Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2018

Hablar de corrupcin

Miguel Alejandro Hayes
La Joven Cuba


Parece que hay nuevos aires en el pas. Con la renovacin se cambian personas y nuevos asuntos se levantan sobre la mesa. La corrupcin pasa a ser uno de los temas que ocupar ms nuestra atencin en el futuro.

Pero hay que hablar de la corrupcin sin tapujos. No se puede enfrentar ese tema con las circunferencias que muchas veces hacemos- a veces por precaucin a veces por inercia-, pero las hacemos. Hay que abordar el tema con los pantalones bien puestos, y no taparle la causa.

El Consejo de Ministros del nuevo gobierno ya se reuni y discuti la importancia de eliminar y combatir las ilegalidades (1). Tambin intelectuales y cierta farndula poltica de academia (en el mejor sentido de la palabra) le ha prestado atencin. No me queda claro si se habla de altos casos de corrupcin o la corrupcin a nivel del ciudadano de a pie. Imagino que se trate ms bien de la segunda.

Los primeros mencionados, de seguro apuestan por crear todo un ejrcito de inquisidores que castiguen la corrupcin. Los segundos le buscaron explicaciones desde lo institucional, apelaron a la conciencia, la inercia, el cambio climtico, la penetracin cultural, la falta de preparacin de los dirigentes, y hasta el imperialismo. De verdad se puede pensar que es algo de esto la causa del problema llamado corrupcin?

Suponiendo que son ciertas todas esas posibles causas, se ha pensado en la implicacin de eso? Si la institucionalidad o la conciencia de los intelectuales mencionados se preocupan por la corrupcin, debe ser importante -digo yo-. Est claro -emprica y racionalmente- que es un problema en el funcionamiento de buena parte del pas, por tanto sus causas no son fenmenos aislados sino generalizados.

Segn tengo entendido cuando se cae algo de pintura se puede volver a pintar, pero cuando se cae casi toda, siendo ms lo sin pintura, hay que volver a pintar. Esto me dice, que esto de la corrupcin pinta de tratarse de una crisis del modelo social y econmico cubano.

De todos modos parece que se olvida que al hablar de un pas, se habla de la gente que vive en l. A quienes piensan el problema como mencion al inicio (cierta intelectualidad y la institucionalidad superior) parecen guillotinados por Hume y se creen verdaderamente hombres de ciencia y de Estado que pueden separarse de una vida cotidiana de necesidades a medio resolver (imagino que siempre habr alguno que no las tenga). Parece que los que piensan con la barrigas llenas piensan que la escasez no existe o que es un acto de voluntad individual y que esto no tiene nada que ver con la actuacin o postura poltica.

Llevo tiempo evaluando la posibilidad de escribir sobre el salario en Cuba, y esta no es la ocasin pero aqu adelanto algo de eso y recuerdo lo tan elemental olvidado para hablar de corrupcin. Pinsese en el salario medio de Cuba, muy cercano a los 650 pesos cubanos. Despus compresele con el monto de la canasta bsica de un cubano hoy da, que oscila sobre los 1800 pesos cubanos. Si alguien tiene duda, calcule-por lo bajo- cunto entre comida, y quiz algo ms necesita al mes para vivir (y fui condescendiente). Cmo cubrir lo que falta? Qu hacemos los cubanos en estos casos? No todo puede ser el dinero que viene de afuera de algn familiar.

Cuesta mucho pensar en esto al hablar de la corrupcin? Puede alguien pensar que ha proliferado la corrupcin en el pas (o tiende) solo porque en un acto consciente muchos decidieron ser corruptos? O que la estructura jurdico administrativa estimula la corrupcin como si esa tuviese vida propia?

Cundo se va a entender que hay personas en Cuba con carencias, y que una buena parte de malversaciones, y delitos econmicos encuentran su origen estas condiciones? Para qu sirve la enseanza del marxismo en la educacin superior si cuando hay que explicar las condiciones materiales que gestan un fenmeno social se ignora esto?

Podrn seguir inventando causas, algunos se les ocurrir crear comisiones, grupos, brigadas, otros apelarn a predicar el evangelio de la moral comunista e incluso podr aliviarse temporalmente, pero esos ingresos que no alcanzan seguirn estando ah y la causa de la corrupcin volver a generala.

Hay que dejar la ceguera condicionada: mientras existan los bajos salarios, la permanencia en una subsistencia del cubano, esto determinar fenmenos como la corrupcin, que si bien son negativos, no son precisamente obra del diablo o de un espritu maligno, sino de nuestras propias carencias del da a da.

Quien se considere revolucionario y quiera resolver esto o ayudar a su solucin vaya pensando en cmo mejorar los ingresos del cubano de a pie. Buscar otras causas, es enajenarnos de nuestra realidad.

Bibliografa

  1. Granma.Consejo de Ministros analiz temas de la vida econmica y social. Granma. 26 de abril de 2018, pg. Portada.
Fuente: http://jovencuba.com/2018/05/23/hablar-de-corrupcion/


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter