Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2018

La abstencin humill a Maduro

Simn Rodrguez Porras
Rebelin


La abstencin ms alta en una eleccin presidencial en 60 aos dej desnudo al gobierno cvico-militar encabezado por Maduro y Cabello. La enorme mayora de los venezolanos dieron la espalda a la farsa electoral, dejando vacos los centros electorales y las calles el 20 de mayo.

La imagen de Maduro saliendo de su centro de votacin y saludando triunfalmente a una cancha vaca, ms all de la cual se reunan un puado de militantes del partido oficial, resumi la jornada del domingo. El 67% de la votacin que el gobierno se autoadjudic palidecen al lado de la abstencin oficialmente aceptada del 54%, la ms alta en una eleccin presidencial en la historia del pas. Los estimados independientes ubican la abstencin por encima del 70%, cifra corroborada annimamente por funcionarios del Consejo Nacional Electoral a agencias de noticias internacionales. Pese a que las autoridades prohibieron que se filmaran los alrededores de los centros de votacin, a travs de las redes sociales circularon las imgenes de calles vacas y centros de votacin sin colas que delataban una bajsima concurrencia de votantes.

Los mecanismos de extorsin poltica instituidos por el gobierno, como el llamado carnet de la Patria, registrado en puntos de control a las afueras de los centros de votacin para constatar si las personas que reciben asistencia social o adquieren alimentos subsidiados participaban en la eleccin, demostraron su limitada eficacia. Desesperado, Maduro lanz la propia maana del domingo la consigna de Votos o balas para intentar amedrentar a la poblacin para que participara en la eleccin. Al final todo fracas, la mayora de los trabajadores y los habitantes de las comunidades populares boicotearon la eleccin.

Tanto el candidato opositor Henri Falcn como el Frente Amplio Venezuela Libre (que agrupa a la MUD y a chavistas opositores como Nicmer Evans y el ex ministro chavista preso Miguel Rodrguez Torres), desconocieron el resultado y plantearon la necesidad de realizar nuevas elecciones. La bancarrota poltica de la oposicin patronal y proyanqui es total, se niegan a realizar ninguna accin contra el gobierno y llaman a confiar en la presin de gobiernos extranjeros, celebrando el no reconocimiento de la eleccin por la mayora de los gobiernos del hemisferio. Los balbuceos incoherentes y el inmovilismo de esa dirigencia, cuyos zigzagueos y vocacin negociadora aportaron a la derrota de las protestas populares del ao pasado, le han valido un enorme repudio popular, solo superado por el repudio al gobierno de Maduro.

Al celebrar su prrico y fraudulento triunfo electoral, Maduro pronunci un grotesco discurso en el que asegur que ahora s iba a resolver los problemas econmicos del pas. Luego de ms de cinco aos gobernando, en los cuales la economa se contrajo a la mitad, recortando drsticamente las importaciones y la produccin nacional para sostener los pagos de la deuda externa, hundiendo al pas en la hiperinflacin con precios que se duplican mensualmente, aplicando una brutal represin con centenares de asesinatos y miles de presos por protestar, forzando a ms de dos millones de emigrantes a salir del pas para escapar de los salarios de hambre, las perspectivas con Maduro son totalmente sombras.

El Partido Socialismo y Libertad llam a la abstencin y a la movilizacin para derrotar el fraude electoral y el hambre. Solo la lucha de los explotados y oprimidos puede derrotar al gobierno e imponer las reivindicaciones de alimentacin, salarios dignos y salud para todos, en la perspectiva de un cambio de rgimen y de sistema que ponga el poder verdaderamente en manos de las organizaciones obreras y populares.


* Simn Rodrguez Porras es miembro del Partido Socialismo y Libertad (PSL) Seccin venezolana de la Unidad Internacional de los Trabajadores Cuarta Internacional (UIT-CI)


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter