Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2018

Entrevista a Diane C. Mutz, politloga
Por primera vez, el miedo a la globalizacin es un asunto poltico en EE.UU.

lvaro Guzmn Bastida
CTXT (Contexto y Accin)


El relato que se ha impuesto desde la eleccin de Donald Trump en noviembre de 2016 es meridiano y arrollador: le votaron los blancos excluidos, los olvidados por una economa globalizada y unas lites soberbias. Las consecuencias polticas de dicho anlisis resultan explosivas, y gobiernan el debate sobre todo lo sustancial en la poltica estadounidense, desde la adjudicacin sobre si Trump ha abandonado a sus electores a qu lneas maestras deberan guiar un proyecto poltico alternativo al suyo. Pero, y si la premisa fuese falsa? Eso mismo se ha propuesto demostrar Diana C. Mutz, politloga y directora del Instituto para el Estudio de los Ciudadanos y la Poltica de la Universidad de Pennsylvania. Provista de una batera de entrevistas en torno a las elecciones de 2012, el equipo de Mutz reedit el mismo trabajo para luego cruzar las respuestas y poder establecer tendencias sobre los cambios en el estado de opinin de los electores, y cmo estos se vean o no reflejados en la evolucin econmica de los mismos entrevistados. El resultado de su anlisis emprico es un artculo acadmico de gran repercusin.

En su artculo, cuestiona la tesis de los olvidados como explicacin de la victoria poltica de Trump. En qu consiste esa tesis y cmo la ha examinado?

La tesis de los olvidados es la que argumenta que el motivo de la victoria de Trump fue su capacidad de atraer a los que haban sido olvidados econmicamente. Es decir, aquellos a quienes no les va bien, que viven en una situacin de pobreza o han perdido su trabajo por culpa del declive en el sector manufacturero, etc.

Para examinar esa tesis, utilizamos datos del mismo grupo de votantes, entrevistadas en octubre de 2012 y de nuevo en octubre de 2016. Y, en ambos casos, les preguntamos no solo por sus ingresos, sino sobre qu pensaban subjetivamente sobre la situacin financiera de su familia, si haban perdido o recuperado el empleo, si se encontraban en dificultades por los flujos del comercio internacional Tambin nos detuvimos a analizar la tasa de desempleo en sus comunidades, el ingreso medio, el porcentaje de empleos en el sector manufacturero y ese tipo de cuestiones. Porque es posible que, si bien la situacin personal de alguien no ha empeorado, ese alguien viva en una zona castigada por el deterioro econmico. Lo que descubrimos fue, de manera no especialmente sorprendente, dada la mejora econmica en esos cuatro aos, que la gente estaba en condiciones mucho mejores en 2016. Ms an, los verdaderos olvidados, los que estaban sufriendo econmicamente o no se haban recuperado de la recesin tan rpido como otros, esos precisamente no apoyaron a Trump. No fueron ellos quienes le auparon a la Presidencia. Y esto sugiere que la tesis es errnea. No es que no haya olvidados, gente que sufre, es queesas no fueron las bases del electorado de Trump.

Hay mucho que desgranar en lo que cuenta. La propia narrativa que se propuso analizar es muy prevalente y ha dominado los anlisis desde las elecciones. Qu consecuencias tiene un anlisis tan errneo, basado en una premisa que usted ha sealado como falsa?

Bueno, creo que lleva a los polticos a poner nfasis en los asuntos equivocados de cara al futuro. Una de las grandes ironas es que en la ltima dcada, el nmero de empleos en el sector manufacturero en EEUU en realidad ha crecido. No quiero decir que no hayamos perdido un gran nmero de puestos de trabajo en la industria. Sin duda, eso ha sucedido. Pero lo que ocurre es que fue hace ya mucho tiempo. Y es difcil creer que pudiera influir en los votantes en 2016, cuando ocurri mucho antes de 2012.

Lo interesante es ver de dnde viene este error de anlisis. Los periodistas empezaron a desarrollar esta interpretacin justo despus de las elecciones presidenciales, basndose en un patrn claro que se repite entre los votantes de Trump: su bajo nivel educativo. Trump gan en zonas con escaso nivel de educacin secundaria y terciaria, algo poco habitual para los republicanos. Y mucha gente se apresur a interpretar eso como una muestra de que esa gente tena una situacin econmica peor. Pero como cientficos sociales, sabemos que el nivel educativo suele ir aparejado no solo con el nivel de renta, sino con otros muchos aspectos, como la tolerancia, la xenofobia, el racismo, etctera. As que el observar ese patrn respecto al nivel educativo de los votantes no ofreca respuestas demasiado claras.

La tesis que propone como alternativa habla de grupos que perciben una amenaza a su estatus como los verdaderos votantes de Trump. A qu se refiere?

Bueno, lo que ha sucedido en los EEUU en los ltimos aos es en primer lugar que la gente cada vez tiene ms claro que pronto seremos un pas de minoras mayoritarias. Los blancos van a dejar de ser mayora en EEUU. De hecho, eso ya es una realidad entre el alumnado de los colegios estadounidenses. Mucha gente piensa en los EEUU como un pas prototpicamente blanco, cristiano y dems. As que esto representa un verdadero cambio de identidad.

Lo cierto es que los blancos seguirn teniendo una situacin financiera mucho mejor en su conjunto que el resto, y conservarn mayores niveles educativos, por mucho que se den estos cambios demogrficos. Pero para mucha gente, esto supone una redefinicin fundamental de quines somos. Y, como demuestran los estudios psquicos, esto da lugar a una suerte de nostalgia por las jerarquas de estatus del pasado.

LA IDEA DE QUE EEUU PUEDA TENER QUE COMPARTIR ESCENARIO CON CHINA LE RESULTA MUY AMENAZADORA A LA GENTE

Esto es algo que observamos no solo en lo que se refiere a la cuestin de raza, sino tambin a la de gnero. Me refiero a que la misma gente que percibe que los blancos sufren discriminacin con respecto a las minoras tiende a pensar que se discrimina a los hombres en favor de las mujeres, y tambin perciben a los cristianos como vctimas de discriminacin, a pesar de que esos colectivos son los dominantes en la sociedad estadounidense.

Cunde esta sensacin de que, de algn modo, el mundo est patas arriba. Las cosas han cambiado. Ya no somos el colectivo ms poderoso. Aunque la gente no vaya por ah diciendo esas cosas, s que muestra una pronunciada ansiedad sobre el rumbo que lleva el pas. Y, de nuevo, no es ya que esos colectivos tiendan a coincidir, es que son tambin quienes temen a la globalizacin. Tienden a temer la interdependencia de gente de otros pases. Y eso s que casa perfectamente: la actitud contraria al comercio internacional va de la mano de la mala recepcin a la gente de orgenes distintos al propio.

Insisto, los EEUU forman un pas enorme, que est acostumbrado a ser el sper poder econmico dominante. Y la idea de que pueda tener que compartir ese escenario con lugares como China le resulta muy amenazadora a la gente. Les hace perder la sensacin de control sobre su entorno y desear volver al pasado.

Quines son, entonces los votantes de Trump? Habla de gente de raza blanca, hombres, cristianos, y los define a todos como colectivos de alto estatus. Suena a algo muy diferente de la cacareada clase trabajadora blanca.

LOS POBRES NO VOTARON A TRUMP

Exacto. El trmino clase trabajadora es algo ambiguo. Pero los votantes de Trump son gente de ingreso medio y tambin gente rica. No son pobres. Los pobres no votaron a Trump. Son, ante todo, gente de nivel educativo bajo. Y el nivel educativo y el ingreso tienen cierta correlacin, pero no son lo mismo. Uno puede tener un buen sueldo sin haber ido a la universidad.

Usted seala, al comparar cmo el electorado perciba a Trump con la percepcin de Mitt Romney en 2012, la capacidad de Trump de conectar con las actitudes de la gente respecto del libre comercio y China, como elemento clave para explicar su victoria. A qu actitudes se refiere y cmo de importante fue la capacidad de Trump de apelar a las mismas?

Lo curioso del asunto es que histricamente el partido republicano siempre ha sido el ms favorable a la liberalizacin del comercio. Pero las tornas han cambiado en EEUU. Ahora son los demcratas los que favorecen ms la liberalizacin del comercio. En 2012, la gente no apreciaba especial diferencia entre las posturas de ambos candidatos en ese asunto. Pero si nos acercamos a 2016, vemos cmo Trump se posiciona claramente como el candidato contrario al libre comercio. Y la idea de que se pueden levantar muros y se puede ser autosuficiente sin conectarse con el resto del mundo y participar en la economa mundial y que eso, de alguna manera, nos har ms fuertes, todo el Make America Great Again, el compre productos americanos, se convierte en un eslogan muy atractivo, en especial para quienes no tienen un conocimiento del comercio y lo muy interconectado que ya est el mundo.

Hay otro elemento en su trabajo, que ha mencionado de pasada hace un momento, que tiene que ver con la percepcin de que el dominio del mundo por parte de los EEUU se ve amenazado. Hasta qu punto es Trump consecuencia del declive imperial estadounidense?

Se impone una sensacin de que ya no somos el superpoder dominante que un da fuimos. Y toda la idea de compartir protagonismo con otras economas fuertes es poco atractiva, especialmente para aquellos que sienten que el estatus de su propio grupo a nivel domstico ha disminuido. Uno de los datos fascinantes que a menudo se pasan por alto es que, si uno se fija en las actitudes con respecto a la inmigracin en este periodo de tiempo, han sufrido precisamente la evolucin contraria. La gente no se ha vuelto ms anti inmigrante. No se sienten ms amenazados que antes por los inmigrantes. Y creo que hay una gran diferencia entre las posturas tan negativas en el aspecto racial que se hacen evidentes hoy en da, que se basan en el miedo al progreso de las minoras y de la gente de otros orgenes. Pero la gente en general no les percibe negativamente. Si acaso, la visin negativa de los inmigrantes es menos imperante que hace veinte aos.

Ms all de las percepciones de la gente, qu cambios en la economa poltica estadounidense y las polticas de ocho aos de gobiernos demcratas alimentaron el ascenso poltico de Trump?

LA COMBINACIN DE IR CONTRA LOS PROGRAMAS DEL ESTADO DE BIENESTAR Y AL MISMO TIEMPO CONTRA EL LIBRE COMERCIO TE SITA CONTRA LA ESPADA Y LA PARED

No creo que tenga tanto que ver con las polticas. Tiene ms que ver con el cambio. En el pasado, haba un consenso entre las lites polticas sobre asuntos como el comercio exterior, pero estas lites no hablaban demasiado del asunto en pblico, porque eran conscientes de que el pblico de masas tena una opinin ms negativa del asunto que los demcratas y los republicanos en el congreso. As que tenan un incentivo para seguir haciendo lo mismo de siempre sin politizar el tema. Ahora la globalizacin es un asunto poltico. Y no creo que se vaya a evaporar. La cuestin es, cmo combinamos aspectos como la participacin en la economa global con un estado del bienestar tan dbil como el que tenemos? Porque es cierto: la globalizacin desplaza a la gente de sus empleos. Y en otros pases eso se resuelve mediante programas de capacitacin, con un sistema de bienestar ms fuerte que amortige la cada. Pero en EEUU no tenemos eso. Es un asunto que debemos abordar. Pero no debemos equivocarnos y pensar que la gente que, individualmente, ha sufrido las consecuencias de la globalizacin fue la que apoy a Trump. El problema se da cuando los republicanos son, al mismo tiempo, el partido anti comercio y el anti polticas sociales y de bienestar. Es muy interesante ver cmo nuestros entrevistados, si bien se sienten olvidados, cuando les preguntamos, debemos establecer programas pblicos que ayuden a los olvidados a conseguir trabajos mejor pagados, adquirir nuevas habilidades, etc.? La respuesta es: No, lo que queremos son los trabajos que tenamos antes. Bueno, eso no es posible. El problema es cmo ajustarnos a un mundo cambiante. Y creo que la combinacin de ir contra los programas del estado de bienestar y al mismo tiempo contra el libre comercio te sita contra la espada y la pared, porque esto no es algo que los mercados vayan a resolver solos.

Se ha hablado mucho, desde la eleccin de Trump, de cmo est gobernando de espaldas a los intereses de quienes le votaron. Pero esa crtica normalmente viene asociada a la tesis que su trabajo se propone desmontar. Dado su anlisis sobre la composicin del electorado trumpiano y las polticas que ha llevado a cabo desde su eleccin, dira que Trump ha traicionado a sus bases?

Bueno, para empezar sus bases no eran los olvidados. As que, en ese sentido, no. Sus seguidores ms acrrimos, los que le siguen secundando por mucho que sea un presidente con muy poco nivel de apoyo en relacin con los anteriores, son republicanos fieles que le apoyarn haga lo que haga, en base a una identidad partidista.

Muchos de los factores fundamentales que describe, desde el hecho de que EEUU sea un pas cada vez menos blanco a la globalizacin y la inmigracin, es previsible que se intensifiquen en los prximos aos. Por otro lado, muchas de esas supuestas amenazas contra los blancos, los cristianos, etc., parecen cumplir la funcin de ofuscar la posibilidad de una poltica comn, basada en intereses compartidos econmicos o de clase, ms all de esas divisiones. Significa esto que seguirn apareciendo nuevos trumps salvo que se articule una poltica que ponga en cuestin la narrativa misma de desposesin que llev al ascenso de Trump?

LAS COSAS HAN CAMBIADO SOBREMANERA EN LOS LTIMOS CINCUENTA AOS EN LOS EEUU

El tipo de ansiedad que la gente sufre durante pocas como esta puede resultar pasajero. Por ejemplo, hay estudios sobre cmo cuando una ciudad tiene un alcalde negro por primera vez, los blancos tienen una sensacin parecida de: Oh, esta persona va a gobernar solo para los suyos y olvidarse de nosotros. Y, pasado un tiempo, coinciden en que: Sabes qu? Las cosas no han cambiado tanto.

A menudo, esa ansiedad sobre el futuro supera con creces a la realidad. La gente tiende a acostumbrarse. Por supuesto, las cosas han cambiado sobremanera en los ltimos cincuenta aos en los EEUU. El problema no es que el cambio sea malo o la gente no sea capaz de adaptarse, sino que el proceso lleva tiempo y hay obstculos en el camino.

Creo que tener una interpretacin ms clara de lo que realmente motiv a la gente en 2016 permitir a los polticos desarrollar medidas y discursos que a la larga sirvan para paliar los miedos de la gente a estos cambios. Pero eso no ha sucedido an. Y creo que el hecho de que confluyeran todas estas corrientes al mismo tiempo, dominadas por ansiedades raciales y de dominio, hizo mucho por aumentar las posibilidades de Trump. Si el candidato republicano nominado para la presidencia hubiera sido otro, la situacin hubiera sido muy distinta.

Fuente: http://ctxt.es/es/20180516/Politica/19568/Diana-C-Multz-Alvaro-Guzman-Bastida-EEUU-Trump-politica-globalizacion.htm



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter