Portada :: Espaa :: Crisis poltica en Catalua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-05-2018

De Pern a Puigdemont

Pasqual Esbr
Rebelin


El militar Juan Domingo Pern (1895-1974) fue elegido por tres veces (1946, 1951, 1973) presidente de la Repblica Argentina. De una estancia en Italia, en 1939, vino imbuido de populismo mussoliniano, que trasplant a su pas, aprovechando los cuantiosos excedentes que la venta de carne y trigo durante la Segunda Guerra Mundial, haba proporcionado a Argentina. Cuando se agot el man, las cosas se le torcieron y entr en una espiral de represin que comport la animadversin de sectores polticos muy diversos, desde la derecha tradicional, a la Unin Cvica Radical y el Partido Comunista. Acab depuesto por un golpe de estado cvico-militar en 1955.

Despus de errar por diversos pases sudamericanos, se estableci en Espaa, con el beneplcito del Dictador, viviendo en una magnfica mansin en Puerta de Hierro. No pudo regresar a Argentina hasta 1972, pero desde su exilio dorado telecomand el movimiento que se dio en llamar peronista y siempre se consider el presidente legtimo.

En 1973 se celebraron elecciones democrticas en Argentina, luego de 7 aos de dictadura. Siguiendo con su control a distancia, y dado que l, Pern, estaba inhabilitado para presentarse, design un candidato ttere, Hctor J. Cmpora, leal y manejable. Les suena?

Cmpora fue presidente durante 49 das exactos, los que necesit Pern para que se levantara su inhabilitacin y preparar su candidatura. Cmpora dimiti, se celebraron nuevas elecciones y el legtimo presidente en el exilio sali por supuesto elegido y recuper el cargo despus de 18 aos. No hay que decir que Cmpora no puso ningn obstculo a la maniobra. Sic transit gloria mundi. Era tal su fidelidad que la celebrada socarronera portea invent el siguiente chiste (cuento, como dicen por all):

Pern: Cmpora, qu hora es?

Cmpora: La que Vd. quiera, mi general.

Por supuesto que cualquier analoga entre Pern-Puigdemont y Cmpora-Torra es fruto de la calenturienta imaginacin del autor de estas lneas. Pero metidos ya en harina, habra otra coincidencia que completara estas historias paralelas. Y es el papel desempeado por las supuestas izquierdas populistas del peronismo (Montoneros) y del bloque independentista cataln (CUP). Pern se dej querer por los Montoneros durante su exilio, pero a la vuelta le falt tiempo para desembarazarse de ellos. Dicho grupo, fundado por Mario Firmenich y otros militantes del nacionalismo catlico, aspiraba a una sntesis de nacionalismo, fuertemente arraigado en Argentina, y socialismo revolucionario. Me detengo aqu, sin buscarle los tres pies al gato.

Acabamos de saber que la CUP se va a abstener en la segunda votacin de investidura, lo cual supone hacer presidente de la Generalidad de Catalua a Quim Torra, al que ni siquiera los crculos ms empticos respecto a l, niegan su ideologa, digamos, conservadora. Y aparco el tema de sus, al parecer, inclinaciones xenfobas.

Todos los clculos apuntan a que Torra va a disponer de un plazo ms largo para disfrutar del poder del que tuvo Cmpora, porque el Parlamento de Catalua no se puede disolver antes de finales de octubre. Comoquiera que su mentor lo ha atado muy corto, parece que va a tener incluso que contentarse con el despacho del conserje. Nos esperan cinco largos meses de soflamas y desgobierno, todo para preparar una campaa electoral que se quiere radicalizar, coincidente con los juicios a los participantes del golpe del pasado otoo, con vistas a conseguir una mayora independentista clara y rotunda.

En definitiva, hay rumores de que Quim Torra ha recabado de Albano Dante Fachn toda la informacin posible sobre Hctor J. Cmpora.

Sin embargo las diferencias con el regreso triunfal de Pern son ms que evidentes. Dentro de cinco meses Puigdemont continuar inhabilitado. Podra incluso estar disfrutando de la hospitalidad del tan denostado Estado espaol en algn centro penitenciario o, en el mejor de los casos, seguir vagando, cual el Holands Errante, por las brumas nrdicas.

Pero como la fe dicen que mueve montaas, quiz la solucin se pretenda por interseccin de la Moreneta, cuya imagen presida la ltima entrevista entre Puigdemont y su vicario. Recurdese que las turbas que sitiaron la Consejera de Economa y Finanzas, la noche del 20 de setiembre pasado, lo hicieron cantando el Virolai. Todo ello smbolo de la Catalua ms rancia e integrista, que no parece ser del desagrado del, salvando las distancias, remedo de Montoneros que va a hacer a Torra presidente.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter