Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-06-2018

El reto del anarcosindicalismo en el siglo XXI

Juan J. Alcalde
LQSomos


La CGT y su XVIII Congreso

Se cumplen, este ao 2018, los ciento-cincuenta aos de la constitucin del primer embrin de la Internacional en Espaa (AIT). Al ao siguiente, 1869, se constituira formalmente la Federacin espaola de la AIT. En 1870 celebrara su Congreso fundacional. El primer Congreso Obrero en Espaa (1).

La seccin de Madrid de la Internacional se cre con motivo de la llegada de Fanelli (enviado por Bakunin) a Espaa el 21 de diciembre de 1868; se constituy oficialmente el 24 de enero del ao siguiente (1869) con el nombramiento de las comisiones correspondientes y su reglamento de funcionamiento (Acta de la constitucin del ncleo provisional de la Asociacin internacional central de trabajadores de Espaa, Seccin de Madrid). I Congreso Obrero Espaol. Barcelona 1870. Victor M. Arbelo;. Edit. ZYX, octubre 1972.

Desde su origen se reivindicaron y asumieron tres principios bsicos, que siempre lo fueron por el anarcosindicalismo, y que inspiraran el funcionamiento interno de la Federacin: Libre autonoma de sus integrantes (sociedades obreras) y (territorios) es lo que se ha llamado siempre en nuestros medios: FEDERALISMO; PACTO DE SOLIDARIDAD Y APOYO MUTUO entre sus componentes y la independencia y autonoma ante los partidos polticos y sectas.

No es mi intencin ser pretencioso con el ttulo del artculo. Es de todos/as conocido, que adems de la CGT, otras organizaciones sindicales se siguen reclamando anarcosindicalistas. La CNT y Solidaridad Obrera. Si la CGT es considerada una escisin de la CNT, Solidaridad Obrera lo es de la CGT. Podrn hacerse las consideraciones que se quieran, pero as quedarn para la historia. La realidad, el anarcosindicalismo sigue dividido desde hace casi cuarenta aos pero sigue vivo y en expansin a pesar de la represin y el ataque directo que este ha sufrido antes y despus de la muerte del dictador, el Sistema no ha podido con l.

As lo reconoci el compaero y amigo Heleno Saa en los actos culturales del XVIII Congreso. Todava, ms sorprendido y emocionado tras observar la amplia presencia de sindicatos y la entraable acogida de los trabajadores asistentes al mismo, reconoci que el anarcosindicalismo en Espaa era imparable. El nico pas en el mundo en el que mantiene una presencia real y en crecimiento, aunque el Sistema lo margine.

El compaero Jacinto Ceacero, que present en los actos culturales a Heleno Saa, en su artculo para el Rojo y Negro de mayo de este ao: Por qu ser recordado el XVIII Congreso de CGT? tambin ha debido recordarlo (valga la redundancia): la CGT es la Organizacin anarcosindicalista ms importante del mundo y la verdadera alternativa sindical de nuestro pas.

La CGT, que contina reclamndose anarcosindicalista, es un sindicato con decenas de miles de afiliados y cientos de secciones sindicales. Es respetada y querida por los trabajadores/as por su honestidad y reconocida por todos los que se sienten marginados y abandonados en un pas en el que el privilegio y la corrupcin son su bandera. Un pas que contina en el medievo intelectual y donde sus instituciones y responsables siguen inspirados en el nacional-catolicismo y el franquismo sociolgico: La Administracin, la magistratura y el ejrcito.

Esa importante presencia de la CGT en el mundo del trabajo y la implicacin, no solo en cuestiones econmicas, sino en el tejido social del pas es lo que ha impedido que el anarcosindicalismo acabara siendo una secta o en el mejor de los casos una tribu urbana (2).

La CGT, es la principal organizacin que se reclama anarcosindicalista no solo a nivel nacional sino internacional. A pesar de todos los ataques padecidos el anarcosindicalismo no ha sido derrotado, integrado ni eliminado, todo lo contrario: su auge es imparable y en la actualidad es el nico sindicato a nivel nacional que contina creciendo.

Debemos ser conscientes que el Sistema continuar utilizando todos los medios para acabar con una ideologa y manera de organizarse, que sigue reivindicando la gestin de los medios de produccin por sus legtimos propietarios, los trabajadores, y el establecimiento de una Sociedad en la que no existan sapientsimos dirigentes y sumisos dirigidos; ni explotadores ni explotados.

Es por tanto fundamental y una gran responsabilidad para la CGT el evitar ms escisiones y confrontaciones internas, que a los nicos que beneficiaran ser a los que durante ms de un siglo y medio vienen actuando contra la mayora de la poblacin salvaguardando los intereses de los ms privilegiados. Es una obligacin de la CGT, dada su condicin de ms representativa (3), el trabajar por la unidad del anarcosindicalismo y evitar que se produzcan ms rupturas.

En este XVIII Congreso de la CGT celebrado en Valencia particip como Delegado del STAP de Madrid y siento discrepar de las valoraciones del compaero Jacinto Ceacero, no en el fondo sino en la forma. Es la primera vez en un Congreso anarcosindicalista que se impugna por parte de un sindicato el desarrollo del mismo. Las irregularidades observadas, por el sindicato impugnador, han debido der manifiestas para que la delegacin del mismo decidiera impugnarlo por unanimidad de la Delegacin. Esto, tambin pertenece a la intrahistoria (4) de la CGT aunque de manera intencionada se olvide por parte de algunos. Olvidar este hecho, de enorme importancia en un Congreso y transcendental para la Organizacin, situara a los que lo olvidan (o lo esconden) en el campo de los manipuladores de la historia. Debern ser los sindicatos de la CGT los que se pronuncien sobre el asunto, pero no es de recibo ni anarcosindicalista que un Secretariado Permanente esconda y silencie el hecho al conjunto de la Organizacin eliminando el debate y erigindose en los sapientsimos dirigentes.

Las repercusiones de esta actitud, por parte de los que deberan tramitar para su debate y solucin la impugnacin presentada, son evidentes: decepcin entre la militancia, enfrentamientos internos y una posible ruptura en el anarcosindicalismo. Esta, solo beneficiara a los enemigos de siempre y con esta forma de proceder, aunque no se haga conscientemente, se estara actuando como colaboradores necesarios.

Pido a los compaeros/as que recapaciten sobre su actitud. No existen motivos ideolgicos ni de otro tipo en la actualidad que motiven ningn tipo de ruptura. Hay tiempo para reconducir la situacin, tengo el convencimiento que por ninguna de las partes hay inters alguno en ocasionar perjuicios a la CGT. No debemos tener ningn miedo a que se establezca el debate en la organizacin y que esta se pronuncie. El propio anarcosindicalismo, sea de identidad de nuestra ideologa y de nuestro funcionamiento interno, saldr fortalecido

Salud y acierto

Notas:

1.- En Barcelona, entre los das del 18-26 de junio de 1870 se celebrara el primer Congreso obrero a nivel nacional. En diciembre de 1865 se haba celebrado un Congreso obrero en Barcelona, en la clandestinidad, pero no era representativo a nivel nacional. A pesar de reclamar a los poderes pblicos el reconocimiento por Ley del Derecho de Asociacin este no se producira hasta el derrocamiento de Isabel II. Ver, 100 aos de anarcosindicalismo. El anarcosindicalismo y sus Congresos en Espaa, pg 48, Juan J. Alcalde. Edic. CGT, 2010.

2.- Las experiencias del 68 francs y su evolucin deben servir para algo y no solo para celebrar los 50 aos de su aparicin. Sus mensajes, en muy poco tiempo, acabaran siendo integrados y manipulados por el Sistema y los que se resistieron a ello acabaron muertos, manipulados o en la crcel. El sesenta y ocho espaol comenz varios aos antes y sigue siendo desconocido para muchos. Ver Entrevista a Jaime Pozas | Rojo y Negro.

3.- Ms representativa en el mbito anarcosindicalista

4.- Trmino utilizado por Jacinto Ceacero en el artculo de referencia

Juan J. Alcalde es miembro del STAP de la CGT de Madrid

Fuente: http://loquesomos.org/el-reto-del-anarcosindicalismo-en-el-siglo-xxi/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter