Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2018

Repblica Centroafricana: crisis e indiferencia

Victoria Lpez Gutirrez
El diario


Desde hace cinco aos atrs la poblacin centroafricana vive en medio de permanentes enfrentamientos. La Repblica Centroafricana (RCA) est dividida entre musulmanes y cristianos que luchan por el control del poder y la religin. Toda la masacre desatada en el pas se debe al surgimiento de grupos armados que continuamente atacan aldeas. Conocidos como Selekas intentan eliminar cristianos en una especie de limpieza interna. Como respuesta ante los actos violentos surgi el grupo Anti-balaka, que no forman un frente de milicias cristianas, por el contrario, son un grupo de personas que se defienden de los constantes ataques sangrientos de los Selekas. Sin embargo, han llegado a cometer crmenes atroces hacia toda persona que se declare musulmn, por consiguiente los dos grupos armados no gubernamentales son responsables de graves violaciones a los derechos humanos.

Todos estos acontecimientos tienen lugar en un pas empobrecido y fraccionado. No existe un registro fiable de las personas que habitan la Repblica Centroafricana, los datos proporcionados hasta la actualidad han sido recogidos por organizaciones internacionales que tratan, en medio de la violencia, de ayudar a la poblacin.

La RCA est golpeada por la crisis y la pobreza. Los niveles de desnutricin son alarmantes. A eso se agrega el peligro que sufren los nios de ser reclutados por cualquiera de los dos bandos para enfrentarse. Civiles que matan a civiles por la absurda campaa de limpieza basada en la religin. Tanto Save the Children como Unicef intentan rescatar nios y nias que forman parte de las milicias. Generalmente son utilizados para formar parte de la primera lnea de combate. Adems las nias son vctimas de constantes abusos y violencia sexual, lo que significa que la infancia es un recuerdo doloroso y amargo para los nios y jvenes de RCA. El desarme, desmovilizacin y reintegracin son objetivos primordiales de las organizaciones que protegen los derechos de los nios, nias y adolescentes.

A esto se agregan los continuos desplazamientos de personas hacia zonas libres del conflicto. Huyen de la muerte y el hambre, dejan toda su vida e historia para ser extranjeros en otras tierras donde pueden encontrar seguridad, refugiados que piden ayuda ante su difcil situacin. Segn datos de Acnur cerca de un quinto de la poblacin ha tenido que desplazarse internamente y hacia pases vecinos. Quienes han logrado instalarse en refugios improvisados necesitan ayuda para subsistir. En septiembre de 2015 fuerzas de paz de las Naciones Unidas reemplazaron a un ejrcito de Naciones Africanas, pero la violencia subsiste, pese a los acuerdos de paz, la poblacin refugiada se encuentra en riesgo al regresar a sus hogares.

Segn datos de Amnista Internacional nuevos ataques fueron perpetrados hace pocos das, y al menos veinte personas murieron. La violencia estall despus de que las fuerzas de seguridad trataran de detener a un miembro de un grupo armado de autodefensa en el barrio de PK5, en Bangui.

Esta crisis humanitaria desatada en la Repblica Centroafricana no se debe nicamente al conflicto armado, sino tambin a la inestabilidad poltica de los ltimos aos. A esto se aade la catstrofe sanitaria por la que atraviesa el pas, ya que no cuentan con sistemas de tratamiento de aguas residuales, ni tienen acceso al agua potable, lo que conlleva la aparicin de enfermedades que por falta de medicamentos y personal apropiado provocan muertes. En definitiva, la situacin actual de los centroafricanos es catica y se enfrentan al olvido. Varias organizaciones internacionales se encuentran presentes para socorrer a las vctimas del conflicto, adems de proteger los derechos de las personas. Oxfam Intermn trabaja en el terreno con proyectos que proporcionan agua, saneamiento e higiene, seguridad alimentaria y medios de vida.

Son objetivos principales en estos momentos el restablecimiento de la paz, la seguridad, la conciliacin y el estado de derecho. El mundo no puede continuar indiferente ante este tipo de actos violentos. No es posible que la guerra interna contine cobrando la vida de inocentes y la poblacin siga sometida al empobrecimiento en un pas rico en recursos. La ayuda internacional llega a cuenta gotas, especialmente por la oposicin de Selekas y Anti-balakas, quienes no permiten que las personas reciban atencin.

Es necesario e imprescindible que los culpables de este tipo de actos atentatorios de los Derechos Humanos sean llevados ante los Tribunales Internacionales. La Repblica Centroafricana no puede seguir siendo vctima de continuas violaciones a sus derechos, tiene derecho a gozar de libertad, seguridad y una vida digna. frica debe recuperarse de la fragmentacin y la pobreza. Ese compromiso de promocin y proteccin de los derechos est a cargo de todos los seres humanos, la responsabilidad es de todos y la indiferencia no har que el problema desaparezca.

Victoria Lpez Gutirrez, abogada y estudiante de Mster en Derechos Humanos, Paz y Desarrollo Sostenible. Voluntaria en el equipo de Accin Ciudadana de Oxfam Intermn Valencia.

Fuente: https://www.eldiario.es/cv/opinion/Republica-Centroafricana-crisis-indiferencia_6_769983013.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter