Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2018

Diputados de todos los partidos piden que se reconozca a la RASD
Pedro Snchez ante la deuda de Espaa con el Shara, que no afront Mariano Rajoy

Alfonso Lafarga
Contramutis

Los valedores de Marruecos: Felipe Gonzlez y Rodrguez Zapatero


El nuevo presidente del Gobierno, el socialista Pedro Snchez, se encuentra ante la peticin de que Espaa afronte la deuda histrica que tiene con el pueblo saharaui, cuya tierra fue entregada hace ms de 40 aos a Marruecos, lo que no hizo el popular Mariano Rajoy.

En manos de Pedro Snchez est, tambin, que el PSOE recupere el compromiso que tuvo con la causa saharaui en sus aos de oposicin, cuando el entonces secretario general de los socialistas, Felipe Gonzlez, dijo a los saharauis sabemos que vuestra experiencia es la de haber recibido muchas promesas nunca cumplidas y se comprometi con la historia a estar con el pueblo saharaui hasta la victoria final. Fue en noviembre de 1976, en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia), ante los dirigentes del Frente Polisario y la prensa.

En ese viaje, Gonzlez suscribi un comunicado con el secretario general del Frente Polisario, Mohamed Abdelaziz, fallecido hace dos aos, en el que el PSOE reconoci a este movimiento de liberacin como el nico y legtimo representante del pueblo saharaui, apoy la proclamacin de la Repblica rabe Saharaui Democrtica (RASD), -reconocimiento que ahora reclaman ms de sesenta diputados autonmicos y nacionales-, e hizo un llamamiento a todas las fuerzas democrticas y progresistas para solidarizarse con esta posicin, segn public El Pas el 11 de marzo de 1983, citando al peridico argelino El Mudjahid,

En el documento conjunto PSOE-Polisario se consideraron nulos e ilegales los acuerdos tripartitos de Madrid, por los que se entreg el Shara Occidental a Marruecos y Mauritania, y se afirm que las responsabilidades del Gobierno espaol permaneceran comprometidas mientras que el pueblo saharaui sufriera las consecuencias de esa traicin y no hubiera obtenido la liberacin total de su territorio nacional.

En una entrevista publicada en Revolucin Africana en noviembre de 1980, Felipe Gonzlez calific el acuerdo como muy interesante y fue as de contundente: Sobre el problema del Shara Occidental estamos totalmente de acuerdo con el Polisario. Hemos ido all abajo, en 1976, y hemos hecho mucho para romper el muro del silencio que rodeaba la guerra. Luego hemos planteado el problema ante el Parlamento espaol y los foros internacionales. En algunos lugares hemos llegado a hacer que el Frente Polisario fuera reconocido, y admitido en la Internacional Socialista. Hemos adoptado resoluciones que estimo son razonables y prximas de las posiciones que defendemos.

El 28 de octubre de 1982 el PSOE gan las elecciones y, una vez en el Gobierno, ocurri lo contrario de lo que se esperaba : las relaciones con el Frente Polisario se fueron distanciado, hasta que el 29 de septiembre de 1985 el presidente Felipe Gonzlez orden el cierre de las oficinas del Polisario en Madrid por el ataque que nueve das antes sufri el pesquero canario Junquito cuando faenaba en aguas de Shara Occidental y que los saharauis consideraban zona de guerra. Murieron el contramaestre Guillermo Batista y el cabo Jos Manuel Castro de la patrullera de la Armada Tagomago, que acudi en auxilio del pesquero. La delegacin no se reabri hasta 1989.

Gonzlez y Zapatero defensores de las tesis marroques

Con la llegada del segundo presidente socialista, Jos Luis Rodrguez Zapatero, en abril de 2004, se acentu el cambio de posicin de Espaa a favor de Marruecos en el contencioso del Shara.

Zapatero es actualmente un declarado defensor del plan de autonoma marroqu para la excolonia espaola y participa en actos propagandsticos marroques, como fue el Crans Montana Forum de Dajla, la antigua Villa Cisneros, una reunin de lobbystas para legitimar la ocupacin marroqu del Shara vetada por la ONU, la Unin Europea y la UNESCO . El 30 de julio de 2017, durante la Fiesta del Trono, el rey Mohamed VI le impuso la Orden del Trono, una de las ms altas condecoraciones marroques.

En la misma lnea se mueve Felipe Gonzlez, que defiende una autonoma para el Shara bajo soberana marroqu y que hizo gestiones ante los gobiernos de Colombia y Chile en contra del reconocimiento de la RASD. En julio de 2014 fue invitado personal de Mohamed VI a la Fiesta del Trono y en abril de 2015 recibi el premio Averroes. Durante aos tuvo una casa en una exclusiva playa de Tnger.

Si Gonzlez se ha olvidado de que apoy la proclamacin de la RASD, ahora ms de sesenta diputados de todos los partidos polticos de catorce parlamentos autonmicos y del Congreso de los Diputados piden al Gobierno que reconozca la Repblica Saharaui y otorgue estatus diplomtico a la Representacin del Frente Polisario en Espaa, como nico y legtimo representante del pueblo saharaui, reconocido por la ONU.

Lo acordaron a mediados de mayo en Zaragoza los miembros de los Intergrupos parlamentarios Paz y libertad en el Shara Occidental, en una declaracin conjunta en la que solicitan el cese de la ilegal ocupacin del Shara Occidental por Marruecos y la celebracin del referndum de autodeterminacin, bloqueado desde 1992.

La peticin iba dirigida a la presidencia del Gobierno de Espaa, pero Mariano Rajoy dio la callada por respuesta, siguiendo su prctica habitual en cuestiones del Shara Occidental de no molestar a Marruecos, el mismo silencio que sigui a cada expulsin de El Aain de ciudadanos espaoles, como observadores, polticos, abogados, periodistas o miembros de alguna ONG, a pesar de que Espaa sigue siendo la potencia administradora de iure del territorio, como recuerdan los parlamentarios.

El Partido Popular, igual que hizo el PSOE, en la oposicin defendi la causa saharaui, lleg aparticipar enmanifestaciones, y la utiliz profusamente contra el Gobierno socialista, al que acus de tomar partido a favor de las posiciones marroques. Pero lleg al poder y todo cambi.

Si no quiere emular a Mariano Rajoy, Pedro Snchez deber atender las peticiones de los parlamentarios, que insisten en que el Shara Occidental est sometido al Derecho Internacional y que ni la Unin Europea ni la ONU reconocen a Marruecos soberana sobre este territorio, por lo que es necesario que Espaa y la UE inicien negociaciones con el Frente Polisario para establecer relaciones comerciales y econmicas.

Libertad para los presos polticos

Adems de exigir a Marruecos la inmediata liberacin de los presos polticos saharauis, los parlamentarios hacen un llamamiento al Gobierno de Espaa para que, como miembro del Consejo de Derechos Humanos (CDH) de Ginebra en el perodo 2018-2020, exija el respeto a los DDHH de la poblacin saharaui.

Dada la responsabilidad de Espaa solicitan al Ejecutivo que promueva iniciativas en defensa del legtimo derecho del pueblo saharaui a su autodeterminacin , y dan un toque a los medios de comunicacin para que traten el conflicto del Shara con importancia y relevancia.

Pedro Snchez, que en la mocin de censura contra Rajoy insisti en que defender a quienes padecen desigualdad y precariedad, en junio de 2017, en el 39 Congreso del PSOE, tuvo un encuentro con el ministro saharaui Bachir Mustafa Sayed y la Delegada para Espaa del Frente Polisario, Jira Bulahi, quienes pidieron al secretario general socialista ms firmeza y determinacin para afrontar la cuestin del Shara Occidental.

Los parlamentarios insisten en la defensa de los Derechos Humanos de los saharauis, diariamente vulnerados en los territorios del Shara Occidental ocupados por Marruecos, en ciudades del sur marroqu con poblacin saharaui y en las crceles con presos polticos saharauis, segn organizaciones sociales y medios de informacin saharauis, tanto oficiales como independientes, como muestra la siguiente relacin correspondiente a mayo: Mayo SAHARAUI 2018

Fuente: http://contramutis.wordpress.com/2018/06/04/mayo-saharaui-pedro-sanchez-ante-la-deuda-de-espana-con-el-sahara-que-no-afronto-mariano-rajoy/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter