Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2018

El regreso de la semntica neoliberal

Anselmo Esprella
Rebelin


Estamos aqu para proteger a los ms vulnerables
Gerry Rice, vocero del FMI


Si yo les deca a ustedes hace un ao lo que iba a hacer y todo esto que est sucediendo, seguramente iban a votar mayoritariamente por encerrarme en el manicomio; Toda victoria neoliberal necesita un discurso con que camuflar las intenciones, y el presidente Mauricio Macri lo sabe. Por eso minti y lo seguir haciendo.

Cada da desde bien temprano, un ejrcito medieval sin armadura ni espada, encara una antigua disputa y sale a conquistar audiencias, territorios y entendimientos. Es la batalla por quin instala en el adversario de clase su verdad, de lo que sucede en esta vida y en la otra. Es la batalla de las ideas, la batalla cultural.

Sus armas no matan, convencen. Las oligarquas del continente y del mundo, invierten miles de millones de dlares en fabricar una realidad que no existe y presentarla como verdad universal, nica y absoluta, de la cual habla la biblia.

Los jefes de prensa, se han convertido en maestros de la resignificacin de las palabras, en generales de operaciones de prensa, para exhibir u ocultar, segn convenga a los intereses econmicos y polticos del medio: estrategas de posverdades.

Primero las palabras, despus el plomo y viceversa. Mucho antes de iniciar la invasin a Irak (20 de marzo de 2003), EEUU, tena preparado el nombre que le pondra a sus acciones: Operacin por la Libertad iraqu bautiz a la invasin. Luego la rebautiz con el nombre de Operacin Nuevo Amanecer. Entre las dos operaciones, una que deba liberar a Irak y la otra que anunciaba un amanecer radiante y feliz, los norteamericanos, enviaron al muere a un milln y medio de personas y como quien no quiere la cosa, es decir sin querer queriendo, se quedaron con el petrleo, aunque en realidad ese no era su objetivo, ellos solo queran liberar a Irak.

Voluntad de Dios. La iglesia catlica, bendijo cada una de las carabelas que zarparon desde los puertos de Europa. Los conquistadores tenan la misin divina, de llevar a los nativos la buena nueva de la llegada del reino de los cielos. Traan la palabra de Dios al nuevo mundo, pero por si acaso, tambin traan armas, por si los originarios se resistiesen a aceptar a Jess en su corazn, y no quisieran entregar los recursos naturales: En ese afn, solo en Potos, enviaron al purgatorio a 8 millones de almas.

Desde todas las esferas de la vida, el Poder, intenta someter subjetividades individuales y colectivas, eliminar proyectos comunes, desfigurar nuestra imagen en el espejo, desear ser otro, otra. Alguien poderoso y hermoso, todo lo contrario a aquel sujeto que me mira desde el espejo. El 24 de mayo del ao 2008, azuzados por los medios de comunicacin, los vecinos de la Capital de Bolivia, sacaron del bal sus ttulos de tataranietos de espaoles y se largaron a cazar indgenas, al grito de indios de mierda, los llevaron a rastras hasta la plaza principal, para castigarlos con 100 latigazos y escarmentar a esta raza maldita que no entiende que Sucre se respeta. Lo inaudito y terrible, es que los cazadores y los cazados, son idnticos, por lo que resulta imposible determinar quien es indio y quin no.

Desde antao, los dueos de las cosas, descubrieron que la verdad eterna y su dominio sobre la naturaleza, las fieras, los hombres y las mujeres, estaba escondida en el discurso del prroco y quiz por eso la capital de Bolivia, Sucre, tiene ms iglesias que plazas.

El neoliberalismo boliviano, rpidamente aprendi de sus pares, a camuflar sus intenciones. Desde los noventa a nuestros das, produjo una verdadera revolucin de los significantes y se acomod feliz a las nuevas corrientes de la poca.

Rebautiz el despido laboral, llamndolo Relocalizacin. A la privatizacin de las empresas del Estado, las nombr capitalizacin. Los medios de comunicacin, asistieron entusiastas al rebautizo del mundo y se adaptaron a no llamar las cosas por su nombre.

La palabra guaran iyambae, se convirti en el smbolo de identidad de grupos de paramilitares que patrullaban las calles de Santa Cruz, escupiendo y golpeando a personas de extraccin indgena. Iyambae, significa hombre libre y fue adoptada como palabra de lucha, precisamente por quienes despojaron de sus tierras al pueblo guaran y lo sometieron a la esclavitud.

La alcalda de la ciudad de La Paz, transita el mismo camino. Sus cuas de radio y sus spots de televisin, repiten hasta el cansancio la palabra aimara eque que denota fuerza y rebelda. A los buses de servicio pblico, los bautizaron con el nombre de Pumakatari. Y no cabra sorprenderse ya que Bolivia, es un pas con una amplia y diversa composicin indgena, sin embargo, a la alcalda de La Paz, la gobierna un partido que fue cmplice del saqueo de 212 empresas del pueblo.

Los terratenientes, depredadores naturales de la tierra, se volvieron ambientalistas e incorporaron a su discurso el cuidado de la Madre Tierra y de todos los seres vivos. Tanto han depurado el mensaje y la manera de trasmitirlo que, en lo que dura un pestaeo, como un blido pasan de un radical discurso de izquierda, a maneras y actitudes fascistas.

Durante 500 aos, acuaron a latigazos el sentido comn colonial que sobrevive hasta nuestros das, la idea de que el hombre indgena era poseedor de todas las taras de un ser inferior: holgazn, promiscuo, borracho y como adems la iglesia catlica declaraba pblicamente que no tenan alma. Por lo que carece de importancia que el presidente Evo, llueve o truene llegue a palacio de gobierno a las cinco de la maana, ni que el partido de gobierno, haya sacado a ms de 3.000.000 de personas del infierno neoliberal y que hoy sean clase media.

Es indio. Punto.

Fin del debate.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter