Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2018

Ante una nota de Pgina 12, el INTA volvi a poner en red un libro al que haba silenciado previamente
La censura levantada tambin es censura

Daro Aranda
Pgina12

El libro, producido por investigadores del INTA, cuestiona los plaguicidas. El organismo lo sac de circulacin. Enterado de la nota el INTA lo devolvi a su estado anterior.


El libro, Plaguicidas en el ambiente, cuestiona el agronegocio.

Plaguicidas en el ambiente es el nombre del libro que edit a fines de 2017 el INTA, con la autora de Virginia Aparicio, Eliana Gonzalo Mayoral y Jos Luis Costa. PginaI12 lo difundi el 23 de abril pasado. En una indita decisin, las autoridades del INTA decidieron retirarlo del sitio web de la institucin.

Los autores del libro prefirieron no referirse al tema. En un contexto de despidos en el Estado, media docena de investigadores de carrera confirmaron que la orden de censura provino de la Presidencia (Juan Balbn y Mariano Miguel Bosch) y del Consejo Directivo. Cuando se ingresa al link original aparece la leyenda lo sentimos, pero no encontramos la pgina que busca.

El mximo nivel de decisin del INTA es el Consejo Directivo, espacio mixto pblico-privado, dominado por la mirada del agronegocio y con gran peso del sector empresario, con representantes de la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales (CRA), Coninagro, Federacin Agraria y Aacrea (Asociacin de Consorcios Regionales de Experimentacin Agrcola). El agronegocio, de transgnicos y agrotxicos, no se cuestiona desde las autoridades o directores de rea.

Es vergonzosa la medida tomada por el INTA, pero no nos asombra ya que sigue el tpico de otras directivas, como fue la supresin del trmino agrotxico y el no mencionar a las organizaciones ambientales. A partir de la ltima dictadura, donde hubo un desguace de su planta ms progresista, la lnea cientfica de investigacin tendi a ponerse en sintona con el agronegocio hasta ser un promotor del mismo, record Gerald Bertolo, de la Asamblea Ro Cuarto Sin Agrotxicos.

Desde la Campaa Paren de Fumigar de Santa Fe, Carlos Manessi, remarc que es una poltica de estado el silenciar las voces crticas al modelo transgnico. No nos sorprende el accionar del INTA. Y creemos que se va profundizar el agronegocio y el castigo a las voces crticas, advirti.

Mximo Bontempo, gerente de Comunicacin del INTA, argument va correo electrnico: Dada la sensibilidad del tema el Consejo Directivo del INTA pidi revisar los avales del libro, estimo que a la brevedad estar nuevamente online. El presidente del INTA y el Consejo Directivo no aceptaron preguntas. Ante el conocimiento de que la censura sera difundida por este diario, el INTA volvi a subir el libro al sitio institucional. La censura dur dos semanas.

Desde la Facultad de Ciencias Mdicas de la Universidad Nacional de Rosario, los docentes de las materias Salud Socioambiental, Prctica Final y el Instituto de Salud Socioambiental (cuyos trabajos de investigacin fueron citados en el libro del INTA), repudiaron la decisin de las autoridades del organismo. La censura por parte de los sectores de poder intentan callar y ocultar la realidad del actual modelo productivo y su impacto en la salud, a travs de maniobras cobardes que ponen en jaque las prcticas democrticas en las instituciones del Estado, cuestionaron los acadmicos de Rosario.

Guillermo Folguera, doctor en Ciencias Biolgicas e investigador del Conicet y profesor de Historia de la Ciencia en la UBA, remarc una triple gravedad en la censura: Se trata de una institucin estatal, que debera tener como responsabilidad el bien comn y el cuidado de las personas. El segundo agravante es que no es la primera vez; en la historia reciente del INTA se prohibi utilizar la palabra agrotxico. El tercero es que se pretenden ocultar perjuicios directos sobre el bienestar social y ambiental, tal como la presencia y los niveles de toxicidad del glifosato.

Folguera record que las censuras no slo buscan el silencio, sino tambin pretenden ser ejemplificadoras para el resto de los trabajadores. Llam a que los tcnicos y acadmicos discutan respeto a la censura y la persecucin. Al respecto, llam la atencin que ningn investigador de carrera del INTA se haya expedido pblicamente.

Diego Montn, del Movimiento Nacional Campesino Indgena (MNCI), afirm que histricamente la estructura de poder del INTA estuvo asociado al agronegocio, pero tambin remarc el trabajo de sectores que avanzaron en autonoma y acompaan a la agricultura familiar y campesina. Repudiamos la censura porque justamente le resta autonoma a los investigadores para seguir criticando un modelo que ha demostrado todos sus lmites y consecuencias. Los mismos que censuran son los que impiden el desarrollo de investigaciones en agroeocologa y soberana alimentaria, que es lo que ms necesita el pueblo argentino, afirm Montn. Tambin precis que los sectores del INTA que trabajan junto a campesinos son los que padecen presiones y achique.

Fuente: https://www.pagina12.com.ar/114641-la-censura-levantada-tambien-es-censura



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter