Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2018

La alineacin de la izquierda nigeriana

Edwin Madunagu
Umoya


Uno de los mayores problemas que limita la eficacia y el impacto de los partidos de izquierda nigerianos en la poltica del pas, al menos desde el final de la Guerra civil (1967-1970), ha sido las contradicciones, o ms bien la desconexin, entre las organizaciones y su programa en s. En otras palabras: la ineficacia de las organizaciones de izquierda para completar y conseguir de una manera satisfactoria las tareas que ellos mismos se asignaron mediante las estructuras, los medios y mtodos de empleo que crearon, y, por consiguiente, que les eran disponibles, ha sido uno de los mayores factores que limitaron su poder e impacto en la poltica nigeriana.

Mientras que la izquierda se prepara en la actualidad para variar su manera de hacer poltica participando en futuras sesiones electorales mediante combinaciones y alianzas, ha llegado el momento de intensificar el esfuerzo para combatir esta debilidad crnica. Voy a exponer a continuacin los sucesos que determinaron el problema actual, dejando siempre al margen aquellos considerados inapropiados o irrelevantes.

En algn momento en la segunda mitad de 1988, un gran nmero de socialistas nigerianos se conocieron en la ciudad universitaria de Nsukka, en el estado de Enugu, quienes procedan de todas las partes del pas. Sucedi durante el culmen de la dictadura del General Babangida, en el momento en el que el rgimen estaba intentando instaurar, o mejor dicho, institucionalizar, una forma de democracia militar o de diarqua. De la misma manera, esta poca tambin se enmarca en el culmen del vanguardismo marxista en la izquierda nigeriana.

La gran mayora de las personas que estuvieron presentes en esa larga, y por supuesto oculta, noche de reunin se posicionaron en la primera lnea de varios problemas, financiados en ese momento por tres organizaciones demcratas-populares que estaban particularmente bajo un ataque del estado y de las clases dirigentes. Estas organizaciones eran las que formaban el movimiento laborista/populista y que se organizaban principalmente bajo el Nigerian Labour Congress [Congreso Popular de Nigeria] y sus afiliados, la Academic Staff Union of Universities [Unin de empleados de las Universidades Nigerianas] y la National Association of Nigerian Students [Asociacin Nacional de Estudiantes Nigerianos].

Otros cuantos participantes, entre ellos los convocantes y coordinadores del encuentro, fueron o bien poco conocidos en sus abiertas batallas en absoluto (a excepcin de para las fuerzas de seguridad) o bien conocidos por el pblico como periodistas o como simples seguidores ideolgicos. Una o dos de las asediadas organizaciones demcratas-populares estaban, en el momento, tambin dando unas conferencias muy bien promocionadas y abiertas al pblico por todo Nsukka y sus alrededores. Estas dos tcticas, la existencia y desarrollo de varios convocantes y coordinadores escondidos junto con la celebracin de una reunin de carcter revolucionario y al mismo tiempo de las conferencias pblicas, fueron una tapadera que se llev a cabo con efectividad, al menos as lo pareci y lo cremos.

Viaj desde Lagos donde estaba trabajando como miembro del equipo editorial y como editor para el peridico The Guardian. En mi viaje, primero par en Calabar, la ciudad que era mi base. All me un a otros miembros del Grupo Socialista de Calabar. Desde all, nuestra delegacin se dirigi hasta Nsukka en tres grupos separados que iban por tres rutas distintas.

Las intenciones de la reunin celebrada deberan, a estas alturas, ser ms que obvias. Sus acciones se pueden dividir, en trminos generales, en dos. La primera fue nuestra respuesta a las restricciones del rgimen a las importantes organizaciones de las masas populares y de la izquierda nigeriana. El segundo fue la revisin del programa de transicin de Babangida y nuestra actitud hacia el mismo. Entre los elementos secundarios se incluyen la estructura de las organizaciones, la finanza y la logstica, los problemas locales y los problemas ms generales. Estos se consideraron elementos secundarios, subsidiarios y simplemente de apoyo. Esto era lo que supona la izquierda nigeriana de hace 30 aos. Pero con el beneficio posterior, ahora me arrepiento de no haber integrado naturalmente esos elementos secundarios en los planes de la reunin principal ni en ninguna otra celebrada en ese mismo periodo.

Los denominados elementos generales y comunes incluan la pregunta sobre la nacin, las preguntas sobre el gnero y las de la democracia, preguntas que atacaban continuamente y que continan atacando que solamos llamar la poltica burguesa. Otros elementos, como las preguntas relacionadas con las estructuras organizacionales, finanzas y logstica fueron simplemente mencionados mientras que los delegados miraban a sus relojes y calculaban cuanto tiempo les quedaba para irse de Nsukka o para coger sus autobuses.

Este casi descuido de los elementos en la poltica burguesa, las organizaciones internacionales y la logstica es algo que permanece y que en la actualidad debemos enterrar, ya que considero que ha sido un elemento rechazado a lo largo de la historia. Podemos llamar a este problema la dialctica de la organizacin y del programa, la alineacin de las estructuras organizacionales con lo que se debe de hacer o la correlacin entre lo que se debe hacer y cmo se hace.

La reunin, que dur toda la noche, comenz a las 21 horas. En ella se pretenda, en parte, elegir a un presidente, a dos diputados y a la composicin del secretariado, lo que dur casi una hora ya que era una reunin de representantes de diferentes grupos en la que cada cual protega su propia autonoma y tena miedo de la dominacin de otros. Aquellos que asistieron a la reunin haban desarrollado muy poco su personalidad, en puntos ideolgicos, morales y polticos, para actuar como representantes. La solucin de este problema, de primeras inicial, se convirti en un problema mayor como veremos ms adelante.

Los participantes que finalmente se convirtieron en representantes, es decir, los fideicomisarios de la reunin, procedan de diferentes puntos del pas y de diferentes grupos. La reunin, como se esperaba, toc y tom, estratgicamente, las decisiones principales. Adems, los comits de implantacin fueron constituidos por nominaciones aleatorias. Las graves deficiencias que se hablaron en la reunin, por las cuales los patriticos y valientes nigerianos tomaron tantos riesgos, convencidos de que era necesario salvar a la nacin del progresivo neofascismo, comenzaron a surgir poco despus de la reunin, mientras que los delegados empezaron a hablar de solidaridad y de internacionalidad de vuelta a casa.

La expectativa de la reunin, en teora, consista en que los representantes se reunieran tras la misma para confirmar y ordenar lo hablado y las decisiones tomadas, y dejrselo saber a los interesados a travs de los medios y canales usuales. Se esperaba, de la misma manera, que los comits de implantacin celebraran otras reuniones para confirmar tanto su participacin como para llevar a cabo todas las tareas que se les haban asignado. Tambin se esperaba que se eligieran a los convocantes y a los coordinadores.

Sin embargo, estas expectativas no se llegaron a cumplir antes de la dispersin de los grupos: si los representantes y los comits de implantacin hubiera llegado a reunirse, habran descubierto que, desde que sus participantes se dispersaron a lo largo del pas, tanto las personas como las organizaciones principales no estaban siendo suficientemente favorables como para permitirles viajar por el pas, y que deberan de haber buscado otras maneras de llevar a cabo sus tareas. Sin embargo, estas otras reuniones nunca se celebraron, ya que se consider por finalizada la reunin principal. Su resultado fue un gran nmero de deficiencias graves en la ejecucin de las tareas.

Esta tendencia, la cual mi generacin conoci en los primeros aos de los 70, contino hasta la reunin en Calabar en abril de 1989. Esta reunin de la derecha nigeriana tuvo lugar al margen de otra conferencia organizada por el Nigeria Labour Congress [Congreso Popular Nigeriano], cuyo objetivo era la formacin de un partido laborista. Al final de la reunin de la izquierda, 12 miembros poderosos del comit coordinador, cada uno de ellos representante de un grupo principal, fue elegido. Adems, en la reunin se eligi a dos secretarios asentados en Lagos. Ambos eran personas serias, comprometidas y con experiencia, quienes tenan historia de haber ya trabajado juntos, sus lugares de trabajo estaban cerca y uno de ellos tena ms miembros que estaban dispuestos a colaborar.

Esos dos pasos tan sencillos, el elegir a un comit coordinador representante y poderoso y la configuracin de un secretariado eficiente, causaron un gran salto positivo en el esfuerzo posterior a la Guerra Civil para fundar una organizacin nacional de la izquierda nigeriana. Otro salto histrico se dara si la izquierda, la izquierda como tal, no solo variara en las elecciones o la poltica burguesa, sino que alineara su correcta organizacin. Es ms, en el intento, la izquierda puede necesitar replantar y revisar, y por lo tanto recrear, su teora heredada de la organizacin centralista-democrtica. En la actualidad, con Internet y las redes sociales trabajando en este salto, se podra dar uno el doble o el triple de fuerte.

Edwin Madunagu es matemtico y periodista. Escribe desde Calabar, en el Estado de Cross River, Nigeria.

Fuente original: https://www.pambazuka.org/democracy-governance/aligning-organisation-programme-leftist-politics

Traducido por Ftima Len Medialdea (Universidad de Salamanca)

Fuente: https://umoya.org/2018/05/23/la-alineacion-de-la-izquierda-nigeriana/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter