Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Golpe militar y resistencia popular en Honduras
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2018

Honduras
La OIT, derecho a veto y la libre determinacin de los pueblos indgenas

OFRANEH
Rebelin


Despus de casi dos dcadas de haber ratificado el Convenio 169 de la Organizacin Mundial del Trabajo (OIT) sobre pueblos Indgenas y Tribales, el Estado de Honduras inici en el 2012, a instancias del Programa de Reduccin de la deforestacin y degradacin del bosque (REDD por sus siglas en ingls) la elaboracin de una ley de Consulta Previa, Libre e Informada; con el supuesto propsito de proteger los derechos humanos y territoriales de los pueblos indgenas.

Las buenas intenciones del programa REDD, se convirti en una espiral de imposiciones que conllev a la Relatora de Naciones para Pueblos Indgenas, la Sra. Vicky Tauli-Corpus, efectuar una visita in situ, para de esta forma analizar el proceso que se estaba dando.

La relatora public su "Informe de comentarios sobre le anteproyecto de Ley Marco de Consulta Previa del Gobierno de Honduras", en diciembre de 2016, en el que efecta un anlisis exhaustivo sobre los hechos acontecidos entre los aos 2012 al 2016. Posteriormente, ante las distorsiones de este proceso por parte tanto del Estado hondureo como del PNUD -agencia de Naciones Unidas, encargada de la ejecucin del programa REDD- public en junio de 2017, las observaciones adicionales de la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indgenas sobre el proceso de regulacin de la consulta previa en Honduras.

Desafortunadamente tanto el estado de Honduras como el PNUD, desconocieron las recomendaciones de la Sra. Tauli-Corpuz, especialmente aquellas en relacin a la consulta sobre la consulta, y la importancia de la participacin de los pueblos a travs de sus instancias representativas.

Para sorpresa de los pueblos y organizaciones indgenas, en especial aquellas que hemos cuestionado el proceso de elaboracin de ley, nos hemos enterado de forma tarda que el Estado de Honduras, el 28 de febrero del presente ao remiti a la OIT, una versin revisada del anteproyecto de Ley de Consulta Libre, Previa e Informada.

Entre las observaciones presentadas por la OIT, las referente al segundo artculo de la ley, la OIT sugiere que se incluya La finalidad de la presente Ley es establecer procedimientos apropiados para realizar consultas con las comunidades de los PIAH, respecto a todas las medidas legislativas o administrativas susceptibles de afectarles directamente, a travs de sus instituciones representativas y con la finalidad de llegar a un acuerdo o lograr el consentimiento, segn corresponda. La Consulta no implica derecho a veto.

La contribucin al anteproyecto por parte de la OIT, con relacin a que la Consulta no implica derecho a veto ha sido manifestada en algunos textos publicados por la OIT, y en los ltimos dos aos se ha convertido en un estribillo de los funcionarios de la OIT en Centroamrica, quienes en reuniones con las ultraconservadoras elites empresariales de Guatemala y Honduras (CACIG y el COHEP), han repetido frecuentemente esa frase.

En ningn momento en el caso del pueblo Garfuna ha demandado derecho a veto, ante las incursiones neocolonialistas que han generado despojo y pobreza entre nuestro pueblo, al mismo tiempo que hemos sido ignorados en la imposicin de leyes y medidas administrativas que nos afectan. Sin embargo hemos exigido y continuaremos exigiendo el respeto a la libre determinacin que poseemos como pueblo. Ciertamente como afirman los expertos de la misma OIT, el Convenio 169 no incluye la autodeterminacin de los pueblos, la cual es reconocida por La Declaracin de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indgenas (DNUPI), adems del Pacto Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales (PIDESC), como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos (PISC) reconocen en su artculo 1.1 que Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacin. En virtud de este derecho establecen libremente su condicin poltica y proveen asimismo a su desarrollo econmico, social y cultural.

La jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, hace referencia en mltiples ocasiones en cuanto a la autodeterminacin de los pueblos , refrendada en la sentencia Saramaka vrs Surinam.

El Estado de Honduras, especialmente a partir del golpe del 2009, ha denegado de forma sistemtica los derechos de los pueblos indgenas en el pas, al mismo tiempo no ha escatimado esfuerzo para doblegar a los pueblos ya sea a travs de prebendas a los lderes o su eliminacin fsica, tal como sucedi en el caso de Berta Cceres, crimen perpetrado por militares y empresarios asociados al actual rgimen. Berta reclam de forma fehaciente, el derecho a la consulta previa, especficamente en el caso de la represa de Agua Zarca, y lucho de forma permanente por el reconocimiento de la autodeterminacin del pueblo Lenca, adems de mostrar una solidaridad permanente con los restantes pueblos indgenas.

El adendum que solicita la OIT para el art. 2 del cuestionado anteproyecto de Ley de Consulta, coloca el destino de los pueblos indgenas en manos de los estados-nacin, perpetuando de esta forma el colonialismo interno que ha venido amenazando la sobrevivencia de nuestros pueblos como culturas diferenciadas.

La consulta para la obtencin del consentimiento, est reconocida como un derecho de ius cogens; sin embargo los funcionarios de la OIT estn promoviendo diluir la consulta a un simple trmite administrativo, que excluye la bsqueda de consentimiento, consolidando y validando de esa forma la visin colonialista de un desarrollo de corte occidental, al mismo tiempo desconociendo el derecho que poseemos como pueblos a la autodeterminacin.

Organizacin Fraternal Negra Hondurea, OFRANEH

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter