Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-05-2018

Un aniversario lleno de mentiras; otro, de verdades

Eric Nepomuceno
La Jornada


El sbado 12 de  mayo se cumplieron dos aos del golpe institucional que instal a Michel Temer en el despacho presidencial.

Hasta entonces l, una figura un tanto obscura y cuya carrera de diputado se resumi bsicamente en articular alianzas, lucindose como alto especialista en operar el balcn de negocios en que se basa el sistema poltico brasileo. Exactamente por su habilidad en la compra y venta de congresistas y en controlar la mayor parte de su partido, el Partido del Movimiento Democrtico Brasileo, ha sido indicado por Lula da Silva para ser el vice de Dilma Rousseff en dos elecciones seguidas. Sin embargo, en lugar de usar esa experiencia acumulada para asegurar mayora en el Congreso, como hizo en el primer mandato de la presidenta traicionada, opt por emplearla a la hora de armar el golpe institucional.

Para celebrar la ocasin del aniversario de su llegada a la presidencia, Michel Temer program una serie de eventos. En una clara muestra de su casi insuperable capacidad de ridculo, la invitacin para la ceremonia ostentaba el eslogan especial para la fecha, elaborado por su publicista: Brasil volvi, veinte aos en dos.

Tan mediocre como su jefe, el publicista no se dio cuenta de que podra suceder lo que pas: en las redes sociales se elimin la coma, y en pocos minutos circulaban miles y miles de bromas, confirmando lo que todos o casi todos saben: con Temer, Brasil volvi veinte aos en dos.

En su largo discurso de celebracin, el mandatario dio luminosas muestras de otro de sus talentos: minti, minti y minti. Sin demostrar el menor temor al ridculo, afirm, solemne, que hoy me informaron que en abril fueron creados 115 mil puestos de trabajo.

La verdad es que el respetado IBGE (Instituto Brasileo de Geografa y Estadstica) indica que en el primer trimestre del ao el desempleo creci 1,3%, alcanzando la marca de 13,1% de la mano de obra, lo cual significa poco menos que 14 millones de brasileos.

Por donde quiera que se mire, el retroceso en esos dos aos es brutal. Por primera vez desde 2015, por ejemplo, aument el nmero de analfabetos brasileos. Ms de 5 millones de brasileos han sido excluidos del ms importante y visible programa social de los tiempos de Lula da Silva y Dilma Rousseff, el Bolsa familia. Otro programa transformador, el Mi casa, mi vida, de viviendas populares, sufri un corte de ms de la mitad en su presupuesto, alcanzando principalmente la oferta de inmuebles a la poblacin de la renta ms baja.

Al asumir, hace dos aos, Temer prometi armar un gobierno de notables. Lo que hoy existe es un gobierno plagado de denuncias de corrupcin, con ministros a empezar por los dos ms cercanos y poderosos que tan pronto dejen sus puestos y pierdan el foro especial estarn en manos de la justicia de primera instancia. Destino, a propsito, al que est condenado el mismo Temer, que responde por dos denuncias y ve una tercera asomndose en el horizonte, congeladas mientras l sea presidente.

La tan mencionada retomada de la economa es otra mentira. El dficit primario del gobierno central deber rondar los 139 mil millones de reales, lo cual significa, al cambio actual, unos 37 mil 500 millones de dlares. El crecimiento del producto interno bruto, alegremente anunciado como de 3% este ao, difcilmente alcanzar 2%. Los ms cautos dicen que el PIB crecera de 1,5 a 1,7%, una proyeccin ms prudente.

Es verdad que la inflacin se mantuvo a niveles inditos. Pero ocurre que el fenmeno se debe a la recesin, misma que alej del consumo a la mayora de los brasileos. Que, a propsito, dicen que el gobierno de Temer es psimo (70%) y le reprochan masivamente su persona (82%).

En sus delirios palaciegos, Temer anunci que pretende presentarse a la reeleccin. Los sondeos indican que hoy slo 1% de los brasileos dice que votara por l.

La celebracin de dos aos de hundimiento nacional antecedi, en cinco das, el desmoronamiento de su gobierno: el jueves 17 de mayo marc el primer aniversario de divulgacin de una conversacin entre Michel Temer y el empresario Joesley Batista, en los stanos del palacio presidencial. Entre otros registros maravillosos, la grabacin clandestina que Batista realiz muestra cmo Temer le aconseja seguir comprando el silencio del principal operador del golpe institucional, Eduardo Cunha, quien presidi la Cmara de Diputados en la poca de la destitucin de Dilma Rousseff y desde octubre de 2016 ocupa una celda, condenado (hasta ahora, porque hay otras acusaciones en su contra) a 14 aos y medio de prisin, por corrupcin.

Desde aquel 17 de mayo de 2017 el gobierno de Temer qued paralizado. El escndalo ha sido fulminante, y lo nico que han hecho el presidente y sus secuaces ha sido comprar diputados y senadores para mantenerse en sus puestos e impedir que sean juzgados.

La verdad es que en Brasil no hubo, ni hay nada para ser celebrado. El pas retrocede en alta velocidad, y los ms damnificados son los de siempre, los de abajo.

Temer insiste en decir que defiende su legado. Cul legado?

Tambin dice que sabe cul ser su lugar en la historia. Estara, en un brote inesperado de sinceridad, refirindose al cubo de basura de la historia?

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2018/05/20/opinion/019a2pol


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter