Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-05-2018

El BOE como arma poltica

Isidoro Moreno
Rebelin


Cuando el pasado octubre el Senado aprob la aplicacin del 155 a Catalunya, lo hizo hasta que hubiera un nuevo gobierno legal de la Generalitat. Pues va a ser que no. Cuando finalmente ya ha tomado posesin un nuevo presidente del gobierno cataln, que puede gustar o no, pero que ha sido elegido conforme a la legalidad estatutaria, y este designa a sus consellers, se veta su publicacin en el BOE porque el PP, Ciudadanos y PSOE califican la lista de provocacin al incluir a personas encarceladas preventivamente (sin tener condena alguna) o exiliadas (ellos dicen hudas, pero para el caso es lo mismo). As que sigue sin haber gobierno de la Generalitat y contina el 155. La realidad es que el gobierno s ha sido nombrado porque quien legalmente puede hacerlo, pero quien tiene la maquinita del BOE para publicarlo se niega a realizar este trmite burocrtico. Todo atrancado, pues. Y ahora qu? Hemos pasado de la judicializacin de la poltica a la boeizacin de la poltica: un paso ms en la degradacin de las instituciones y en la profundizacin del esperpento.

En la prensa convencional es muy frecuente la alusin a la fbrica de independentistas. Puede haber varias, no lo dudo, como que tambin existen separatistas y separadores, pero la principal fbrica de independentistas siempre ha estado en Madrid y se halla ahora en plena produccin a impulso de Rajoy, Rivera y Snchez, que estn compitiendo agnica y obscenamente por quin se queda con el premio gordo de los votos de los ms nacionalistas espaolistas (que son muchos votos en el conjunto del Estado). As, Rivera hace das afirm que en ningn caso deba levantarse la intervencin estatal de la autonoma catalana sino que deba extenderse y profundizarse. Al poco, y dado que los jueces belgas y alemanes no ven delito de rebelin en la actuacin de los lderes independentistas catalanes, sale Snchez proponiendo como solucin cambiar en el cdigo penal la definicin de rebelin para que s lo sea (vaya pedazo de jurista que tiene el partido socialista de secretario general!). Y Rajoy, asustado porque los otros dos le estn desbordando por la derecha, acusndole de excesiva blandura, ha optado por seguir el consejo de alguno de los finos y creativos intelectuales que le rodean y se ha sacado de la manga lo de paralizar la publicacin del nuevo gobierno cataln para que no haya gobierno cataln. Y como no hay nuevo gobierno cataln, contina habiendo 155. Genial. Y qu fcil!

Sin duda, se podra entrar a discutir sobre la mayor o menor idoneidad de los designados, en si su nombramiento supone remarcar el carcter independentista del nuevo gobierno (algunos parecen haber olvidado que estos siguen teniendo la mayora en el Parlament) con lo que ello significa de continuacin de la confrontacin con el Estado (alguien esperaba otra cosa?), pero nadie podr dudar de las dotes del presidente de gobierno del Reino de Espaa como prestidigitador: Ahora se ha sacado de la manga la carta del BOE. Con ello, puede que en Europa lo inviten a alguna competicin de trileros. Y los del IBEX35 quiz tendrn que esperar un poco ms para sustituirlo por Rivera: otro monstruo intelectual que har bueno a Rajoy.

Pero, antes de nada, habra que preguntarse si es legal o no impedir que se publique en el BOE (y tambin en el Boletn de la Generalitat, porque est intervenido) algo que se ha realizado conforme a la legalidad vigente, sobre la nica base de considerarlo una provocacin. Parece que es sobre este juicio de intenciones que se cimienta la decisin del ejecutivo espaol. Dbiles cimientos, sin duda, para una decisin de la mxima gravedad poltica.

Isidoro Moreno. Catedrtico Emrito de Antropologa Social. Miembro de Asamblea de Andaluca.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter