Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2018

Israel
A confesin de partes

Guadi Calvo
Rebelin


El axioma jurdico se verifica, en las ltimas acciones del rgimen sionista contra posiciones sirias, que desenmascaran cul ha sido su proceder desde el mismo inicio del conflicto en 2011.

Israel, esperanzado en la destruccin del estado sirio, enemigo histrico y principal socio de Irn sobre la cuenca del Mediterrneo, apost y aport infinidad de recursos para posibilitar a las bandas terroristas que con diferentes nombres lucharon contra el gobierno de Bashar al-Assad, no import que se llamara al-Nusra, al-Qaeda, Daesh o Ejercito Libre Sirio (ELS), mercenarios, comandos de las principales agencias de inteligencias occidentales y fundamentalistas musulmanes llegados desde todos los rincones del Islam, alentados y financiados por los regmenes monrquicos del Golfo Prsico, las democracias europeas y estadounidense, acompaados por Turqua, no pudieron derrotar al Ejercito rabe Sirio, y sus aliados: las fuerzas armadas rusas, la organizacin libanesa Hezbollah y los comandos al-Quds (Jerusaln) de la Guardia Revolucionar iran, una fuerza de lite, independiente del ejrcito regular, que obedece directamente al el ayatola Al Khamenei, la mxima autoridad de Irn, Gua de la Revolucin, mientras que el ejrcito regular depende del presidente Hassan Rohani.

Frente a lo irreversible de la victoria siria, Israel ha decidido dejar su lugar en la retaguardia y pasar al rol de beligerante a solo algunas horas de que se conociera la decisin de presidente norteamericano Donald Trump, que como lo haba prometido en su campaa electoral, renunciara a los acuerdos nucleares alcanzados con Tehern por su predecesor Barack Obama, desoyendo a aliados del peso como Francia y Alemania.

Como es costumbre en el rgimen sionista, invocando su derecho a la defensa, acusa y golpea, en este caso lo hizo contra posiciones de la al-Quds iran, a quien responsabiliz de haber lanzado 20 misiles contra los Altos del Goln, y cuya organizacin fue atribuida al mtico comandante de la Guardia Revolucionaria, el General de Divisin Qassem Suleimani.

Los Altos del Goln, unos 1200 km cuadrados de territorios sirios, usurpado por Israel en 1967 y anexados en 1981, adems de valor estratgico-militar, es un importante reservorio de agua para Israel, de tierras muy frtiles para cultivos y criar ganado.

Israel no ha podido demostrar que los ataques denunciados contra el Goln hayan existido efectivamente y muchos menos que hayan sido originados por efectivos iranes, aunque para la poltica sionista, siempre acompaada de una gran cobertura meditica, la ms leve sospecha equivale a la ms clara de las pruebas, por lo que una vez ms se ha permitido atacar sin temores a la repulsa internacional.

El ltimo ocho de mayo, Israel haba atacado posiciones cercana a Damasco, en las que asesin a 15 militares pro sirios, ocho de ellos iranes, a pesar de que el sistema de bateras sirio alcanz a interceptar dos misiles, dirigidos contra el aeropuerto de la capital.

Con las acciones del 9 y 10 de mayo, el rgimen genocida de Benjamn Netanyahu realiz la mayor operacin contra Siria desde la guerra del Yom Kippur en 1973.

La escalada juda contra Siria se ha profundizado a lo largo de este ao, habiendo realizado unos diez ataques desde febrero, cuando las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) denunciaron el derribo un avin no tripulado iran, tras haber incursionado en su espacio areo.

A pesar de que tanto Siria como Irn no respondieron al ataque, las incursiones israeles se han multiplicado. El rgimen sionista ha intentado atacar depsitos de armas tanto del ejrcito sirio, como de Hezbollah y la fuerza iran de al-Quds prximos a Damasco.

Los bombardeos israeles fueron realizados, segn fuentes rusas, por 28 aviones de combate que han lanzado ms de 60 misiles y otros 10 misiles tierra-tierra a los que las defensas sirias consiguieron interceptar en su gran mayora. Las reas atacadas se localizaron en cercanas de la ciudad de Dumeir, a unos 50 km al noreste de capital siria, y en Deraa, una ciudad prxima a la frontera con el Lbano, donde se cree operan batallones del Hezbollah, tambin atacaron el aeropuerto militar T4 prximo a las ciudades de Homs, y Maadmiyat al-Sham, al oeste de Damasco.

El fin de acuerdo y sus consecuencias

La ruptura del acuerdo nuclear por parte de los Estados Unidos entre Irn y el grupo 5+1, las cinco naciones miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (Rusia, China, Estados Unidos, Reino Unido y Francia) ms Alemania, firmado el 14 de julio de 2015, despus de casi 20 aos de discusiones para evitar que Irn, alcanzar la posibilidad de fabricar armamento nuclear, est ntimamente ligada a esta nueva escalada belicista por parte de Israel, cuyas consecuencias son difciles de prever.

Recordemos que Israel, que si cuenta con armas nucleares, y de hecho es el nico pas de la regin que pose este tipo de armamento, durante estos ltimos tres aos haba protestado en todos los foros internacionales a los que tuvo acceso. Alertado sobre el peligro de permitir que Irn desarrollase cualquier tipo de programa nuclear, incluso para el uso pacfico, como si lo admite el Tratado de No Proliferacin.

El primer ministro israel, Benjamn Netanyahu, asegur en varias oportunidades de tener pruebas de que Tehern desarrollaba desde hace tiempo armamento nuclear, incluso despus de la firma del acuerdo nuclear en 2015.

El espaldarazo recibido por Israel por parte de Estados Unidos, con la ruptura del pacto y la mudanza de la embajada norteamericana desde la capital de Israel, Tel-Aviv, a al-Quds (Jerusaln) es lo que sin duda ha posibilitado a las acciones blicas de estos ltimos meses, lo que pone en posibilidades de una guerra en gran escala, no solo a toda la regin, sino a muchos pases muy alejados del centro del conflicto.

Las actuales relaciones entre Mosc y Washington, que no pasan por su mejor momento, si alguna vez lo hubo, deja un campo de maniobras muy estrecho al presidente Vladimir Putin para evitar que Siria, aliado histrico desde los tiempos de la Unin Sovitica hasta la actualidad, se vea envuelto en una guerra de proporciones desconocidas, que arrastrara no solo a la Repblica Islmica de Irn, sino que sera muy difcil que los gobiernos tteres de la regin como Arabia Saudita, Jordania, Qatar, y un largo etctera de los que no estaran exentos Turqua, Egipto y Pakistn, esta ltima nacin la nica de mundo musulmn con armamento nuclear, que hoy de una u otra manera controlan el odio de sus pueblos contra Israel, que no solo ocupa ilegalmente los territorios de la nacin Palestina, sino que tambin tiene bajo su control a al-Quds, el tercer lugar ms sagrado para el Islam, despus de la Meca y Medina.

La estrecha e impensada alianza, hasta hace pocos meses entre Israel e India, siempre con relaciones crticas con Pakistn, obligara a Islamabad a una actitud mucho ms agresiva frente a una escalada belicista entre Irn y el estado sionista que a toda costa intenta ampliar sus fronteras, por cualquier mtodo, desde lo militar, como hemos visto o desde lo diplomtico, ya que el embajador israel en Naciones Unidas, Danny Danon, acaba de exigir al Consejo de Seguridad, que consiga que Irn se retire de Siria, para seguir golpeando a la nacin martirizada desde 2011.


Guadi Calvo es escritor y periodista argentino. Analista Internacional especializado en frica, Medio Oriente y Asia Central.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter