Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2018

Las elecciones presidenciales en el Mxico neoliberal: tres (posibles) escenarios

Adrin Sotelo Valencia
Rebelin


En las elecciones presidenciales de Mxico, que se efectuarn el 1 de julio de 2018, compiten tres coaliciones formalmente constituidas y que son: "Juntos Haremos Historia" que postula al candidato opositor Andrs Manuel Lpez Obrador impulsada por los partidos Movimiento de Regeneracin Nacional (MORENA), el Partido del Trabajo (PT) y el Partido Encuentro Social (PES); la coalicin "Por Mxico al Frente" que postula la candidatura del panista de derecha, Ricardo Anaya, integrada por los partidos Accin Nacional (PAN), el Partido de la Revolucin Democrtica (PRD) y el Movimiento Ciudadano (MC). Por ltimo, la coalicin oficialista del PRI-gobierno llamada "Todos por Mxico" integrada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el Partido Verde Ecologista de Mxico (PVEM) y el Partido Nueva Alianza (PANAL) que postula a un ex-secretario de Hacienda, Antonio Meade, que sirvi tanto en los regmenes del PRI como del PAN y a quien se le adjudica ser el "padre del gasolinazo" que provoc inflacin y deterioro de los ingresos de la mayora de la poblacin. Adems figuran dos candidatos supuestamente "independientes": un ex-priista "gobernador con licencia" del Estado de Nuevo Len apodado "El Bronco" cuya campaa electoral est centrada en "cortarle las manos a los corruptos", y la despistada esposa de un ex-presidente de Mxico que "renunci" a su candidatura antes del segundo debate presidencial que se efectu en la ciudad de Tijuana el 20 de mayo de 2018.

De acuerdo con el Instituto Nacional Electoral (INE) con un padrn electoral de 89,1 millones coimputados, se votar para elegir a 8 gobernadores, 1 jefe de gobierno de la CDMX (ahora llamado gobernador), 128 senadores y 500 diputados. Asimismo se elegirn autoridades para 1.597 ayuntamientos, 184 concejales y 16 alcaldas. La Ciudad de Mxico, que es la entidad con la segunda mayor lista nominal de electores (7 millones 64 mil), elegir Jefe de Gobierno, diputados al Congreso Local, 16 alcaldes y 10 concejales.

Contexto: crisis estructural del capitalismo dependiente mexicano

Mientras que el crecimiento econmico de Mxico durante el llamado "desarrollo estabilizador" (1954-1976) fue superior a 6% promedio anual, entre 1982-2017 el PIB promedi 2.36% anual. Durante el rgimen panista de Vicente Fox (2001-2006) el crecimiento promedio fue de 2.3% y durante el siguiente de Caldern (2007-2012) de 1.93%; entre ambos dicho crecimiento alcanz 2.11%, para volver a descender durante el actual rgimen priista de Pea Nieto (2013-2017) en el orden promedio anual de 2.12%. De esta forma durante los regmenes plenamente neoliberales del PRI y del PAN, el PRIAN (1982-2017) el crecimiento econmico medido por su PIB francamente declin y se situ por debajo de un tercio de aquel promedio histrico.

En este contexto los primeros que perdieron son los empleos cuyo dficit alcanza proporciones gigantescas si consideramos que por cada punto del PIB que se pierde, con l se eliminan alrededor de 1 milln de puestos de trabajo a los que hay que agregar los que no se crean al influjo del crecimiento natural de la poblacin calculados en alrededor de un milln 500 mil cada ao. Hay que observar, lo que oculta sistemticamente el gobierno, que los empleos creados durante los regmenes neoliberales en una gran proporcin son de naturaleza precaria: temporales, con o sin derechos sociales y sometidos a altas tasas de explotacin y rotacin de la fuerza de trabajo. De aqu el enorme desempleo existente en el pas que organismos independientes como el Centro de Anlisis Multidisciplinario de la Facultad de Economa de la UNAM sitan en ms de 20% de la PEA; la extendida pobreza "normal" y extrema; los bolsones poblacionales de la informalidad que cubren 60% de la PEA (52 millones 866 mil personas en 2017) que trabaja en condiciones precarias e inhumanas fundamentalmente en la calle; el crecimiento de la violencia, de la inseguridad y de los grupos delictivos, entre otras taras propias del capitalismo dependiente mexicano que su dinmica econmica y poltica no hace ms que recrear y amplificar da a da ante la corrupcin e impunidad de las autoridades y sus partidos polticos que constituyen la partidocracia del poder.

Una de las consecuencias dramticas de esta situacin tanto para Mxico como, principalmente, para millones de trabajadores, es su emigracin forzosa en modalidad de indocumentados (alrededor de 12 millones) a Estados Unidos donde son vejados, humillados, superexplotados, discriminados, abusados y deportados bajo la total indiferencia de las autoridades mexicanas y de Estados Unidos.

Los salarios son la otra variable castigada por el rgimen neoliberal dependiente mexicano: los reales y su poder adquisitivo tienen una curva descendente desde 1976 y en la actualidad son ms bajos que en China y que en otros pases pertenecientes al mundo subdesarrollado de Asia, de Amrica Latina y de los pases africanos. Este es uno de los secretos de los privilegios de que gozan las clases dominantes en Mxico y los altos y medianos funcionarios, burcratas y polticos del rgimen partidocrtico mexicano.

Este rgimen neoliberal cuida celosamente las sacrosantas "variables macroeconmicas" como la tasa de ganancia que es altsima para las gigantescas empresas transnacionales monoplicas que operan en el pas y que prcticamente controlan todos los flujos y ciclos de la economa mexicana: desde el capital dinero y productivo, hasta el capital mercancas, con nfasis en las importaciones y las exportaciones que controla prioritariamente el capital internacional. A cambio el pueblo y los trabajadores reciben un mayor endeudamiento externo que es de los ms altos de Amrica Latina: en 2017 la deuda pblica alcanza 46.2 del PIB al cierre de 2017 segn la Secretara de Hacienda y las proyecciones bajo la poltica neoliberal es que siga creciendo sobre todo para pagar apenas los intereses del capital principal, lo que provoca un constante dficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos el cual, con la entera complacencia del FMI y de la burocracia poltica del pas, es contrarrestado mediante incrementos de los impuestos a la poblacin, aumentos a los precios de las gasolinas mayoritariamente importadas a pesar de ser Mxico un pas petrolero y de la energa elctrica de consumo popular, la severa aplicacin de polticas de austeridad social y de recortes al presupuesto pblico en el rengln social en materia de educacin, salud, vivienda, alimentacin, pensiones y jubilaciones, junto con la aplicacin de sendas reformas llamadas estructurales: laboral, energtica y educacional entre otras inscritas en la lgica de la privatizacin y de la reproduccin del capital.

Este es el marco socio-econmico del actual proceso electoral mexicano que habr de elegir presidente de la repblica, senadores y diputados, 5 gobernadores y al Jefe de Gobierno de la Ciudad de Mxico para los siguientes seis aos.

Las coaliciones o alianzas electorales

De antemano planteamos que ninguna problemtica del pas en el plano social, econmico y poltico se va a resolver mediante un proceso electoral y mucho menos con el triunfo de alguna de las mencionadas coaliciones que se desenvuelven en el marco del capitalismo neoliberal, dependiente y subdesarrollado que prevalece en Mxico. Y no lo va a hacer simplemente porque, independientemente de los planteamientos de los aspirantes presidenciales que generalmente van dirigidos a granjearse el apoyo de los grandes capitales y monopolios nacionales e internacionales y, por supuesto, el de Estados Unidos, y menos el del pueblo, esencialmente ninguno atenta, ni modifica, el sistema capitalista sustentado en el rgimen jurdico-poltico-institucional de propiedad privada de los medios de produccin, de la tierra, de los recursos naturales y en la explotacin de la fuerza de trabajo (que son los pilares del modo de produccin capitalista universal) en cualquier orden macroeconmico y poltico: sea el neoliberal o el proteccionista (neo) desarrollista que son los que compiten en el Mxico neoliberal y en los pases latinoamericanos de manera predominante.

El carcter de las elecciones

En lo referente al presidente de la Repblica su eleccin rutinaria ocurre formalmente cada seis aos y siempre bajo el frreo control del gobierno en turno mediante un ente electoral que hasta la fecha controla (antes fue el Instituto Federal Electoral y hoy el Instituto Nacional Electoral). Se puede afirmar que el fraude es el eje histrico del proceso de la eleccin junto con la compra millonaria de votos, el acarreo forzoso de las bases electorales del partido, el miedo, la violencia y el uso masivo de los medios corporativos de comunicacin cuyo objetivo es imponer a la ciudadana el candidato a modo elegido por el gobierno a travs de lo que se conoce como el "dedazo" del presidente en funciones. En ese sentido el rgimen poltico mexicano es tan antiguo y carcomido como en los mejores tiempos del llamado nacionalismo revolucionario que transcurri bajo la hegemona poltica de los dinosaurios del PRI-gobierno.

En este contexto cabe prever tres escenarios que pueden ocurrir en la actual contienda electoral donde, hay que mencionar, en el promedio de las encuestas el candidato que se encuentra fuera de la "mafia del poder" lleva la delantera por alrededor de 20 puntos en promedio por encima del candidato de la derecha que se mantiene en segundo lugar y por encima del candidato del oficialismo.

Un factor importante, que al final pudiera ser estratgico, es la influencia del Departamento de Estado en las elecciones mexicanas que hasta ahora ha sido acotado y discreto, pero que no por ello deja de ser preocupante dados los antecedentes en otras coyunturas electorales donde Estados Unidos ha terminado por ser determinante como en las pasadas elecciones de Honduras (26 de noviembre de 2017) donde oper un golpe de Estado mediado por el estado de sitio y la represin para imponer al impopular y repudiado candidato oficial que era el mismo presidente de la Repblica, Juan Orlando Hernndez. Dicha intervencin se dio para destituir al presidente Manuel Celaya de ese pas en 2009 y, ms adelante, con la destitucin del presidente de Paraguay, Fernando Lugo, en 2012. El golpe de Estado judicial en Brasil que depuso a la presidenta Dilma Rousseff cont con el beneplcito tanto de Estados Unidos como de la OEA y de la mayor parte de los gobiernos de derecha, entre los que figura de manera sobresaliente el gobierno mexicano que encabeza el llamado "Grupo de Lima" creado bajo patrocinio norteamericano con el fin expreso de derrocar al gobierno legtimo y constitucional de Venezuela. En este contexto no hay argumentos slidos para sostener que esto no pudiera ocurrir en Mxico en la hiptesis del triunfo del candidato opositor al oficialismo y a la derecha.

Posibles escenarios

Escenario 1.

Este escenario, el menos probable en virtud de los antecedentes de la historia electoral de nuestro pas caracterizada por el fraude y la manipulacin del proceso electoral por el gobierno en turno, supondra, de ser certeras la mayora de las encuestas, el triunfo del candidato de MORENA y de los partidos del Trabajo (PT) y de Encuentro Social (PES), Andrs Manuel Lpez Obrador, quien sera elegido por primera vez despus de dos intentos fallidos en el ao 2006 y en 2012 cuando se impuso al actual presidente de la Repblica Pea Nieto. En este hipottico escenario esto implicara no solamente la accin electoral y de la campaa de la coalicin que ampara dicha candidatura, sino una extendida movilizacin popular y ciudadana en defensa del voto antes y despus de la eleccin. Significara, tambin que la gente ya habra aprendido la leccin respecto al pasado caracterizado por la imposicin y la secuencia a toda costa de los gobiernos priistas desde la poca de la Revolucin Mexicana, tal vez con la excepcin del triunfo del general Lzaro Crdenas en 1934 quien gobern hasta 1940. Desde entonces, es decir desde el avilacamachismo (1940-1946) hasta el ao 2000, gobern el PRI cuando cedi el poder presidencial por primera vez a un personero distinto de ese partido y que fue el seor Vicente Fox candidato del derechista Partido Accin Nacional de naturaleza social-cristiano. En el siguiente sexenio fue impuesto, mediante fraude electoral, el panista Felipe Caldern (2006-2012) quien, a la par, le pas la estafeta presidencial al actual presidente del PRI, Pea Nieto, quien utiliz masivamente la compra multimillonaria de votos con toda impunidad y corrupcin a travs de tarjetas de crdito, entre otros instrumentos fraudulentos.

Este escenario, como dijimos difcil e improbable debido a las circunstancias indicadas, por vez primera elegira como presidente a un candidato diferente al que se conoce como perteneciente al PRIAN (la suma del PRI y el PAN a la que ahora se agrega el PRD) y que expresa la simbiosis entre el viejo partido priista y el derechista de Accin Nacional (PAN), este ltimo ahora amalgamado con el otrora partido de "centro-izquierda" denominado Partido de la Revolucin Democrtica (PRD), quienes juntos postulan al candidato panista de derecha Ricardo Anaya involucrado en investigaciones penales de lavado de dinero y de corrupcin, adems de ser uno de los principales promotores y partidarios de la privatizacin energtica.

Hay que indicar tambin, por ltimo, que muchas estimaciones proyectan que el partido opositor (MORENA) tendr mayora en el Congreso de la Unin en el que lastimosamente el PRI caera hasta la tercera posicin como un resultado del castigo por parte de la indignada y empobrecida poblacin mexicana que cada vez ms desahucia a los gobiernos neoliberales.

Escenario 2.

Vislumbramos un segundo escenario contradictorio y complejo. En ste el candidato de la derecha del PAN y del PRD, Ricardo Anaya, gana la eleccin mediante un acuerdo estratgico con el gobierno de Pea Nieto y su candidato, Antonio Meade (quien ocupa el tercer lugar en el promedio de las encuestas), utilizando todos los medios a su alcance legales y extralegales como la compra masiva de votos, la guerra sucia contra el candidato puntero, el uso de los recursos del Estado en materia social hacia la poblacin para utilizar su voto en su beneficio; diseo y difusin de spots en los medios de comunicacin corporativos para introducir el miedo, la tesis del desastre y otras mentiras similares, con el fin de apartar a la poblacin de la posibilidad de orientar su voto al candidato puntero y, de esa manera, hacerlo hacia el candidato panista. As, por lo menos se neutraliza al ciudadano y lo ubica en el espectro abstencionista de la poblacin. Aqu el acuerdo estratgico entre ambos personeros del gobierno federal y su candidato y del partido de la derecha consistira en "dividirse el pastel": el poder y los puestos en el gobierno, una vez que haya concluido la eleccin presidencial para, como ha sido siempre en el rgimen autoritario mexicano, adjudicarse los empleos, influencias y prebendas en las distintas instancias de gobierno (como secretaras de Estado, direcciones de instancias gubernamentales, jefaturas locales y comisiones especficas, alcaldas, etctera); en el gabinete presidencial, as como en el jugoso reparto de curules millonarias en el Congreso de la Unin.

Evidentemente tanto en este caso como en el siguiente, pudiera haber impugnacin de la eleccin presidencial por parte de quienes pierdan (tentativamente por parte de la Coalicin de Morena) y la instancia que tendra que decidir el resultado de la eleccin sera el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federacin como ocurri en 2006 cuando este aval y ratific el triunfo del panista Felipe Caldern.

Escenario 3.

Este escenario, siempre en funcin del objetivo estratgico de afianzar el triunfo del PRIAN, tendra como premisa que el beneficiario de la candidatura a la presidencia fuera el candidato oficial del PRI, Antonio Meade, al que todas las encuestas, incluso internacionales, ubican en el tercer lugar muy lejos del candidato puntero, lo que dificulta con creces acortar la distancia hasta el da de la eleccin el 1 de julio para efectuar el fraude electoral (esta posibilidad la denuncia in extenso Santiago Nieto, ex-fiscal electoral, en la Revista Proceso #2169 del 28 de mayo de 2018: "Cmo prepara el PRI el fraude": https://www.proceso.com.mx/535992/santiago-nieto-como-prepara-el-pri-el-fraude ).

Esta posibilidad tendra como premisa la presin por parte del gobierno peanietista y de su candidato, al de la coalicin panista bajo la amenaza de activar las investigaciones penales por lavado de dinero que tambin involucran a miembros de su familia. Evidentemente que estos son acuerdos de cpula y no necesariamente su consecuencia sera canalizar los votos de las bases electorales de la coalicin panista-perredista hacia el candidato del PRI. Por eso, esto constituye un autntico riesgo para el sistema. Como sugieren algunos expertos y analistas polticos en asuntos electorales pudiera ocurrir, nada improbable por cierto, que ese flujo de votos beneficiara al candidato puntero de la Coalicin Juntos Haremos Historia, asestando un fuerte golpe electoral y meditico al PRIAN por vez primera en la historia electoral del pas.

Juntos Haremos Historia y la Cuarta Transformacin: ser posible un cambio o modificacin de rgimen poltico en Mxico?

En el ao 2000 el voto til de la ciudadana favoreci al candidato de la derecha del PAN, Vicente Fox. En 2006, el rgimen tuvo que operar un autntico fraude electoral para imponer a Felipe Caldern en la presidencia de la Repblica. En 2012, Pea Nieto conquist la silla presidencial gracias a la masiva compra de votos, a la distribucin de despensas y de tarjetas de crdito para la obtencin de las mismas. Se estim que en la campaa de Pea Nieto se gastaron ms de 4 mil 600 millones de pesos, mediante tarjetas expedidas por el Banco Monex y de otros monederos electrnicos e instituciones bancarias para triangular el financiamiento a su campaa electoral del 2012.

En la actual coyuntura, sin embargo, las cosas se han complicado sobre todo para el oficialismo. Hemos apuntado que tanto las encuestas nacionales como las estimaciones estadsticas en el exterior coinciden en colocar al candidato oficial del gobierno priista en el tercer lugar con una diferencia de alrededor de treinta puntos porcentuales respecto a Lpez Obrador, el candidato de la Coalicin Juntos Haremos Historia.

Se trata, es necesario enfatizar, de una coalicin y de un candidato que postula que de ganar la presidencia de la Repblica impulsar lo que denomina la Cuarta Transformacin de Mxico que ocurrira despus de la Independencia nacional (1810), de la Reforma (1855-1863) que encabez Benito Jurez (la segunda independencia de Mxico) y de la Revolucin Mexicana (1910-1917) que marc la gran tercera transformacin. La Cuarta Transformacin implicara, al decir del candidato presidencial, la constitucin de un "nuevo sistema poltico, democrtico y con dimensin social" centrado en varios postulados como la separacin de la poltica de la economa, la construccin de un gobierno que "represente a todos, ricos y pobres", y no slo a la "mafia del poder" como hasta ahora ha ocurrido. Adems del combate a la corrupcin que es el mayor objetivo de campaa del candidato opositor en concordancia con el sentir popular de millones de mexicanos.

Independientemente de las posibilidades reales de llevar a cabo dicha transformacin en Mxico, es importante sealar las profundas limitaciones estructurales y sociopolticas que contiene de principio este proyecto lopezobradorista. En primer lugar, hay que sealar lo obvio: de ninguna manera es un proyecto de naturaleza socialista, ni mucho menos se inscribe en lo que en Amrica Latina se ha denominado "Socialismo del Siglo XXI". En segundo lugar, porque es un proyecto de carcter nacionalista que impulsa una poltica que pudiramos denominar neo-desarrollista que combina tanto la inversin privada nacional y extranjera con las polticas pblicas para el desarrollo como, por ejemplo, postul en su momento la CEPAL y que en Mxico se plasm en el denominado "desarrollo estabilizador mexicano" impulsado desde el gobierno por el presidente Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) y por las dos siguientes administraciones presidenciales. La diferencia, entonces, tanto con este modelo econmico y con su rgimen poltico radica en otorgarle a las llamadas fuerzas del mercado un papel protagnico en el "desarrollo econmico" mediante un primer "impulso" dado por el Estado. Es importante sealar que en todo caso esta poltica pblica sera completamente distinta a la impulsada por los candidatos del PRIAN y sus gobernantes desde hace treinta aos caracterizada por la aplicacin de polticas neoliberales y de austeridad social que han empobrecido y precarizado a las mayoras en nuestro pas. En este sentido, cualquiera de los candidatos de la derecha, ya sea el del PRI o el del PAN, no hara otra cosa ms que continuar y profundizar ese modelo neoliberal de austeridad social, de privatizacin econmica y de entrega de los recursos naturales y energticos a las grandes trasnacionales monoplicas del capital internacional, mientras que el candidato de la cuarta transformacin, si bien no cuestiona a la inversin extranjera directa e indirecta, como tampoco la propia existencia del sistema capitalista neoliberal dependiente que priva en Mxico con todas sus coordenadas cimentadas en la explotacin del trabajo por el capital, en la propiedad privada de los medios de produccin y de la tierra, as como la existencia de la estructura y de las luchas de clases, plantea al menos un proyecto que en ese marco podra beneficiar por ejemplo en materia de desarrollo social a sectores empobrecidos y marginados de la sociedad.

Por otro lado, tambin podra mejorar nuestra posicin internacional al rescatar la poltica exterior mexicana cimentada en los principios de la autodeterminacin de los pueblos y en la no intervencin de los Estados en los asuntos de otros Estados tal y como mandata la Fraccin X del Artculo 89 de la Constitucin Poltica y la Doctrina Estrada que fundamentan dichos principios obligatorios del Estado mexicano y que han sido violados por las ltimas administraciones gubernamentales.

Esa Fraccin X de la Constitucin estipula:

"Dirigir la poltica exterior y celebrar tratados internacionales, as como terminar, denunciar, suspender, modificar, enmendar, retirar reservas y formular declaraciones interpretativas sobre los mismos, sometindolos a la aprobacin del Senado. En la conduccin de tal poltica, el titular del Poder Ejecutivo observar los siguientes principios normativos : la autodeterminacin de los pueblos; la no intervencin; la solucin pacfica de controversias ; la proscripcin de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales; la igualdad jurdica de los Estados; la cooperacin internacional para el desarrollo; el respeto, la proteccin y promocin de los derechos humanos y la lucha por la paz y la seguridad internacionales" (cursivas nuestras). (Fraccin reformada mediante Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federacin el 10 de junio de 2011).

De esta forma, por ejemplo, se acabara con el grosero intervencionismo pro-imperialista que ejerce el Estado mexicano y su gobierno al margen del pueblo y del Congreso en contra de la Repblica Bolivariana de Venezuela bajo los lineamientos geopolticos y estratgicos ordenados por el Departamento de Estado articulados en la poltica contrainsurgente del neo-monrosmo que Estados Unidos viene implementando en Amrica Latina provocando la cada de los gobiernos progresistas y el fortalecimiento de los gobiernos neoliberales de derecha que sirven a dichos intereses.

Un gobierno de nuevo cuo, por vez primera distinto al PRIAN (2000-2018), podra impulsar una serie de proyectos como por ejemplo la terminacin y creacin de nuevas refineras para comenzar a reducir la irracional importacin de gasolinas en ms de 75% de Estados Unidos donde es mucho ms barata que la que se vende en Mxico. Asimismo en materia interior se le podra exigir al nuevo gobernante el cumplimiento de compromisos de campaa en materia de derechos humanos que han sido masivamente violentados por los gobiernos del PRIAN, particularmente luego de la declaracin de la guerra al narcotrfico por Felipe Caldern que ha dejado hasta la fecha un saldo de miles y miles de muertos (algunas estimaciones calculan alrededor de los 250 mil), la multiplicacin de las bandas criminales, la extensin de la inseguridad y de la violencia por todo el pas, incluyendo la Ciudad de Mxico; la aparicin de fosas clandestinas y la desaparicin forzada de cientos de luchadores y lderes sociales, sin contar los innumerables presos polticos que purgan penas en los reclusorios y penales del pas. En este tema existe ya un compromiso pblico de Lpez Obrador con los padres de los 43 normalistas desaparecidos por las fuerzas de seguridad del Estado para formar una Comisin de la Verdad que investigue, aclare y resuelva este atroz crimen de lesa humanidad y por primera vez se imparta justicia.

Estas son algunas de las cuestiones que podran cambiar inscritas en lo que se denomina la "cuarta transformacin" que, a nuestro juicio, no alcanza para anunciar un cambio de rgimen poltico como mucho menos se podra siquiera pensar con las otras dos coaliciones del PRIAN inmersas en el carcomido modelo neoliberal a ultranza a no ser que tal vez el nuevo gobierno verdaderamente implemente el plebiscito o referndum a mitad del mandato, como propuso Lpez Obrador, para consultar a la ciudadana en relacin con el hecho de si est o no de acuerdo con que contine el presidente en turno en la silla presidencial. Entonces s se podra pensar que Mxico avanza a un cambio desde un rgimen presidencialista autoritario vigente de transicin pactada, a otro semi-presidencialista con democracia representativa, aunque inferior a los regmenes de democracia participativa como es el caso de Venezuela. Pero tambin todo ello habr de depender de la movilizacin y de la presin popular que obligue al gobierno a cumplir sus promesas de campaa, particularmente en materia de justicia social y de verdadera lucha contra la corrupcin y la impunidad que son los baluartes fundamentales del actual rgimen autoritario de gobierno y que ms all de las candidaturas presidenciales y de las personas, son los ejes que han articulado el descontento social y el hartazgo de la enorme masa de la poblacin frente al agotamiento y crisis del rgimen poltico partidocrtico autoritario de transicin pactada impulsado por la tecno-burocracia del PRIAN en los ltimos treinta y seis aos.

Adrin Sotelo Valencia. Socilogo y profesor de la Facultad de Ciencias Polticas y Sociales de la UNAM.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter