Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2018

Gaza, fuerte como la muerte

Uri Avnery
Counterpunch

Traducido para Rebelin por Paco Muoz de Bustillo


Fuerte como la muerte.

Oh, Gaza. Fuerte como la muerte es el amor.

Amaba Gaza. Este es un juego de palabras. El Cantar de los Cantares de la Biblia dice que el amor es fuerte como la muerte. Fuerte en hebreo se dice Aza. Aza es tambin el nombre hebreo de Gaza.

He pasado muchas horas felices en Gaza. Tena all muchos amigos. Desde el izquierdista Dr. Haidar Abd al-Shafi hasta el islamista Mahmoud al-Zahar, actual ministro de asuntos exteriores de Hams.

Estaba all cuando Yasser Arafat, hijo de una familia gazat, volvi a casa. Me situaron en la primera fila de la recepcin que le esperaba en la frontera de Rafah, y esa misma tarde me recibi en su hotel, frente a la costa de Gaza, y me sent a su lado en el estrado durante la conferencia de prensa que ofreci.

Todos los que conoc en la Franja de Gaza tenan una actitud amistosa, en los campos de refugiados y en las calles de la ciudad de Gaza. En todas partes conversamos sobre la paz y el papel de Gaza en el futuro Estado Palestino.

Todo bien, pero qu hay de Hams, la terrible organizacin architerrorista?

A comienzos de la dcada de los 90, el primer ministro israel Yitzhak Rabin envi al exilio libans a 415 prominentes islamistas gazates. Los libaneses no les dejaron entrar, y los exiliados vegetaron durante un ao al aire libre en la frontera.

Como protesta por la expulsin, levantamos un campamento de tiendas de campaa frente a la oficina del primer ministro en Jerusaln. All permanecimos 45 das con sus respectivas noches, algunos bajo la nieve. En el campamento haba judos y rabes, incluyendo algunos rabes israeles islamistas. Pasbamos los largos das y noches enfrascados en discusiones polticas. Sobre qu? Sobre la paz, claro est.

Los islamistas eran personas estupendas y trataron a mi esposa Rachel con la mayor cortesa.

Cuando finalmente autorizaron a regresar a los exiliados, se les ofreci una recepcin en el mayor auditorio de Gaza. Yo fui invitado junto a un grupo de compaeros. Se me pidi que hablara (en hebreo, por supuesto) y despus me invitaron al banquete.

Cuento todo esto para que se entienda la atmsfera que exista en aquella poca. Cada vez que hablaba haca hincapi en que era un patriota israel. Defend la paz entre los dos estados. Antes de la primera intifada (que comenz el 9 de diciembre de 1987) Gaza no era un lugar de odio. En absoluto.

Montones de trabajadores atravesaban cada maana los puestos de control para ir a trabajar a Israel, al igual que hacan los comerciantes que vendan sus productos en Israel, lo cruzaban para ir a Jordania, o adquiran su mercanca en los puertos israeles.

Entonces, cmo conseguimos nosotros, el Estado de Israel convertir Gaza en lo que es hoy?

El verano de 2005, el entonces primer ministro Ariel Sharon decidi cortar todos los lazos con la Franja de Gaza. Arik, que tena un corazn de soldado, decidi que los costes de ocupar la Franja eran mayores que sus beneficios. Sac de all al ejrcito y a los colonos y la entreg. A quin? A nadie.

Por qu a nadie? Por qu no se la traspas a la Organizacin para la Liberacin de Palestina (OLP), que ya entonces era la autoridad palestina reconocida? Por qu no hacerlo en el marco de un acuerdo? Porque Arik odiaba a los palestinos, a la OLP y a Arafat. No quera nada con ellos. As que se limit a abandonar la Franja.

Pero la naturaleza aborrece el vacio. Gaza necesitaba una autoridad palestina. Se celebraron unas elecciones democrticas que Hams gan en toda Palestina. Hams es un partido nacionalista religioso que en sus orgenes haba sido promovido por el servicio secreto israel (el Shin Bet), con el fin de debilitar a la OLP. Cuando esta no acept los resultados de las elecciones, Hams tomo el poder por la fuerza en Gaza. As es como dio comienzo la situacin actual.

Durante todo ese tiempo an tenamos una opcin positiva.

La Franja de Gaza poda haberse convertido en una isla de prosperidad. Los optimistas hablaban de un nuevo Singapur. Contemplaban la existencia de un puerto en Gaza, en donde los productos fueran inspeccionados bien all mismo o en otro puerto neutral. En Gaza se construy un aeropuerto, con su correspondiente control de seguridad, que luego sera destruido por Israel.

Y qu hizo el gobierno israel? Todo lo contrario, por supuesto.

El gobierno someti a la Franja de Gaza a un bloqueo riguroso. Cort todas sus conexiones con el mundo exterior. Las provisiones solo podan llegar a travs de Israel, que aumentaba o disminua la entrada de productos esenciales a su antojo. El suceso del barco turco Mavi Marmara (componente de la Flotilla de la Libertad, que pretenda romper el bloqueo naval de Gaza y sufri un ataque sangriento del ejrcito israel cuando se encontraba prximo a sus costas) puso de manifiesto el aislamiento total de la Franja.

La poblacin actual de Gaza est en torno a los dos millones de personas. La mayora son refugiados de Israel, expulsados de sus tierras en la guerra de 1948. No puedo decir que sea inocente, pues la unidad del ejrcito a la que perteneca combati en el sur de Palestina. Vi lo que ocurra y he escrito sobre ello.

El bloqueo cre un crculo vicioso. Hams y otras organizaciones ms pequeas (y ms radicales) llevaron a cabo actos de resistencia (o terrorismo). El gobierno israel reaccion intensificando el bloqueo. Los habitantes de Gaza respondieron con ms violencia. El bloqueo empeor. Y as sucesivamente hasta llegar a la semana actual.

Y qu ocurre en la frontera meridional de la Franja? Por muy extrao que parezca, Egipto coopera con el bloqueo israel. No solo por la simpata mutua que se profesan el dictador militar egipcio, al-Sisi, y los gobernantes israeles. Hay tambin una razn poltica: el rgimen egipcio odia a los Hermanos Musulmanes, su principal oposicin interna ahora prohibida, que se considera la organizacin matriz de Hams.

El rgimen de la OLP de Cisjordania tambin coopera con el bloqueo israel contra Hams, su principal rival en el contexto poltico palestino.

De este modo, la Franja de Gaza permanece prcticamente aislada por completo, sin amigos. Excepto algunos idealistas repartidos por el mundo, demasiado dbiles como para cambiar las cosas. Y, claro est, Hezbol e Irn.

* * *

Ahora se ha impuesto un cierto equilibrio. Las organizaciones gazates llevan a cabo acciones violentas, que no ocasionan verdaderos daos al Estado de Israel. El ejrcito israel no tiene ganas de volver a ocupar Gaza. Y los palestinos han descubierto una nueva arma: la resistencia no violenta.

Hace muchos aos, un activista estadounidense discpulo de Martin Luther King vino a Palestina a promover este mtodo. No encontr seguidores y regres a EE.UU. Posteriormente, en los inicios de la segunda intifada, los palestinos intentaron dicho mtodo. El ejrcito israel respondi con municin real. El mundo contempl la imagen de un nio al que dispararon en brazos de su padre. El ejrcito se neg a aceptar responsabilidades, como siempre. La resistencia no violenta muri con el nio. La intifada exiga muchas vctimas.

Lo cierto es que el ejrcito israel no sabe cmo responder ante la resistencia no violenta. En este tipo de campaa, todas las cartas estn en manos de los palestinos. La opinin pblica mundial condena a Israel y ensalza a los palestinos. Por tanto, la reaccin del ejrcito es abrir fuego para provocar a los palestinos a emprender acciones violentas, ante las que el ejrcito s sabe cmo responder.

La resistencia no violenta es un mtodo muy difcil. Exige una enorme fuerza de voluntad, un estricto autocontrol y una superioridad moral. Esas cualidades son parte de la cultura india, en la que naci un Gandhi, y tambin se dan en la comunidad negra de Martin Luther King. Pero no existe esa tradicin en el mundo musulmn.

Por eso mismo, es doblemente asombroso que los manifestantes de la frontera de Gaza hayan encontrado esa fuerza en sus corazones. Los sucesos del Lunes Negro, el pasado 14 de mayo, sorprendieron al mundo. Masas de seres humanos desarmados, hombres, mujeres y nios, desafiaron a los francotiradores israeles. No sacaron armas. No asaltaron la valla, una mentira difundida por el enorme aparato de propaganda israel. Resistieron desprotegidos frente a los francotiradores y fueron asesinados.

El ejrcito israel est convencido de que los habitantes de Gaza no superarn la prueba y regresaran al uso de la violencia intil. El martes pasado, los acontecimientos parecieron darle la razn. Una de las organizaciones de Gaza llev una accin de venganza lanzando ms de un centenar de proyectiles de mortero a Israel, sin llegar a causar ningn dao real. Fue un gesto intil. La accin violenta no tiene ninguna posibilidad de hacer dao a Israel, y sin embargo le proporciona municin para su propaganda.

Cuando se piensa en lucha no violenta es preciso recordar Amritsar. As se llamaba la ciudad india en la que, en 1919, soldados bajo el mando britnico abrieron fuego durante diez minutos consecutivos contra manifestantes pacficos indios, asesinando al menos a 379 de ellos e hiriendo a 1.200. El nombre de su comandante, el coronel Reginald Dyer, entr en la historia para su eterna vergenza. La opinin pblica britnica qued conmocionada. Muchos historiadores creen que fue el principio del fin del gobierno britnico en India.

El martes negro en la frontera de Gaza recuerda a ese episodio.

* * *

Cmo acabar esto?

Hams ha ofrecido una hudna de 40 aos. Una hudna es un armisticio sagrado, que ningn musulmn est autorizado a quebrar.

Ya he mencionado alguna vez a los cruzados, que permanecieron en Palestina casi 200 aos (ms que nosotros, por el momento). Ellos firmaron varias hudnas con los estados musulmanes hostiles que les rodeaban y los rabes las respetaron escrupulosamente.

La cuestin es: Es capaz el gobierno israel de aceptar una hudna? Despus de incitar a sus masas de seguidores llenndoles de un odio mortal hacia la poblacin de Gaza en general y Hams en particular, se atreveran a firmar el armisticio?

Con los habitantes de Gaza sofocados, sin medicinas, sin suficiente comida, sin agua potable, sin electricidad, no caer nuestro gobierno en la trampa de pensar que Hams se va a venir abajo?

Eso no va a pasar, por supuesto. Tal y como cantbamos en nuestra juventud: Nadie abandona la trinchera de su propia vida!

Igual que han demostrado los judos a lo largo de los siglos, no hay lmites a la resistencia de las personas cuando la propia existencia est en juego.

Eso es lo que nos muestra la historia.

* * *

Mi corazn est con la gente de Gaza.

Deseo pedirles perdn, en mi nombre y en nombre de Israel, mi pas.

Anhelo que llegue el da en que cambie todo, el da en que un gobierno ms sabio acepte una hudna, abra las fronteras y permita a la gente de Gaza retornar al mundo.

Ahora, adems, amo a Gaza con ese amor que la Biblia afirma que es tan fuerte como la muerte.

 

Uri Avnery es un escritor israel y activista por la paz, fundador del movimiento Gush Shalom.

Fuente: https://www.counterpunch.org/2018/06/04/oh-gaza-strong-as-death/

El presente artculo puede reproducirse libremente siempre que se respete su integridad y se nombre a su autor, su traductor y a Rebelin como fuente del mismo



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter