Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2018

Negocio con las enfermedades humanas

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


Lucrarse con las enfermedades que padecen las personas en el mundo se ha convertido en un pinge negocio para las compaas farmacuticas transnacionales que se enriquecen a costa de las penurias humanas.

La globalizacin capitalista ha llegado al trmino donde no existe escrpulos para hacerse ms ricos, aunque para eso est en juego la curacin o la vida del ciudadano.

Las declaraciones emitidas por el poderoso grupo de bancas e inversiones de valores Goldman Sachs resultan muy claras para comprender a fondo el pensamiento y comportamiento de los ricos ejecutivos: curar enfermedades no es rentable para las farmacuticas.

Por su parte, el colombiano Germn Velsquez que trabaj por ms de 20 aos en la Organizacin Mundial de la Salud, dijo que productos que curan al paciente matan el mercado cuando se trata de mantener y aumentar las ventas y por eso el paciente sin cura ser consumidor permanente para que las ganancias de las industrias sean sanas.

No hace falta realizar un anlisis profundo para comprender que cuando la salud es un negocio y los inversores solo buscan recuperar y aumentar su dinero el bienestar de los pacientes no es la prioridad, sino la mejor forma de enriquecerse.

La revista Forbes, una publicidad dirigida a los hombres de negocios ms ricos del orbe, inform que los ingresos obtenidos por las 15 principales farmacuticas del mundo superaron los 700 000 millones de dlares en 2017.

Esas empresas realizan una gran presin propagandstica sobre los medicamentos que fabrican, aunque no sean tiles y puedan ser nocivos para la salud. Uno de los ejemplos ms atorrantes es el de la ciudad de Miami, en la Florida, donde la radio y televisin estn cargadas de anuncios publicitarios que no permiten a los oyentes o televidentes disfrutar de un film o un programa por las constantes interrupciones para anunciar cualquier tipo de medicamento o de clnicas y hospitales particulares que ofrecen servicios pagados.

Para que se comprenda el enorme negocio que controlan esas empresas, baste decir que el mercado farmacutico supera las ganancias por ventas de armas o las telecomunicaciones y por cada dlar invertido en fabricar un medicamento obtienen mil de ganancia.

Estas compaas en los ltimos aos han incrementado sus fortunas con enfermedades como el VIH sida, el bola, la gripe A y otras ms pues cuando aparece cualquier tipo de riesgo epidmico en una regin, comienzan a expender productos y medicamentos que en ocasiones no tienen efectos reales o ya haban sido fabricados con anterioridad con otros nombres pero los comercializan como si fueran nuevos.

Uno de los mayores negocios en la actualidad se realiza con los pacientes que padecen algn tipo de cncer pues existen industrias especficas dedicadas a vender y divulgar medicamentos destinados a paliar la enfermedad hasta que la persona fallezca y mientras tanto se llenan los bolsillos los dueos de laboratorios, de las compaas distribuidoras y los mdicos y clnicas privadas.

Las transnacionales controlan ampliamente el mercado apoyadas en acuerdos internacionales como los de la Organizacin Mundial de Comercio (OMC) sobre patentes y de esa forma explotan al mximo el uso de frmacos en condiciones abusivas que no tienen en cuenta las necesidades objetivas de los enfermos ni su capacidad adquisitiva.

Durante la ltima dcada las industrias farmacuticas han expandido en ms de un 60 % los nuevos medicamentos oncolgicos a la par que han duplicado sus precios.

La especialista y consultora europea Janel Helth calcula que el mercado global sobre esta enfermedad alcanza los 132.000 millones de euros, liderado por Estados Unidos con un 42 %, y seguido por otros cinco principales mercados: Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania.

Por ejemplo, en Espaa, algunas de las terapias ms empleadas para tratar tumores varan entre 30 000 y 100 000 euros por enfermo al ao, precios muchas veces impagables por los pacientes o por el sistema sanitario, sobre todo al tener en cuenta que cada vez son mayores los diagnosticados con esa enfermedad.

Si en Espaa en 2015 existan 247 000 pacientes con cncer se estima que en 2035 sern 315 000 por lo que las familias debern ahorrar desde que son jvenes para poder costearse, hipotticamente, los tratamientos.

En contraposicin opuesta a esa poltica de globalizacin capitalista, en un pequeo pas de Latinoamrica, especficamente Cuba, se ha trabajado siempre a favor de una globalizacin de solidaridad, lo que acaba de ser puesto de manifiesto hace solo unos das en una reunin de la Organizacin Mundial de la Salud (OMS) realizada en Ginebra.

En esa ocasin, la representacin cubana ofreci a la OMS sus experiencias, recursos humanos especializados, universidades mdicas y los productos de la industria farmacutica y biotecnolgica para logar la anhelada meta de la salud para todos.

Durante la LXXI Asamblea Mundial de la Salud, Cuba signific que sigue trabajando bajo el precepto de lo expresado por el lder de la Revolucin Fidel Castro Ruz, de compartir lo que se tiene y no lo que sobra.

En ese cnclave, la representacin de la Isla antillana indic que cuando el compromiso de la cobertura sanitaria universal constituye un asunto pendiente para muchos, 407 000 profesionales cubanos han estado presentes en 164 pases de todos los continentes, y hoy suman ms de 11 000 jvenes de 126 naciones, los que han cursado estudios mdicos en Cuba.

En conclusiones, esas son algunas de las razones por las que deben primar en el mundo sistemas que ayuden a mejorar la salud humana para que las enfermedades y pandemias mundiales no se conviertan en un mero negocio para el enriquecimiento de unos pocos.

Hedelberto Lpez Blanch, periodista, escritor e investigador cubano.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter