Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2018

Cuba y los derechos humanos

Arthur Gonzlez
Martianos


El 16 de mayo 2018 Cuba rindi cuentas por tercera vez de su gestin ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, donde demostr el estricto cumplimiento hecho por la Revolucin, sobre el respeto a la vida de todos sus ciudadanos, situacin que Estados Unidos no soporta y manipula para engaar a la opinin pblica internacional.

Desde el 1 de enero de 1959 la Casa Blanca y la CIA apuntaron sus caones contra Fidel Castro, porque lo consideraban demasiado nacionalista y poda afectar los intereses econmicos y polticos de Estados Unidos.

Para entender las razones de la poltica hostil de los yanquis hacia Cuba hay que ir a la historia, para encontrarnos con la verdad.

En abril de 1959 Fidel Castro realiz su primera visita a Estados Unidos, siendo recibido el da 19 por el vicepresidente Richard Nixon, quien se dedic a recomendarle que no se acercara a los comunistas pues representaban una amenaza.

De ese encuentro escribi Nixon:

Castro es increblemente ingenuo con respecto a la amenaza comunistapodemos estar seguros de que posee cualidades indefinibles que lo hacen un lder de hombresser un gran factor en el desarrollo de Cuba y muy posiblemente en los asuntos de Amrica Latina en generaltiene el poder para dirigir y no tenemos opcin, salvo la de, al menos, tratar de orientarlo en la direccin correcta.

Como resultado de esa apreciacin, la CIA propuso un encuentro secreto con Fidel, que se llev a cabo en el hotel Staler Hilton de New York, donde se alojaba el lder cubano. Al mismo asisti Gerry Droller, alias Frank Bender, inmigrante alemn quien posteriormente ocup la jefatura de Accin Poltica durante la invasin por Baha de Cochinos, en abril de 1961.

Droller era el jefe de la divisin para Amrica Latina en la CIA y permaneci tres horas para instruir a Fidel sobre los riesgos del comunismo internacional.

Cuba no era libre de escoger su sistema poltico, econmico y social, si a Estados Unidos le daba la impresin de que las nuevas leyes que adoptaba eran de corte comunista.

Estas son las verdaderas causas de la lucha ideolgica contra la Revolucin, los planes para destruirla, incluidos los intentos de asesinatos a Fidel, y el por qu hay que demonizarla en el tema de los derechos humanos, a pesar de los logros indiscutibles obtenidos en dicha materia.

El 8 de julio 1959, Richard R. Rubottom, sub secretario de Estado para Asuntos Latinoamericanos, y Robert D. Murphy, sub secretario para Asuntos Polticos, propusieron en una reunin de la Junta de Coordinacin de Operaciones del presidente Dwight Eisenhower, sabotear el desarrollo del proceso revolucionario cubano, de la cual sali un acuerdo que se le traslad el 15 de julio, al director de la CIA, Allen Dulles, donde Rubottom le comunicaba:

Ha llegado el momento de brindar apoyo a los elementos anticastristas, porque Fidel Castro es una amenaza para los Estados Unidos.

La historia se conoce bien y va desde la cruel guerra econmica, comercial y financiera que dura medio siglo; una invasin mercenaria; actos terroristas contra objetivos econmicos y las personas; planes de asesinato a los dirigentes principales; acciones de subversin poltica, y la fabricacin de grupos que califican de disidentes para sus campaas anticubanas, cuando realmente son personas que viajan constantemente a Estados Unidos donde reciben entrenamiento, abastecimientos y dinero para ejecutar sus provocaciones, sin alcanzar el menor apoyo interno.

Estados Unidos y sus ms cercanos aliados, sealan a Cuba como violadora de los derechos humanos, desconociendo sus resultados alcanzados durante 60 aos, porque no le perdonarn jams que haya escogido un sistema socialista, a solo 90 millas.

Mxico, Honduras, Guatemala y otros pases no son asediados con campaas mediticas como recibe Cuba desde 1959, a pesar de que all la vida no vale nada; los secuestros de personas son el pan de cada da; ser periodista es exponerse a una muerte segura; la violencia de gnero prolifera, incluida las muertes de cientos de mujeres; el consumo de drogas inunda calles y escuelas; el trabajo infantil es algo usual, unido a la discriminacin racial sufrida por millones de personas,

La Repblica de Cuba cumple sus compromisos con la normativa internacional de derechos humanos. Ratific 44 de los 61 instrumentos internacionales en esa materia, algo que pocos pases han hecho, porque la proteccin del derecho a la vida de los cubanos es una prioridad para el Estado.

Nada de eso es reconocido por Estados Unidos, su nico propsito es derrocar el proceso socialista a como d lugar, lo mismo mediante el dulce encanto del restablecimiento de relaciones diplomticas, que con polticas de enfrentamiento para matar por hambre y enfermedades a su pueblo, con la intensin de que se lance a las calles, pues como dice el documento secreto elaborado por la Casa Blanca en 1960, titulado Poltica de los Estados Unidos en la actualidad: La conducta del gobierno cubano es incompatible con los objetos de Estados Unidos en Amrica Latina.

Esos sueos trasnochados no los vern jams en la Isla, debido a que cubanas y cubanos si conocen la historia y nunca la borrarn ni olvidarn, pues como afirm Jos Mart: Nada hay ms justo que dejar en punto de verdad las cosas de la historia. Olvidar es de ruines.

Arthur Gonzlez, especialista en relaciones Cuba-EE.UU., editor del Blog El Heraldo Cubano.

Fuente: http://martianos.ning.com/profiles/blogs/cuba-y-los-derechos-humanos-por-arthur-gonz-lez

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter