Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2018

La UE elimina los planes para combatir la contaminacin, a pesar de los temores de una resistencia creciente
Apocalipsis de los antibiticos

Arthur Neslen
The Guardian


Un contenedor con botellas vacas de drogas en una granja de engorde de cerdos en Alemania. El uso de antibiticos en granjas sigue siendo un problema a pesar de la introduccin de controles ms estrictos en muchos pases europeos. Fotografa: Alamy

Los documentos filtrados revelan propuestas descartadas para evitar la resistencia a los antibiticos a travs de un anlisis ms detallado de las firmas farmacuticas

La UE ha desechado los planes para una represin de la contaminacin farmacutica que contribuye a la propagacin de superbacterias mortales.

Los planes para monitorear a las compaas agrcolas y farmacuticas, agregar estndares ambientales a las normas de productos mdicos de la UE y obligar a evaluar el riesgo ambiental de las drogas usadas por humanos han sido descartados, segn documentos revelados por The Guardian.

Se estima que 700.000 personas mueren cada ao por la resistencia a los antimicrobianos, en parte debido a las bacterias resistentes a los medicamentos creadas por el uso excesivo, el uso indebido y el vertido de antibiticos.

La directora mdica del Reino Unido, Dame Sally Davies, advirti que no actuar podra llevar a un apocalipsis post-antibitico, que deletrea el fin de la medicina moderna ya que las infecciones rutinarias desafan un tratamiento efectivo.

Algunos estudios predicen que la resistencia a los antimicrobianos podra costar $ 100bn ( 75bn) entre ahora y 2050, con el nmero de vctimas anuales llegando a 10 millones en ese perodo.

Se supona que una estrategia de la UE para productos farmacuticos en el medio ambiente propona formas de evitar la amenaza, pero el material filtrado muestra que una serie de ideas contenidas en un borrador inicial se han diluido o eliminado desde entonces.

Las propuestas que han quedado en el camino incluyen un impulso de la UE para tener los criterios ambientales para el uso de antibiticos incluidos en los acuerdos internacionales como requisitos de buenas prcticas de fabricacin. Esto habra permitido a los inspectores de la UE visitar fbricas en Asia o frica, y sancionarlas fue evidencia de contaminacin farmacutica encontrada.

A su vez, esto podra haber tenido un impacto en las negociaciones comerciales entre la UE y la India, donde la contaminacin de las vas navegables se duplic con creces en la primera mitad de esta dcada, en parte debido a los efluentes industriales.