Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2018

Hacia otra economa: el caso de la Ciudad de Mxico

Alberto Carral
Rebelin


En la Ciudad de Mxico se vive un penoso y difcil momento, que en buena medida es el resultado de la negligencia de unas autoridades que parecen haber perdido el control de los hilos fundamentales de la gestin urbana. El abandono de la ciudad se refleja en la inexistencia de una estrategia de gobierno mnimamente estructurada y en el predominio de barruntos inconexos de polticas pblicas, que ms parecen ocurrencias que ejercicios serios de reflexin colectiva. Esto es algo absolutamente incomprensible e inadmisible tratndose de un conglomerado de casi nueve millones de personas, que se encuentra inmerso en una megalpolis en la que habita casi la cuarta parte de la poblacin del pas. Si la planificacin general de la ciudad es inexistente, la estrategia para conducir el desarrollo de la economa urbana ni siquiera pasa por las cabezas de unas autoridades que estn ms preocupadas por hacer negocios personales, medrando con el patrimonio pblico, que por mejorar las condiciones de vida de sus representados.

Pero el escenario est por cambiar de manera radical, pues el 1 de julio prximo se realizarn los comicios para Jefe de Gobierno de la Ciudad de Mxico y todas las encuestas indican que la candidata del partido Morena, Claudia Sheinbaum Pardo, tiene muy altas probabilidades de triunfo. Felizmente, sus propuestas de campaa son de avanzada, lo que abrira la posibilidad de frenar el deterioro de las condiciones de vida y de iniciar un giro radical en la estrategia para enfrentar los graves problemas que padecen los habitantes de una de las urbes ms grandes y pobladas del planeta.

TENDENCIAS URBANAS

La economa de la Ciudad de Mxico se encuentra completamente desarticulada y a la deriva. Su antiguo perfil manufacturero se desdibuj en los ltimos treinta aos para dar paso a un modelo de tipo bipolar, con un extremo en el que avanza con rapidez la precarizacin en gran escala del comercio y los servicios, y otro en el que domina la maquinaria de un moderno enclave financiero, comercial y de servicios cada vez ms dependiente del reciclamiento de fondos de procedencia desconocida que destruye, cual gigantesco bulldozer, la convivencia social y el patrimonio histrico, cultural y natural de la ciudad.

Los habitantes de la capital de Mxico son vctimas de un boom especulativo que en buena medida ha sido financiado por lo que sotto voce se conoce como el crtel inmobiliario , una alianza entre empresarios y polticos dedicada a hacer de la ciudad su negocio privado. Esta asociacin ilegtima es impulsada por las elevadsimas tasas de retorno de unos proyectos de inversin que, ms frecuentemente de lo que se cree, se desarrollan eludiendo la normatividad vigente, siempre con la venia de funcionarios deshonestos que claudican a su papel de reguladoras para convertirse en socios.

Los mega proyectos son paradigmticos de un capitalismo urbano de cuates que no se detiene ante nada, pues arrasa por igual con la naturaleza y sus paisajes, que con las personas y sus posibilidades de convivencia. En la dcada de 1990 se emprendi la urbanizacin de Santa Fe, en el poniente de la ciudad, un proyecto supuestamente bien planeado que deriv en una imparable ola de especulacin inmobiliaria y que ocasion el colapso de la movilidad, los servicios y la seguridad en toda la zona. Como si se tratase de una condena bblica, casi treinta aos despus la mafia poltico-empresarial ha emprendido la construccin del nuevo aeropuerto de la Ciudad de Mxico (NAICM) sobre cuatro mil hectreas de terreno en la parte ms baja de una cuenca inundable al oriente de la ciudad. A esta vasta extensin comercializable, muy pronto se sumarn al menos otras cinco mil hectreas de urbanizacin perifrica, as como las setecientas cincuenta hectreas del aeropuerto actual, que tendra que ser cerrado debido a su incompatibilidad con las trayectorias de navegacin de la nueva terminal area. Las objeciones sociales, ambientales, econmicas y tcnicas son numerosas e implacables, pero, hasta el momento, por delante de los intereses colectivos y del bien comn, se han impuesto los intereses particulares, en tanto que las obras involucradas en el mega desarrollo representan un potencial de negocio inmobiliario de varias decenas de miles de millones de dlares.

Navegar a la deriva y sin proyecto alguno para la ciudad, es tanto ms grave y peligroso en una poca en la que se vislumbra un futuro incierto y amenazante. Como nunca antes, el desarrollo tecno-cientfico est acelerando la reduccin del valor individual de las mercancas al lograr que su produccin se realice con una cantidad cada vez menor de trabajo humano, abriendo as la posibilidad de atender las necesidades fundamentales de la poblacin con muy poco esfuerzo. Sin embargo, al mismo tiempo, la incorporacin generalizada de inteligencia artificial en todos los mbitos de la vida tiende a dejar en la calle a millones de trabajadores. En todas partes, el sistema econmico prevaleciente est arrojando fuera de sus redes de produccin y consumo a la mayora de la poblacin. De mantenerse esta tendencia, es posible anticipar que, en poco tiempo, la mayor parte de la poblacin mundial estar al margen de este modo de organizar la vida productiva. Y esto no es una exageracin: en 2017, el 82% de la riqueza generada en el mundo fue a parar a manos del 1% ms rico, mientras que la riqueza del 50% ms pobre no aument en absoluto 1 . Por desgracia, en el mediano plazo el escenario podra ser an ms complejo, pues diversos analistas (Mackinsey, PwC, Oxford University) estiman que cientos de millones de los trabajos que hoy en da realizan los seres humanos, podran desaparecer por el efecto de la robotizacin, la automatizacin y la digitalizacin de los procesos de produccin y distribucin de bienes y servicios 2 .

Estos fenmenos son un ejemplo paradigmtico de la naturaleza contradictoria e irracional del sistema. Por un lado, el capital es capaz de desarrollar en forma inusitada las fuerzas productivas, pero esta virtuosa cualidad, al parecer, slo puede materializarse devastando los paisajes naturales y sociales, envileciendo la poltica, despreciando la cultura, mercantilizando la educacin y la salud, desnaturalizando la alimentacin, corrompiendo todo aquello que se cruza en su camino y, lo ms terrible de todo, destruyendo la dignidad de las personas al transformarse en un implacable y masivo destructor de puestos de trabajo.

Suponer que la inversin en actividades que incorporan un gran caudal de conocimiento a los procesos productivos podr resolver, algn da, el gravsimo problema de desempleo y subempleo que caracteriza al mundo moderno, no pasa de ser un buen deseo. Aun dando por hecho que la mano de obra cuente con el nivel de capacitacin necesario, que las redes de infraestructura sean adecuadas para recibir inversiones masivas, que prive un ambiente de confianza y seguridad propicio para la inversin, y que exista la demanda para absorber los bienes y servicios que se produciran bajo estas condiciones, es legtimo cuestionarse: De dnde saldran los dos billones de dlares necesarios para poder ofrecer, por ejemplo, un empleo moderno y bien pagado a los ms de treinta millones de mexicanos que en la actualidad sobreviven en la informalidad? 3 A estas colosales restricciones habra que agregar la creciente presin proteccionista que el gobierno de Estados Unidos el principal socio de Mxico est ejerciendo para desalentar la inversin directa dentro de nuestras fronteras y, con ello, intentar fortalecerla en su propio territorio. Por eso, cuando los estrategas, los polticos, los funcionarios y los empresarios hablan de atraer inversin en actividades de punta para generar empleos bien remunerados, es preciso preguntarse: A qu se refieren?

Sin duda alguna, la cuarta revolucin industrial representa una oportunidad nica para la humanidad, pero es indispensable administrar su potencial con inteligencia. De nada sirve elogiar sus prodigios y virtudes si no se encuentran opciones para los miles de seres humanos que cotidianamente son echados a un lado del camino, por una forma de capitalismo salvaje que los expulsa tambin de sus redes de consumo y los condena a vivir en la miseria.

En definitiva, la economa de una de las ciudades ms grandes del mundo tiene que echar mano de todos los recursos (lcitos) a su alcance, para garantizar su viabilidad en el mediano y largo plazo. El centro de la estrategia deben ser sus habitantes, puesto que, si la economa no sirve a los intereses de la mayora, entonces se asume que potencialmente ir en contra de los intereses de esa mayora. Dicho esto, es necesario subrayar que cualquier modelo econmico habra de ser pensado en su despliegue espacial, pues de otro modo quedara flotando en el aire. El regional y el local son los dos planos territoriales, complementarios entre s, en los que debe fundamentarse toda estrategia, siempre poniendo en el centro el bienestar de las personas y de las comunidades que viven en la ciudad.

PROSPECTO GENERAL DE CIUDAD

Qu perfil debera tener la nueva economa de la Ciudad de Mxico? En realidad, lo que se requiere es comenzar a construir un modelo econmico que sea capaz de ocupar fuerza de trabajo en grandes cantidades. Para lograrlo, dicho modelo debe enfocarse en dos tipos de actividades: 1) aquellas de escala regional que son capaces de producir mucho valor agregado, porque incorporan una gran cantidad de conocimiento a los bienes y servicios que generan, y 2) las de escala local, que se vinculan estrechamente con las necesidades esenciales de las comunidades barriales y de los pueblos originarios. Es hacia el desarrollo de esas actividades que, en esas dos escala territoriales, deberan alinearse la energa social y el esfuerzo gubernamental.

Escala regional: Este componente de la estrategia de desarrollo econmico para la ciudad se fundamenta en las premisas siguientes: a) Para acceder a niveles superiores de desarrollo y superar la desigualdad social, es necesario modificar la orientacin de la estrategia de libre mercado a ultranza. b) El estado debe ser promotor y facilitador pero, tambin, regulador del desarrollo, por lo que debera aplicar polticas de compensacin entre zonas, entre sectores, al interior de sectores y entre empresas de diferente escala, que garanticen la cohesin econmica y social. c) El desarrollo econmico de la ciudad no puede fundamentarse exclusivamente en el sector externo sino, de manera preponderante, en el mercado interno, impulsando sus vocaciones productivas y sus potencialidades. d) El desarrollo tampoco puede sustentarse en los bajos salarios, sino en la innovacin para la productividad y en la incorporacin de conocimiento a la produccin. e) La ciudad debe definir con claridad los sectores que son de inters estratgico y que deben permanecer bajo la rectora del estado, sobre todo en virtud de la complejidad del escenario nacional y de la vecindad con la potencia ms poderosa del orbe. f) Es crucial definir tambin los sectores restringidos y los prohibidos, las polgonos econmicos especiales en los que operan los incentivos, los instrumentos a aplicar, las necesidades de inversin en infraestructura, la vinculacin con las instancias generadoras de conocimiento y la transmisin de habilidades a los trabajadores. En principio, han sido seleccionadas siete actividades con el potencial suficiente para generar altos volmenes de valor agregado e incorporar conocimiento local, con el propsito de incidir directamente en la solucin de los problemas crticos de la Ciudad de Mxico.

Escala local: En paralelo, es indispensable impulsar con todos los recursos pblicos al alcance el desarrollo de las economas locales en los barrios y los pueblos de la ciudad. Y es que es en los paisajes locales donde las comunidades gestionan su vida diaria, donde habitan y conviven, y donde individuos, grupos y comunidades intercambian energas con la naturaleza, y expanden el conocimiento colectivo. Cada barrio y cada pueblo debera estar interconectado con los dems y su actividad cotidiana habra de alimentar el big data social, que ser til para evaluar y comprender el presente y sentar las bases para construir el futuro de manera colectiva, incorporando en el proceso las necesidades y los deseos de toda la comunidad urbana. Se trata de construir nuevas redes, en las que se inscriban quienes estn siendo materialmente echados de las redes capitalistas tradicionales de produccin y de consumo debido al incremento de la desigualdad social y a la vertiginosa automatizacin de los procesos de trabajo. La dimensin local de la estrategia necesariamente debera ser abordada de manera conjunta por la representacin gubernamental y las comunidades locales, de tal modo que puedan ser atendidas las necesidades bsicas de los ciudadanos a partir de la generacin de actividad econmica y no exclusivamente mediante apoyos econmicos directos.

Para lograr en la Ciudad de Mxico un desarrollo social y territorialmente equilibrado, es necesario caminar simultneamente en tres rutas que se complementan entre s:

a) La metropolitana, en la que se fomentaran regiones integradas de conocimiento, especializadas en las actividades ya aludidas

b) La barrial, en la que se tejeran redes comunitarias de autoabastecimiento para satisfacer el bienestar de las familias, mediante el impulso de actividades productivas integradas que estn vinculadas a las necesidades bsicas

c) La rural, que tiene como propsito contribuir a la autosuficiencia de alimentos en la ciudad a partir de unidades de agricultura orgnica tecnificada .

Una condicin esencial para poder alcanzar el prospecto econmico deseado para la ciudad, es establecer una alianza de largo plazo con las instituciones acadmicas y de investigacin cientfica, en dos ejes fundamentales: a) emprender proyectos conjuntos (sector pblico, sector social, sector privado e instituciones acadmicas) para desarrollar las siete regiones de conocimiento propuestas, y b) para ofrecer acompaamiento tcnico especializado a las redes comunitarias de autoabastecimiento.

Regiones Integradas de Conocimiento: Son polgonos para la produccin y el desarrollo tecnolgico en los que el gobierno de la ciudad y los gobiernos de las alcaldas garantizan condiciones para el estmulo de las actividades primordiales identificadas, para configurar el nuevo perfil econmico urbano a escala regional. Conservando en todo momento su capacidad de regulacin de los procesos, el gobierno de la ciudad debera promover y facilitar el desarrollo los proyectos que se impulsen en su interior, mediante combinaciones imaginativas y eficientes de participacin pblica, social y privada, bajo el criterio de privilegiar el inters colectivo sobre el individual, y levantando el capital que ofrezca las mejores condiciones para la ciudad. En especfico se proponen siete regiones para desarrollar en ellas actividades especficas, orientadas a los siguientes aspectos: 1) autosuficiencia de alimentos, 2) aprovechamiento y gestin del agua, 3) desarrollo de energas alternativas, 4) innovacin en modalidades y sistemas de movilidad, 5) aprovechamiento de la cadena desecho-insumo, 6) adaptacin de la ciudad a la sismicidad, y 7) desarrollo de aplicaciones de software, vinculadas con los seis tpicos anteriores y con las actividades a impulsar en la escala local.

Redes comunitarias de autoabastecimiento: Utilizando como soporte los instrumentos descritos en la seccin siguiente, tales como las Fortalezas del Emprendedor, las Casas de Oficios, las Granjas Productivas y los Bastiones Culturales, es indispensable tejer redes alternas en los barrios y en los pueblos de la ciudad, para que, desde la empata, la cooperacin y solidaridad a escala local, se abran opciones para resolver necesidades en todos los mbitos de la vida: alimentacin, bienes de consumo bsico, salud, cadena desecho-insumo, distribucin-comercializacin, cultura, educacin y deporte, informacin y comunicacin, energa, agua, drenaje, infraestructura rural, infraestructura productiva, infraestructura urbana y servicios pblicos, dinero, crdito, comunicaciones, transporte, restauracin ecolgica, entretenimiento y recreacin, y seguridad y justicia. Es en estos mbitos en los que el gobierno de la ciudad y los gobiernos de las diecisis alcaldas tendran que promover el desarrollo de actividades productivas para el autoabastecimiento local. En esta escala territorial lo importante es generar actividad productiva en forma masiva y ocupar y capacitar al mayor nmero posible de personas, de manera preferente a jvenes, amas de casa y miembros pertenecientes al grupo de la tercera edad.

Unidades de Agricultura Orgnica Tecnificada: Son herramientas para hacer posible la autosuficiencia en la produccin de algunos de los alimentos que integran la canasta de consumo bsico de la poblacin de la Ciudad de Mxico. Adems del impulso en toda la entidad a la produccin de alimentos para el auto abastecimiento local en los barrios y colonias de las zona urbanas mediante tcnicas como la agroecologa, la permacultura, los huertos intensivos, la organoponia y la produccin pecuaria de traspatio, en las zonas rurales se podra desarrollar la experimentacin y la produccin agrcola de hortalizas en invernaderos de alta tecnologa en estrecha colaboracin con las universidades y los centros e institutos de investigacin afines, para desarrollar mediante procedimientos biolgicos especies hiper productivas de cultivos fundamentales para ser utilizados en gran escala en el resto del pas. De igual forma, sera posible convertir a la Ciudad de Mxico en un territorio de vanguardia para la produccin de productos orgnicos mediante la utilizacin de tcnicas agroecolgicas en los extensos espacios rurales localizados en la porcin sur del territorio. Las actividades ms factibles son las siguientes: 1) cultivo de hortalizas, 2) cultivo de frutales, 3) cultivo de plantas medicinales, 4) cultivo de flores y plantas de ornato, 5) produccin de fertilizantes biolgicos, 6) crianza de animales de corral, y 7) produccin de alimento para animales de corral.

ENCADENEMIENTOS SECTORIALES-ESPACIALES

Una meta factible de alcanzar durante los seis aos del gobierno entrante, es la generacin de quinientos mil nuevos puestos de trabajo a partir de quinientos ncleos (polgonos), seleccionados a lo largo y ancho de la ciudad, en los que sera necesario enfocar una buena parte de los recursos disponibles para apoyar emprendimientos que ocupen un mnimo de mil personas en cada uno de ellos, mediante distintos tipos de formas asociativas: cooperativas, empresas mercantiles, franquicias sociales y asociaciones en participacin, entre otras.

Sera necesario llevar a cabo la planeacin especfica que permita identificar los territorios idneos para localizar los ncleos y para determinar quines los integrarn y con qu incentivos se reclutara a los participantes, pero tambin para saber qu actividades debe desempear cada ncleo, cmo se encadenaran sectorial y territorialmente las actividades de los ncleos, cmo debe operar el respaldo de universidades, institutos y centros de investigacin, de qu manera deberan vincularse con las siete macro regiones, qu papel habrn de jugar el subsidio pblico (becas para aprendices, sobre todo), cul es el mapa de ruta priorizado, secuenciado y temporalizado, cmo articular esta poltica pblica con el resto de polticas pblicas para la ciudad: centros sociales comunitarios, movilidad, educacin, salud, etctera, cmo planear la utilizacin del agua y la energa, cmo organizar la disposicin de los desechos, y cmo adecuar los usos del suelo a la nueva realidad econmico-social de la ciudad.

Una de las claves de este modelo de expansin del mercado interno urbano sera la concentracin del esfuerzo en los tipos de encadenamiento que deriven de la planeacin a escala micro. As, por ejemplo, por slo mencionar la produccin de alimentos en las redes comunitarias de autoabastecimiento que sera tejida en toda la ciudad por grupos de capacitadores expertos, sera posible encadenar actividades tales como recoleccin y empaque de lixiviados, produccin de lumbri composta, fertilizantes e insecticidas biolgicos, produccin de semillas, produccin de empaques reciclables, fabricacin de composteros, recipientes y artculos para el cultivo de plantas, como palas de mano y charolas distribuidores de agua, entre otros, empaque de produccin excedente de hortalizas y productos de traspatio, diseo de marca, imagen, publicidad y embalaje, comercializacin y distribucin de la produccin excedente en domicilios y a travs de la red de puntos de venta, administracin de los negocios individuales, colectivos y en red, verificacin sanitaria y certificacin de calidad, seguridad de la produccin y la distribucin, fabricacin de jaulas, peceras, alimentos y otros productos para la crianza de pollos, conejos y truchas, y preparacin de conservas, entre muchas ms. Otra vertiente factible para la experimentacin es la construccin en gran escala de obras de infraestructura urbana y productiva ligera, que involucren la participacin de las propias comunidades en su planeacin, ejecucin y mantenimiento, que sean de bajo costo y respetuosas de las personas y los paisajes naturales. Con un modelo como este es factible afrontar una gran multitud de necesidades de agua, drenaje, disposicin de desechos, produccin agrcola, prevencin de desastres, transporte y vialidad, energas alternativas amigables con el ambiente, entre otras.

INSTRUMENTOS BSICOS DE POLTICA

Fortalezas del Emprendedor: Son instancias que cumplen tres funciones para hacer posibles los emprendimientos individuales y colectivos: a) asegurar financiamiento accesible y suficiente, b) garantizar apoyo tecno-productivo, y c) consolidar y desarrollar nuevas habilidades en los emprendedores. Con este instrumento se pretende generar masivamente emprendimientos nuevos en todos los barrios y los pueblos de la ciudad, ofreciendo soporte a quienes participan en las actividades productivas directamente relacionadas con las necesidades bsicas de las comunidades. Su propsito ltimo es constituirse en un puntal para lograr la formacin y la consolidacin de mercados locales. Se trata de que, a travs de empresas individuales o familiares y de otras formas asociativas, los habitantes de las distintas colonias y localidades emprendan negocios para producir en todas aquellas actividades encadenadas que fueron descritas lneas arriba, desde las relacionadas con la produccin y distribucin de alimentos frescos y procesados, de bienes de consumo bsico y suntuario, y de bienes y servicios artsticos y culturales, hasta la elaboracin de bienes y servicios de consumo colectivo (infraestructura social, servicios pblicos, insumos para las instituciones pblicas) en alianza con el gobierno de la entidad. Las Fortalezas del Emprendedor tambin pueden apoyar el desarrollo de instrumentos idneos de distribucin e intercambio, tales como bancos del tiempo, monedas locales, cajas de ahorro popular y cooperativas de consumo intermedio y final.

Granjas productivas: El propsito de este tipo de establecimientos es ofrecer capacitacin sobre todo a jvenes para dominar tcnicas de produccin y transformacin agropecuaria sustentables, que hagan posible el autoabastecimiento de productos alimenticios y de materias primas naturales en las localidades rurales y urbanas. En estos espacios tambin se les adiestrara en las diferentes modalidades para emprender negocios en el mbito agropecuario, as como en los mecanismos para la comercializacin y el intercambio de productos en especie y mediante monedas locales.

Casas de oficios: Son lugares en los que los jvenes aprenderan oficios vinculados a la produccin de bienes de consumo bsico. As mismo, tienen el propsito de investigar, desarrollar y ensear los oficios vinculados a las tcnicas agrcolas, hidrulicas, arquitectnicas, industriales y de transporte que son propias de la regin, as como sus soluciones de sustentabilidad y convivencialidad. Se trata de ensear a los jvenes las opciones para crear empresas productivas locales, y la forma de organizarlas en redes de autoabastecimiento e intercambio.

Bastiones culturales: Son espacios en los que se capacita a jvenes artistas y emprendedores culturales para dominar diferentes tcnicas artsticas y oficios relacionados con las artes y la cultura. En ellos se busca promover la articulacin para las redes de expresin cultural a escala local, as como el aprovechamiento de los mercados regionales. Parte fundamental del enfoque es el desarrollo de habilidades para que los estudiantes sean capaces de cristalizar su actividad en empresas culturales que les permitan vivir dignamente de su actividad. Estos bastiones seran de gran utilidad para poner en valor el potencial que tienen los bienes culturales de la ciudad privilegiando contextos territoriales deprimidos como mecanismo para regenerar, fortalecer o complementar las economas locales, cohesionar socialmente a las comunidades y superar diferencias entre lo urbano y lo rural.

POSIBLES PROYECTOS EN LAS REGIONES INTEGRADAS DE CONOCIMIENTO

NM.

REGIONES INTEGRADAS DE CONOCIMIENTO

UBICACIN

OBJETIVO

PROYECTOS POSIBLES

1

Autosuficiencia de alimentos

Milpa Alta, Tlhuac, Tlalpan, Magdalena Contreras, Xochimilco y Cuajimalpa

Investigacin, produccin de alimentos orgnicos y fabricacin de insumos

Instalacin de invernaderos de muy alta productividad y transformacin del Suelo de Conservacin en una zona de produccin agroecolgica

2

Aprovechamiento y gestin del agua

Iztapalapa

Investigacin sobre y produccin de sistemas de captura, reuso, tratamiento y reciclamiento de agua

Planta para la produccin de dispositivos para el ahorro de agua en oficinas y viviendas

3

Energas alternativas

Azcapotzalco

Investigacin y produccin de dispositivos de energa solar, elica y otras

Planta para la produccin de paneles, calentadores solares y celdas fotovolticas

4

Innovacin en modalidades de transporte y sistemas de movilidad

lvaro Obregn

Investigacin y produccin de tecnologas y sistemas alternativos de transporte

Modelo para la solucin de embotellamientos y sistema para el control de semforos

5

Aprovechamiento de la cadena desecho-insumo

Gustavo A. Madero

Investigacin y produccin de tecnologas para reuso, reciclamiento, reduccin, y aprovechamiento de desechos

Sistema para la produccin en masa de composta y lixiviados

6

Adaptacin de la ciudad a la sismicidad

Cuauhtmoc y Benito Jurez

Investigacin y desarrollo de sistemas y dispositivos para la adaptacin de personas, edificaciones e infraestructuras a los eventos ssmicos, caractersticos de la Ciudad de Mxico

Concurso para el diseo de cimentaciones, estructuras y sistemas constructivos resistentes a los sismos

7

Desarrollo de software

Benito Jurez, Coyoacn e Iztapalapa

Desarrollo de especialistas y de aplicaciones de software para mejorar la vida y la convivencia en la ciudad de Mxico

Concurso de aplicaciones de software en dispositivos mviles para mejorar la seguridad individual y familiar en la ciudad

PLANEACIN PARTICIPATIVA PERMANENTE

Por supuesto, lo aqu expuesto no es ms que un esquema muy bsico, configurado sobre la base de la experiencia de un grupo especializado que ha participado en la planeacin geoprospectiva de diferentes espacios territoriales en diversos lugares de Mxico 4 . Sin embargo, pensamos que puede ser de utilidad y funcionar como uno de los referentes a considerar durante el proceso de diseo del programa de trabajo del futuro gobierno de la Ciudad de Mxico.

Notas:

1 Premiar el trabajo, no la riqueza, Resumen del Informe Anual 2017, Oxfam, pgina 2.

2 Alberto Carral, La utopa a nuestro alcance , ALAI, 3 de julio de 2017 https://www.alainet.org/es/articulo/186537 . Ver tambin Martana F. Maldonado, Automatizacin Seremos reemplazados por los robots?, peridico El Universal de Mxico http://www.eluniversal.com.mx/cartera/management/automatizacion-seremos-reemplazados-por-robots

3 Conservadoramente, se requeriran entre cincuenta mil y cien mil dlares de inversin para generar un solo empleo con estas caractersticas.

4 Ver el portal de Geoprospectiva, una asociacin civil que viene trabajando los temas del desarrollo en el territorio desde hace muchos aos: www.geoprospepectiva.com

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter