ley de Incentivos al Turismo sin haber efectuado consulta alguna.

Es claro que para el pueblo Garifuna y todos los pueblos indgenas del pas, es urgente y necesario un mecanismo de consulta para garantizar la sobrevivencia de nuestros pueblos como cultura diferenciadas. Sin embargo el mecanismo de consulta requiere que refleje la cosmovisin de los pueblos indgenas el espritu del Convenio 169 de la OIT y la Declaracin de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indgenas.

Es de una enorme importancia que el Programa REDD, PNUD y el AVA FLEGT, tomen en cuenta las recomendaciones de la Relatora Tauli-Corpuz, para as lograr que se doten de mecanismos de consulta a los pueblos indgenas, los cuales reflejen las cosmovisiones de los pueblos y estn dirigidos a preservar las culturas y territorios.

Los territorios de los pueblos indgenas en Honduras se han convertido en un objetivo tanto para empresarios, crimen organizado, transnacionales y el mismo estado que a travs de las ciudades modelo (ZEDE) pretende subastar territorios al capital extranjero.

La baha de Trujillo se ha convertido en un laboratorio de despojos previos la implementacin de la ciudad modelo (ZEDE). El neoclonialismo practicado por un grupo de "empresarios" canadienses, que han impulsado la apropiacin territorial y la criminilizacin de las liderezas Garfunas que se oponen al despojo. La farsa de la denominada guerra contra las drogas ha tenido resultados funestos en Honduras. Mientras la costa norte pas a manos del crimen organizado, y aparentemente funcionarios de la administracin de Porfirio Lobo se aliaron a siniestros personajes asociados con los carteles de las drogas; las comunidades Miskitas y Garfunas fueron satanizadas y perseguidas por las fuerzas de seguridad de honduras asesorada y acompaada por agentes de la Administracin para el Control de Drogas (DEA por sus siglas en ingls).

La masacre en ro Patuca, en el municipio de Ahuas, acontecida el 11 mayo de 2012, tuvo como resultados las muertes de Juana Jackson y Candelaria Pratt (ambas estaban embarazadas), el nio Hasked Brooks Wood (14 aos) y el joven Emerson Martnez (22 aos). En un vdeo divulgado por el New York Times contradice la versin de la DEA de un enfrentamiento con narcotraficantes hondureos https://www.nytimes.com/es/2017/10/23/dea-honduras-video-contradicciones/ Hasta la fecha el caso se mantiene en la mayor impunidad, ademas que no ha cesado la persecucin al pueblo Miskito que se encuentra en medio del fragor de los operativos que permanentemente se llevan a cabo en su territorio.

En diciembre 28 de 2015, los Garfunas Yosvin Palacio Lino y Elvis Armando Garca, fueron asesinados en la barra de Iriona, por elementos de la Fuerza Naval, cuando estos atacaron dos vehculos donde se transportaban familias Garfunas que se dirigan de la comunidad de Tocamacho a la ciudad de Tocoa. Los militares en primera instancia adujeron que haban sido atacados por las familias Garfunas, versin que fue desmentida por los testigos de los hechos.
El pasado lunes siete de mayo se dio inicio al juicio oral en contra de diez miembros de la Fuerza Naval implicados en los hechos. Como aparentemente es costumbre en Honduras, las Fuerzas Armadas trataran de proteger a los oficiales enjuiciados y es de temer que la responsabilidad recaer sobre la tropa que obedeci la cadena de mando.

Demandamos como organizacin que el estado de Honduras se apegue a derecho en el caso de los jvenes Garfunas asesinados en Iriona, adems que se respete los territorios ancestrales y el derecho a la consulta previa que por presiones del PNUD y el Programa REDD, viene siendo desvirtuado.

A finales del 2015, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condeno al estado de Honduras por la violacin a la consulta previa y la identidad cultural de las comunidades Gariunas de Punta Piedra y Triunfo de la Cruz. Hasta la fecha el Estado elude el cumplimiento de las sentencias. La OFRANEH exige el cumplimiento de las sentencias por parte del gobierno, y que cese la persecucin judicial a Garifunas defensores dela madre tierra.

Organizacin Fraternal Negra Hondurea, OFRANEH

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter