Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2018

Proteccin de datos: una necesidad en Cuba

Istvn Ojeda Bello
Progreso Semanal


Junto a la conmocin nacional por la tragedia area del pasado 18 de mayo ha convivido el placer por el morbo de quienes grabaron y divulgaron las ms horrendas escenas relacionadas con la catstrofe. Mientras, la opinin pblica repara en la realidad de que los familiares de las vctimas muy poco pueden hacer al respecto.

Ms all de la arista moral de estos procederes, salta a la luz la indefensin de la ciudadana frente a lo que desde el punto vista jurdico sera un uso no autorizado de datos o imgenes personales, o cuando menos cuestionable.

Sobre este particular alerta la especialista en asesora jurdica y doctorante en ciencias jurdicas de la Universidad de Las Tunas, Zahira O. Bello, cuya investigacin es un referente sobre el tema y como tal fue citada por la prensa.

Ojeda insiste a Progreso Semanal en que la tragedia vuelve a mostrarnos como cada vez se hace ms necesario que en Cuba tengamos instrumentos legales que garanticen la proteccin del sujeto titular de esa informacin personal.

No es solo, aclara, el contar con vas de amparo, sino que sea el sujeto al que se ubique en el centro de la proteccin con relacin a la informacin personal. Porque no es proteger la informacin, la imagen, la intimidad, sino en primer lugar al sujeto en su integridad y en su dignidad. Lo importante es verlo desde la perspectiva de que hay un ser humano que puede ser afectado.

Sin embargo, este asunto, trado a colacin por el accidente del 18 de mayo, ya haba sido sealado por usted y Yarina Amoroso Fernndez, presidenta de la Sociedad Cubana de Derecho e Informtica desde el 2016.

Exacto, se nos vuelve a presentar una situacin que ya est ocurriendo en nuestro pas: A la ciudadana no le preocupa si se le va crear un problema por el uso de la informacin o por qu las otras personas la usarn. Para los cubanos el centro de atencin sigue siendo tener acceso a la informacin y la tecnologa que la facilita. Por eso hay a quienes no se les ocurre pensar si les traer o no consecuencias legales colocar en redes sociales y otros espacios de socializacin pblica imgenes de esa ndole y no por lo terrible que sean, sino porque nadie los autoriz, ni estn facultados para hacerlo.

Y los periodistas?

Tambin en las leyes de proteccin de datos que existen en otras latitudes generalmente hay lmites sobre quines podrn usarlos y con qu propsito. Ese sera el caso de los periodistas, pero estos tienen obligaciones ticas (explcitas o no) que previamente le han establecido cmo manejar esa informacin. En las investigaciones acadmicas, igual. Quienes utilizan las estadsticas sobre determinada cuestin tienen que tener claro el lmite hasta el cual pueden hacer uso de esos datos personales. En el caso de Cuba, el grave problema es que los sujetos no tienen cmo sentirse respaldados ante acciones como las que hemos visto.

Pongmonos en el lugar de las vctimas

El derecho a la proteccin de los datos personales se relaciona con muchos otros como el derecho a la propia imagen, a la intimidad, al honor; todos para el derecho constitucional son inherentes a la personalidad. Las vctimas an en la muerte tienen que tener una dignidad protegida que es, desde mi punto de vista, el principio ms importante. En Cuba a partir del propio sentido que tiene la Constitucin, cuyo principio bsico es la dignidad plena del hombre, es un conflicto serio no contar con un reconocimiento claro de ese derecho.

O sea, que la Constitucin necesita ser ms explcita en ese aspecto, es as?

En la Constitucin no existe ese derecho. La dignidad humana en Cuba est manejada como un principio constitucional que si se interpreta desde este sentido es un derecho tambin; pero ya estamos en presencia de un derecho que no est expresado directamente como derecho constitucional en la Carta Magna, y la prctica est diciendo que no hay un desarrollo legislativo en ese aspecto. De igual forma, tampoco existe en relacin al derecho a la intimidad, al honor, o a la propia imagen. Estos tres ltimos de alguna manera estn enunciados en el Cdigo Civil, pero cuando se examina en detalle, no estn explicitados cmo se desarrollarn.

Por eso lo ms llamativo de lo que hemos visto con el accidente es no contar con el derecho configurado constitucionalmente. Por otro lado, est la alta implicacin social de cmo los ciudadanos cubanos ven ese asunto, pues la prctica evidencia que el uso de la informacin personal de otros no es entendido como un problema legal.

Desde luego, eso tiene races socioeconmicas por el tiempo en que existieron restricciones por razones internas y externas; y en la prctica el ciudadano cubano no se relacion con la tecnologa de un modo ms directo.

En los ltimos 10 aos se ampli la relacin del sujeto con la tecnologa. De manera que estamos enfrentados a lo que vivi Europa en la dcada del 70, que fue cuando comenz el proceso de conformacin del derecho hacia la proteccin de la informacin personal.

Muchos podran aducir que ante ese desfase tecnolgico sera ms pertinente concentrarse en garantizar el acceso, que ya habr tiempo para ocuparse del derecho

Una de las cuestiones en las que insistimos es que, si bien hoy tenemos cierto desarrollo del tratamiento de la informacin personal en formatos tradicionales, o sea los datos asentados en papel, eso no significa que no nos proyectemos con relacin a las problemticas generadas por la informacin personal que est digitalizada. El nuevo reglamento de proteccin de los datos personales en Europa, que entr en vigor el 25 de mayo pasado, oblig a las grandes empresas como Facebook y Twitter a cambiar sus polticas de privacidad, porque se proyecta por proteger la informacin personal ya digitalizada y la que est en otros formatos; se trata de un bien en todo el sentido de la palabra.

Sin embargo aqu tenemos gente que de hecho comparte su informacin personal por voluntad propia pero sin que le haya ocurrido algo que demuestre que debe cuidarse de s mismo, como s podra pensarlo un europeo. El principio central de casi todas las leyes de proteccin de la informacin personal y en el mbito constitucional donde se ha refrendado es el del consentimiento de titular y, en caso de su fallecimiento, de la persona que lo representa.

Por eso lo que ha ocurrido con la divulgacin de las escenas del accidente no es solo por lo morboso o poco tico que pueda resultar, sino porque corrobora que la ciudadana cubana no tiene la perspectiva de que esa manera de relacionarse con la tecnologa puede ser, y de hecho lo es ya, un problema para s misma.

En 2017 se aprob la poltica de informatizacin del pas en cuyos principios estaba la ciberseguridad. Tambin recientemente el Ministerio de Comercio Interior unific y ampli las normativas sobre la proteccin al consumidor, especificando el derecho de los consumidores a la proteccin de su privacidad y seguridad de sus datos. Es una buena seal?

En realidad lo que se ha hecho hasta ahora es desde lo sectorial. En los contratos de servicios de telefona, por ejemplo, se explicita que el proveedor est obligado a velar por la privacidad. Pero en la prctica se ha visto que las personas no pueden hacer mucho si ven su informacin personal usada sin su consentimiento para elaborar aplicaciones, otras herramientas informticas, o simplemente para convertirse en destinatarios de mensajes promocionales o publicitarios. Entonces el anlisis sectorial diluye el problema y as no puede haber una proyeccin coherente.

Fuente: http://progresosemanal.us/20180531/proteccion-de-datos-una-necesidad-en-cuba/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter