Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2018

La periodista y analista Nazann Armanian habla sobre la actualidad de Medio Oriente y un futuro regional que califica como tenebroso
Los movimientos populares de la Primavera rabe fueron secuestrados por las lites

Leandro Albani
La tinta


Un libro claro, dinmico, con informacin de primera mano que permite despejar dudas y esa espesa nube creada alrededor de los pueblos de Medio Oriente, sus culturas y procesos polticos. Este es uno de los aspectos de No es la religin, estpido. Chies y sunes, la utilidad de un conflicto, de las periodistas y analistas Nazann Armanian y Martha Zein, que fue publicado en 2017 por la editorial Akal.

Martha Zein y yo trabajamos sobre el libro durante ao y medio, con la historia de los pases mencionados, muchos datos e informaciones rigurosamente contrastadas. Creo que, modestia aparte, el libro nos ha salido redondo, resume Armanian en dilogo con La tinta.

Con un ritmo periodstico que mezcla la historia y el anlisis profundo de los modelos polticos y econmicos desarrollados en Medio Oriente, el libro aborda de cerca la realidad de Barin y Yemn, pases casi desconocidos por las sociedad de Occidente. Tambin detallan los preceptos del Islam y se desentraan las construcciones mediticas y antojadizas sobre conceptos como yihad y martirio, que tanto escndalo generan en Estados Unidos y Europa. En varios de sus captulos, en el libro se explica hasta el detalle el enfrentamiento entre Irn y Arabia Saud, la guerra en Siria, las ansias de poder de Turqua y la voracidad de Israel para seguir con la conquista del territorio palestino.

En No es la religin, estpido las autoras relatan la historia de Medio Oriente con un lenguaje simple que nos remonta a los orgenes de las primeras tribus de la regin y saltar, en apenas unas pginas, a la crisis desatada hace apenas unos aos con las denominadas Primaveras rabes. De forma concreta, refutan todos los lugares comunes sobre la regin, regalando a las lectoras y a los lectores la posibilidad de sumergirse en una trama econmica, social, poltica y religiosa que es compleja pero posible de entender.

Armanian explica que existen tres grupos que, desde diferentes intereses, destacan el factor religioso como punto medular para explicar a Medio Oriente. En el primer grupo se encuentran los fundamentalistas, que siempre son de extrema derecha, que priorizan los deberes religiosos de los creyentes que son, principalmente, tener fe y obedecer a la autoridad para ocultar los graves problemas de los ciudadanos divididos por sus cuentas bancarias, por su gnero y sexo, por pertenecer a las minoras tnicas, religiosas y sexuales, etctera.

Seguido a ellos, la autora apunta a los medios de comunicacin que presentan a las ciudadanas y a los ciudadanos de Medio Oriente como gente subdesarrollada, fantica, anclada en la Edad Media, encantadas de matar y morir para ir al cielo. Sobre esta trama, Armanian agrega que a esas mujeres y a esos hombres se los muestran como seres peligrosos para la civilizacin occidental, por lo cual hay que contenerlas con sanciones mortales, sepultarlos bajo las bombas y vigilar a los supervivientes desde las bases militares que instalan en sus tierras para vigilarlos.

Armanian advierte que existe un importante sector de las fuerzas progresistas de Occidente que ha cado en la propaganda imperialista y cree que, por ejemplo, para una familia inmigrantes de Pakistn o Marruecos lo ms importante es su religin, y antes de luchar para que tenga el permiso de residencia y trabajo, le prepara una mezquita, como si sta fuese el motivo de su huida de su pas y no la falta de perspectivas tan mundana como universalmente compartida, o vivir mejor en esta misma vida. Esas fuerzas progresistas, sintetiza la autora, defienden el laicismo para s mismo y las peores versiones de la religin para los recin llegados del Oriente musulmn.

Hasta qu punto es real el enfrentamiento entre Irn y Arabia Saud?

Es muy real, tanto que Arabia Saud ha regalado millones de dlares a la administracin Trump y se est acercando a Israel para que contengan a Irn como sea. Todo esto es por la hegemona regional. Lo que es falso es su batalla religiosa ente el chiismo y el sunismo.

Cmo vislumbra el futuro cercano en Siria?

Incertidumbre, tenebroso. Hay demasiados actores y adems con intereses divergente como para poder alcanzar un acuerdo y poner fin al conflicto.

Cul es su anlisis sobre los resultados o consecuencias de la denominada Primavera rabe?

Los autnticos movimientos populares en favor de la democracia poltica y econmica, como los que tuvieron lugar en Egipto, Tnez, Yemen o Barin fueron secuestrados por las lites o aplastados por las potencias extranjeras. Lo que ha sucedido en Libia y Siria -aunque tambin dirigidas por dictaduras frreas-, obedece ms a un plan de Estados Unidos, Europa, Turqua, Israel y las petromonarquas rabes: han desmantelado dos poderosos pases rabes.

Es posible un acuerdo entre Rusia y Estados Unidos que permita estabilizar a Medio Oriente?

No, porque adems de que Rusia y Estados Unidos tienen intereses divergentes, las potencias regionales como Irn, Arabia Saud, Israel y Turqua por un lado no son simples marionetas de Rusia o Estados Unidos y tiene vida propia, y por otro han entrado en una brutal y sangrienta batalla por los mercados de la regin, los recursos naturales y las rutas comerciales. Teniendo en cuenta, adems, la naturaleza reaccionaria de las clases que los gobiernan, no les importar sacrificar la vida de millones de sus ciudadanos para preservar o incrementar la dimensin de sus intereses.


Fuente original: https://latinta.com.ar/2018/05/los-movimientos-populares-de-la-primavera-arabe-fueron-secuestrados-por-las-elites/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter