Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2018

Cruzada contra el avance poltico

Lilliam Oviedo
Rebelin


El reciente anuncio de sanciones a Venezuela por parte de la Unin Europea, Estados Unidos y Canad, marca otra etapa en la guerra de las grandes potencias contra el avance poltico en Amrica Latina. Son medidas tomadas por separado, pero descubren una lnea de accin adoptada en conjunto.

El liderazgo de Hugo Chvez impuls cambios en la correlacin de fuerzas a nivel poltico en Amrica Latina. A finales de la dcada de 1990, el imperialismo trat de impedir su triunfo electoral, y hasta el ao 2012 trat de derrocarlo y de aniquilar su influencia en el continente.

Contra el gobierno encabezado por Nicols Maduro, Estados Unidos ha dirigido la guerra econmica y el apoyo a quienes buscan el restablecimiento de la derecha.

Barack Obama, tras declarar (Orden Ejecutiva del 9 de marzo 2015) que Venezuela representa para Estados Unidos una amenaza inusual y extraordinaria, anunci un paquete de sanciones, y a este paquete se han sumado otros.

En el inicio del presente ao, Donald Trump propuso un bloqueo al petrleo venezolano, y envi a Rex Tillerson (secretario de Estado hasta abril pasado) a una gira por Amrica Latina para formalizar el apoyo de los gobiernos de Argentina, Mxico, Per y Colombia.

La Unin Europea y el de Canad, con sus sanciones, intentan estrechar el cerco econmico y otorgar a la accin poltica un carcter global, aunque la oposicin de China y Rusia (entre otros pases con grandes economas) constituye un obstculo en el logro de esa meta.

La derecha en posicin de ataque?

El hecho de que, a pesar de la crisis y de las carencias que ha impuesto la guerra econmica, ms de 6 millones de venezolanos sufragaran el pasado mes por Nicols Maduro, revela hasta qu punto el rechazo a las polticas elitistas ha penetrado en amplios sectores de la poblacin.

A la misma reflexin mueve el triunfo de Alianza Pas en Ecuador. Lenin Moreno aplica una poltica abiertamente neoliberal, pero esa realidad no despoja de su significacin el voto emitido a su favor, que fue contra los sectores de derecha y por la continuidad de un proceso de avance poltico.

La derecha logr posicionarse en Argentina y en Chile y mantener su posicin en Colombia. En Ecuador, impuso su programa a partir de la traicin de un candidato de la izquierda. Esto no significa, sin embargo, que est destinado al triunfo todo intento de revertir el avance poltico en Amrica Latina.

Hasta cundo lograr el poder meditico ocultar el sello de la ilegitimidad impreso por jornadas de protesta como las que tuvieron lugar la semana pasada en Argentina, por ejemplo.

Es momento de definicin

El carcter antipopular de las polticas neoliberales es inocultable.

Las recientes protestas en Nicaragua, cuya alta carga de violencia es colocada como costal a los sectores de izquierda, resultaron de medidas abiertamente neoliberales tomadas por el gobierno encabezado por Daniel Ortega Saavedra.

La pretendida imposicin de un pago del 5 por ciento de su ingreso mensual a las personas pensionadas y el aumento de casi un uno por ciento a los asalariados, ambos cargos para reformar la seguridad social, son medidas impopulares.

El aumento de la carga a los empresarios, que tambin estaba contemplado, solo podra ser aceptable si el gobierno estaba en capacidad de impedir que la carga le fuera trasladada de manera directa a los trabajadores.

Las medidas fueron revocadas y la violencia ha continuado en las calles, lo cual hace pensar que la clase dominante tiene las manos metidas en estas acciones, pero las concesiones en aspectos esenciales pueden ser altamente costosas en momentos como este, algo que no debieron ignorar Daniel Ortega y sus asesores.

Por la misma razn, uno de los grandes retos del gobierno que se inicia en Venezuela, es la bsqueda de mecanismos con alta participacin popular para enfrentar la guerra econmica. El pueblo es afectado por esa guerra y debe ser palpable el enfrentamiento a quienes la sostienen.

El doble rasero

El imperialismo impone sanciones a Nicaragua, pero pretende instalar un gobierno que tome, y no revoque, medidas neoliberales como las que pretendi tomar Daniel Ortega. Y ms an, que reparta la carga entre trabajadores y pensionados y no afecte a los empresarios, porque rebajar los impuestos al gran capital es lo que manda la derecha, no aumentrselos.

Para ese gobierno, cambiara el calificativo a las acciones de represin. Ya lo hizo en Honduras, cuando en diciembre pasado aup la reeleccin de Juan Orlando Hernndez en una eleccin (de algn modo hay que llamar al adefesio electorero) abiertamente fraudulenta. 34 muertos caus la represin a las protestas contra el fraude, pero Juan Orlando Hernndez es un demcrata reconocido como tal por el imperialismo. El colmo del retorcimiento!

Igual que con las sanciones a Venezuela, son medidas que afectan a la poblacin y los estrategas lo saben. Es inocultable, pues, el sello clasista de estas polticas.

Arrodillar a Venezuela es una vieja meta, y Donald Trump y sus aliados europeos tratan de lograrla incrementando las carencias y sacrificando a la poblacin.

El imperialismo acta contra los pueblos. Cmo calificar un crimen de semejante magnitud y alcance?

Es palpable tambin el caso de Colombia, donde han sido asesinados en el presente ao (sin incluir los casos ocurridos despus del 10 de mayo) 47 lderes sociales y 22 exguerrilleros, y el gobierno encabezado por Juan Manuel Santos ha ignorado la denuncia, documentada por organizaciones sociales, de que hay organismos paramilitares en accin y cuentan con el apoyo de las Fuerzas Armadas y de empresarios colombianos.

Hay que citar, adems, la poltica de exterminio de jvenes en Argentina. En menos de dos aos, los cuerpos argentinos de represin mataron 725 jvenes argentinos. Es el saldo de la represin ejercida en momentos distintos y mediante mtodos distintos (hasta atropellan con vehculos a grupos que protestan).

El poder meditico y la estructura social clasista contribuyen a invisibilizar polticas de este tipo, pero hay que denunciarlas como criminales por definicin y esencia.

Fuera de la regin, pero no menos escandaloso, es el caso de la masacre en Palestina. Estados Unidos vet en la Organizacin de las Naciones Unidas la condena por la masacre al criminal gobierno de Israel.

Luis Almagro, secretario de la OEA y siervo fiel de Estados Unidos. Hace unos das, reaccion ante el traslado a Jerusaln de la embajada de Estados Unidos y de otras embajadas latinoamericanas diciendo que Jerusaln es la capital de Israel. Volvi a ignorar el costo en sangre, porque hasta ah llega su seguidismo y su compromiso con Donald Trump!

Hablemos de futuro

El ordenamiento neoliberal se sirve de la represin abierta en y de veladas polticas de exterminio con sello clasista.

No es casual que Mauricio Macri se reuniera personalmente con un polica (Luis Chocobar) acusado de ejecutar a un joven sospechoso. En los casos de Colombia, Mxico y Honduras, el compromiso de los gobernantes con polticas de este tipo tambin es notorio, pero eso no es tema de anlisis en la prensa dominada por el gran capital, porque son polticas a favor de la propiedad.

Estados Unidos, Canad y la Unin Europea, no cercan a estos gobiernos ni apoyan acciones de boicot contra ellos, porque los tienen como peones.

Ellos se han prestado a convertirse en obstculos para la construccin de la Patria Grande, y a mantener a la Organizacin de Estados Americanos como un organismo al cual todava le cabe el calificativo de Ministerio de Colonias.

Los procesos revolucionarios de Amrica Latina tienen el reto de superarse a s mismos y de sacar de sus entraas grandes males, pero la derecha es parte del problema, no de la solucin. La prueba es que sus polticas son contrarias a los intereses de las mayoras La humanidad seguir buscando vas contrarias al capitalismo No lo van a impedir las grandes potencias.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de la autora mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter