Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2018

Las protestas de Gaza demuestran que la resistencia no violenta triunfar

Mustafa Barghouti
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Israel ha quedado expuesto como un Estado opresivo y despiadado que viola el derecho internacional al usar balas letales y de alta velocidad contra manifestantes pacficos.

Una mujer palestina sostiene la bandera nacional durante una protesta a lo largo de la frontera con Gaza el 18 de mayo de 2018 (AFP)

La resistencia popular no violenta no es nueva para el pueblo palestino. Se practic en la famosa huelga de desobediencia civil de seis meses en 1936 y alcanz un nivel impresionante durante la Primera Intifada, lo que oblig al Gobierno israel a negociar con los palestinos, aunque los resultados se perdieron debido a los Acuerdos de Oslo.

La etapa nueva y ms desarrollada de la resistencia popular no violenta comenz en 2002, despus de que el ejrcito israel invadiera otra vez Cisjordania y comenzara a construir el muro del apartheid.

Como respuesta, organizamos manifestaciones pacficas en cada aldea que toc el muro. Desde Budrus a Jayyous, de Bilin a Qalqilya, iniciamos una chispa de resistencia no violenta que comenz a atraer la atencin de los jvenes palestinos de todo el mundo.

Cambiar el equilibrio de poder

Durante los ltimos 16 aos, la idea de la resistencia no violenta como la forma ms efectiva de lucha se convirti en parte de una estrategia ms amplia de la Iniciativa Nacional Palestina. La estrategia se centra en cambiar el equilibrio de poder con la ocupacin israel a travs de la resistencia no violenta, en paralelo con la campaa de boicot, desinversin y sanciones (BDS) y la recuperacin de la unidad interna palestina.

Pasamos de las manifestaciones pacficas, que siempre se enfrentaron con la violencia severa de las tropas israeles, al envo de pequeas embarcaciones para romper el asedio de Gaza. Estas naves desafiaron a la poderosa armada israel de una manera valiente y lograron llegar a Gaza cuatro veces antes de que el Gobierno israel decidiera destruir o arrestar a los que estaban a bordo.

Comenzamos con decenas de personas que se negaron a atravesar las barreras israeles y decidieron orar en cada espacio alrededor de la mezquita. Pronto hubo cientos, luego miles.

Luego pasamos a crear aldeas de resistencia palestinas, que simblicamente se encontraban en tierras amenazadas por los colonos israeles. En Bab al-Shams, Ahfad Younes, al-Manateer y Ein Hijleh, los valientes y pacficos manifestantes palestinos se enfrentaron a soldados israeles fuertemente armados hasta que fueron arrestados o deportados. Estas aldeas simblicas expusieron las polticas de colonias ilegales como nunca antes.

El nuevo auge del movimiento de resistencia popular no violenta lleg en julio de 2017 en Jerusaln, cuando el primer ministro israel, Benjamin Netanyahu, impuso nuevas restricciones a la entrada a la mezquita de Al-Aqsa.

Manifestaciones de Al-Aqsa

Comenzamos con decenas de personas que se negaron a atravesar las barreras israeles y decidieron orar en cada espacio alrededor de la mezquita. Pronto hubo cientos, luego miles y ms tarde decenas de miles de musulmanes y cristianos palestinos que conjuntamente utilizaron la oracin como una forma de resistencia.

Al darse cuenta de que el rea alrededor del complejo de Aqsa en Jerusaln se haba convertido en una nueva Plaza Tahrir, Netanyahu revirti sus acciones y se rindi a la resistencia popular.

Los palestinos protestan mientras los gases lacrimgenos se elevan cerca de la frontera con Israel en el sur de la Franja de Gaza el 15 de mayo de 2018 (AFP)

En los ltimos 10 aos hemos mantenido un intenso dilogo con todos los partidos palestinas, incluido Hams, sobre la efectividad de la resistencia no violenta. Hubo momentos en que algunos describieron nuestra lucha como demasiado suave. Pero el impacto de las manifestaciones en Cisjordania, que lograron hacer retroceder el muro en muchos lugares, junto con el xito de las flotillas de Gaza, el ascenso del movimiento BDS y el triunfo de la resistencia pacfica en Jerusaln, han tenido un gran impacto, influencia en varios grupos, incluidos Hams y Jihad Islmica.

La Gran Marcha del Retorno en Gaza, as como las manifestaciones en Cisjordania y Jerusaln contra la decisin de Trump de trasladar la embajada estadounidense y marcar el septuagsimo aniversario de la Nakba, fueron un punto de inflexin en la lucha palestina.

Exigencia del derecho de retorno

El mundo se sorprendi al ver a cientos de miles de hombres, mujeres, jvenes y ancianos marchando pacficamente en Gaza, exigiendo su derecho al retorno y la eliminacin del asedio horrible e inhumano que Israel ha impuesto a Gaza durante ms de una dcada.

Durante aos me he reunido con ministros de relaciones exteriores, primeros ministros y jefes de Estado, as como con muchos periodistas extranjeros y la mayora hace la misma pregunta, por qu los palestinos no usan el ejemplo de Gandhi y Martin Luther King y marchan por decenas de miles contra la ocupacin israel?

Bueno, lo hicimos.

Hoy todos los partidos palestinos aceptan y promueven la resistencia popular no violenta como la mejor y ms efectiva forma de lucha. Durante las ltimas ocho semanas hemos pagado un alto precio, perdiendo 110 palestinos inocentes que fueron asesinados por el ejrcito israel, adems de 12.000 heridos. Quienes fueron asesinados y heridos eran civiles, incluidos nios, mujeres, periodistas y personal mdico.

El final de la ocupacin?

Entre los heridos, al menos 2.000 fueron alcanzados con municin explosiva letal. Muchos perdieron sus piernas o brazos, incluido un ciclista que se preparaba para participar en una competicin mundial. No puede seguir haciendo ciclismo porque le amputaron la pierna.

Israel apreci expuesto como un Estado opresivo y despiadado que viola el derecho internacional al usar balas letales y de alta velocidad contra manifestantes pacficos, pero an no ha sido castigado, gracias a la proteccin injusta que recibe de la Administracin del presidente estadounidense Donald Trump.

Sabemos que todava tenemos un largo camino por recorrer pero tal vez, gracias a nuestra estrategia revivida de resistencia no violenta, estemos viviendo al comienzo del fin de la ocupacin y del sistema de apartheid que cre Israel.

 

Mustafa Barghouti es el lder y fundador de la Iniciativa Nacional Palestina y miembro elegido del Consejo Legislativo Palestino desde 2006. Barghouti fue segundo despus de Abbas en las elecciones presidenciales palestinas en 2005. Tambin es un activista de la sociedad civil y de la democracia y miembro del consejo central de la OLP.

Las opiniones expresadas en este artculo pertenecen al autor y no reflejan necesariamente la poltica editorial de Middle East Eye.

Fuente: http://www.middleeasteye.net/columns/palestinian-strategy-non-violent-resistance-working-2091562026

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y Rebelin como fuente de la traduccin. 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter