Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2018

Apuntes sobre Cuba

Guillermo Almeyra
Rebelin


Cuba est en el momento ms grave de su historia, frente a un enemigo ms numeroso ms potente, mejor armado contra el cual la principal arma es la calidad del pueblo cubano y su decisin de no ser dominado y esclavizado ni por guerras ni por ocupaciones ni por bloqueos, crea o no en dioses y santos, espere o no de un socialismo que la propaganda oficial identifica con una realidad poco atrayente y nada entusiasmante. La nueva capa de dirigentes que nacieron despus de la revolucin sin conocer las luchas anteriores y crecieron en una crisis econmica permanente y en buena parte importada agravada por el bloqueo y el sabotaje imperialistas no tiene otra opcin que avanzar revisando y corrigiendo, reconstruir la historia de la revolucin sin tabes y aprendiendo de los errores, tratar al pueblo cubano como lo que es: un pueblo adulto, creativo, forjado en la superacin de las dificultades, capaz de hacer poesa, msica, arte de primer calidad mundial pero impedido pese a ello de pensar y discutir libremente.

Es necesario un gran cambio en la continuidad revolucionaria que se apoye en la comprobacin de que en Cuba la juventud no persigue ya utopas, no es socialista, no cree lo que le dice la prensa oficialista ni el P.C.C., ignora por completo su historia y la historia mundial pero es educada, creativa y antiimperialista.

El estatismo burocrtico en transformacin que gobierna el Estado cubano dice ser internacionalista y revolucionario pero borra la independencia del partido que se llama comunista y, por razones estrictamente diplomticas estatales, lo subordina por completo a las del Estado (que es capitalista, ya que en el socialismo el Estado y las clases han desaparecido). As di refugio al asesino de Trotsky y asilo a Salinas de Gortari o, en la prensa del partido (que es la nica) esconde lo que pasa en Nicaragua y encubre al do corrupto Ortega-Murillo.

La identificacin del Partido, cuyo objetivo debera ser el socialismo, con el Estado, que no lo es y se rige por otras reglas, y la falta de democracia y de elaboracin colectiva por el partido, que depende de su vrtice, despolitiz al pas y al partido mismo e incluso impide un funcionamiento normal del Estado. Por ejemplo, en una isla con apenas once millones de habitantes no debera ser difcil planificar pero en Cuba no existe una planificacin real porque no puede haberla si -por carecer de un sistema monetario adecuado- no se sabe el precio de compra y de venta de los productos y el costo de los salarios reales, si los clculos no tienen en cuenta los precios internacionales de los productos y si, para terminar, los administradores hablan slo de cifras cuantitativas y esconden la realidad. Un ejemplo reciente, publicado por Granma, habla de la prdida de 1500 toneladas de pulpa de mango y guayaba por una empresa que se pudrieron por falta de envases sin siquiera convertirlas en alimento animal por razones de transporte.

Sin embargo, desde 1959 Cuba sufri cambios muy dinmicos y es hoy un pas con alto nivel de educacin pero limitado por un cors burocrtico-administrativo conservador y rgido que, si alguna vez se justific por la agresin y el bloqueo estadounidenses, hoy le queda muy chico y lo asfixia precisamente en el momento ms peligroso.

La economa de comando, verticalista, administrativa-estatal, reduce hoy al mnimo la creatividad y la iniciativa tan caractersticas de los cubanos. Cuando, por ejemplo, es indispensable elevar la productividad para no depender de la costossima importacin de alimentos o para reparar los daos causados por huracanes cada vez ms poderosos y frecuentes, la escasez de alimentos por razones burocrtico-administrativas reduce la productividad

Incluso en el PCC y no slo en los sectores privilegiados, existen hoy partidarios del libre mercado, cuando es necesario que el mercado exista pero que est controlado y que quienes sean libres sean, en cambio, los ciudadanos, que deben ser sujetos de su propia vida y destino. Esa gente convive en el aparato partidario con los que se formaron en Mosc, cuando desde los aos 1930 esa ciudad era uno de los peores lugares del mundo para estudiar ciencias sociales. El Partido Comunista nacido cuatro aos despus de la Revolucin cubana que nunca fue estalinista, sigue hablando de marxismo-leninismo y no hace un balance de por qu fue disuelta la III Internacional, de por qu se derrumb la Unin Sovitica y de cmo millones de comunistas se convirtieron en burcratas.

Un estudio masivo en todo el pas de las ltimas batallas de Lenin y de las discusiones en el Partido bolchevique en los aos veinte-treinta debe dar oxgeno a la vida poltica cubana y abrir la puerta a una renovacin revolucionaria de la vida en Cuba.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter