Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2018

China genera energa en Argentina y tambin debate

Daniel Gutman
IPS


Una protesta contra la construccin sobre el ro Santa Cruz, en la Patagonia argentina, de dos mega centrales hidroelctricas, con una inversin china de 5.000 millones de dlares. Pese a los cuestionamientos ambientales, el gobierno de Mauricio Macri decidi seguir adelante con los proyectos. Crdito: Cortesa de FARN

BUENOS AIRES, 25 may 2018 (IPS) - Como en otros pases de Amrica Latina, en los ltimos aos China es un inversor que pisa fuerte en la Argentina. El impacto ambiental y los beneficios sobre la economa de este desembarco, sin embargo, son objeto de discusin entre actores locales.

Uno de los terrenos clave es el energtico, donde un estudio de la no gubernamental Fundacin Ambiente y Recursos Naturales (FARN) afirma que el financiamiento chino sostiene fundamentalmente proyectos hidroelctricos, nucleares o de hidrocarburos.

En cambio, deja apenas cuatro por ciento de esas inversiones para energas renovables, justamente el sector donde el pas enfrenta un visible retraso.

El gran objetivo de China es exportar su tecnologa y sus insumos. Y tiene un enorme desarrollo a nivel hidrulico, nuclear y petrolero. Ya no tiene ms ros donde puedan construir represas en su territorio y por eso estn tan interesados en las represas sobre el ro Santa Cruz, dijo a IPS la directora de investigacin de la FARN, Mara Marta Di Paola.

Efectivamente, China est detrs de un controvertido proyecto para construir dos gigantescas represas en la Patagonia, sobre el ro Santa Cruz, que fue establecido durante el gobierno de Cristina Kirchner (2007-2015) y ratificado por el presidente Mauricio Macri, a pesar de fuertes cuestionamientos ambientales.

Se trata de una obra de casi 5.000 millones de dlares, que prev una potencia de 1.310 megavatios (MW).

Sin embargo, para el especialista Gustavo Girado no es el gigante asitico el que desecha involucrarse en proyectos de energas renovables, sino que es Argentina el que todava no ha apostado decididamente por la transicin energtica hacia fuentes renovables limpias y no convencionales.

Como cualquier pas con mucho capital, China est interesada en todos los negocios posibles y toma lo que le ofrecen. De hecho, en Argentina tambin est teniendo una participacin alta en el Plan RenovAr, explic el economista y director de un posgrado sobre China contempornea en la pblica Universidad Nacional de Lans, con sede en Buenos Aires.

Se refiere a la iniciativa lanzada por el gobierno argentino con el objetivo de desarrollar las energas renovables y revertir el escenario actual, en el que 87 por ciento de la matriz primaria del pas est compuesta por combustibles fsiles.

En esa vertiente tambin participan empresas chinas, que durante el periodo enero-septiembre de 2017produjeron 25 por ciento del petrleo y 14 por ciento total del gas natural extrado en el pas.

Desde 2016, el Ministerio de Energa firm 147 contratos para emprendimientos de energas renovables que aportaran un total de 4.466 MW al sistema elctrico, la mayora de ellos solares y elicos, que actualmente estn en desarrollo.

El objetivo es cumplir con la ley sancionada en 2015, que establece que en 2025 las renovables deben aportar al menos 20 por ciento de la capacidad del sistema elctrico, que hoy ronda los 30.000 MW.

En ese sentido, 15 por ciento de la potencia adjudicada a travs del Plan RenovAr lo ha sido a capitales chinos.

Se destaca el parque solar de Cauchar, en la nortea provincia de Jujuy, que segn se inform consistir en la instalacin, en un terreno de 700 hectreas, de 1.200.000 paneles solares construidos en China.

El proyecto tiene un presupuesto de 390 millones de dlares, de los cuales 330 sern financiados por el estatal Eximbank chino.

China tambin aparece detrs de la pretensin argentina de desarrollarse en energa nuclear, ya que en 2017 se acord que financiar la cuarta y la quinta central atmica de este pas sudamericano, a un costo total de 14.000 millones de dlares.

Sin embargo, la administracin de Macri anunci este mes que postergar sin fecha el comienzo de la construccin de al menos la primera de esas centrales, con el objetivo de no generar un mayor endeudamiento y reducir el elevado dficit fiscal del pas.

La decisin est orientada a facilitar el otorgamiento de un crdito del Fondo Monetario Internacional (FMI), luego de la crisis de confianza que deriv en una masiva salida de capitales y puso en graves apuros la economa local.

Subsisten, en cambio, otros proyectos energticos con financiamiento chino, que incluyen otras cuatro centrales hidroelctricas y plantas trmicas alimentadas a gas natural.

Hasta ahora, las inversiones acumuladas ya comprometidas de Beijing en el rea de energa en la que es la tercera economa latinoamericana totalizan 30.000 millones de dlares, a los que se suman cifras multimillonarias para proyectos en otras reas, como infraestructura, agroindustria o minera.

Los chinos miraron primero a su continente, luego a frica y desde hace unos aos miran a Amrica Latina. De entrada se interesaron por los productos agrcolas y minerales y hoy no son solo el segundo socio comercial de la regin, sino tambin un buen inversor, dijo a IPS el canciller argentino entre 2005 y 2010, Jorge Taiana.

El diplomtico de larga trayectoria record un sealamiento del entonces presidente de Estados Unidos, George Bush, durante la Cumbre de las Amricas, celebrada en 2005 en la ciudad argentina de Mar del Plata, donde la regin rechaz conformar el rea de Libre de Comercio de las Amricas (ALCA).

Nos dijo: no s por qu se preocupan tanto por el ALCA, cuando lo que tendramos que discutir es cmo nos defendemos de China, cit.

Taiana sostiene que depende de las decisiones de la Argentina y el resto de los pases de la regin si van a sacar provecho o van a ser vctimas de la agresiva expansin econmica china.

La inversin extranjera directa siempre es beneficiosa. El secreto est en qu condiciones pone el que recibe y cul es su plan de desarrollo, afirm.

Argentina, por ejemplo, construy sus ferrocarriles con capitales ingleses y todas las vas confluyen en Buenos Aires, porque a ellos solo les interesaba facilitar la llegada de los productos agrcolas al puerto. Esas son las cosas que no deben pasar, aadi.

Las organizaciones ambientales son particularmente crticas de las represas sobre el ro Santa Cruz, ya que este nace en el magnfico Parque Nacional Los Glaciares y podra afectar los niveles del lago Argentino, en cuya orilla est el Glaciar Perito Moreno, una de las mayores atracciones tursticas del pas.

Sin embargo, el contrato de las represas tiene una clusula de incumplimiento cruzado por el cual, si no se construyen, los bancos chinos podran tambin dejar sin financiamiento obras de infraestructura ferroviaria que estn sosteniendo en Argentina.

Lo que en el pasado adjudicbamos a las presiones de Estados Unidos hoy lo estamos viviendo con China, dijo Hernn Casaas, director de Aves Argentinas, la organizacin ambientalista ms antigua del pas.

Las represas son un claro ejemplo de cmo esa presin por una cuestin econmica puede estar dejando en segundo plano la soberana ambiental de la Nacin, aadi a IPS.

En ese sentido, Di Paola seal que China ha ocupado en Amrica Latina el lugar que antes ocupaban primordialmente instituciones financieras tradicionales como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

El problema es que no tiene el mismo marco de salvaguardas y entonces pueden comenzar obras de infraestructura sin cumplir con los recaudos ambientales, plante.

Sin embargo, Girado tiene otra visin y apunta que los organismos de crdito imponen condiciones a los pases que reciben los crditos, cosa que China no hace. En ese sentido resulta ms ventajoso.

Edicin: Estrella Gutirrez

Fuente: http://www.ipsnoticias.net/2018/05/china-genera-energia-argentina-tambien-debate/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter