Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2018

Mi posicin poltica sobre la candidatura presidencial de Gustavo Petro

Alberto Pinzn Snchez
Rebelin


Varios viejos amigos demcratas (tambin antiguos compaeros de luchas democrticas viejas) me han pedido que aclare mi posicin (obviamente poltica) frente a la candidatura de Petro. Intentar decir algo sobre este asunto que se ha tornado estratgico, violentando un poco mi deseo de guardar silencio cierto frente a la incertidumbre generada por la manipulacin meditica y la evidencia del fraude electoral oficial. Incertidumbre que, posiblemente se supere, cuando se sepan los resultados electorales del 17 de junio prximo y el aparato electoral oficial diga quin es el prximo presidente de los colombianos.

Sobre el actual candidato presidencial Petro debo decir varias cosas positivas: La primera es que ha logrado congregar alrededor suyo, un haz de voluntades polticas dispares alrededor de un programa claramente de Unidad Popular. Lo ha sacado adelante con tenacidad, superando todas las dificultades obvias interpuestas por sus enemigos de la Mano Negra y del bloque contrainsurgente oficial; congregando y uniendo con su pedagoga popular y sus propuestas alternativas concretas el hasta ahora disperso movimiento tnico-popular y cvico de Colombia, lo cual no es ninguna bagatela en la Colombia dominada por el terror de los narco paramilitares oficiales, que ya llevan ms de 400 dirigentes sociales, cvicos y populares fusilados y, ms de 60 ex guerrilleros de las Farc en proceso de reinsercin, con la mirada cmplice del ministerio de defensa y del Vargas Llerista fiscal Martnez (ocupado en montar montajes) quienes los han calificado de los de faldas, y asuntos de delincuencia comn.

Me parece muy positivo el que hubiera llegado hasta donde ha llegado por la va democrtica, debatiendo pblicamente, denunciando y enfrentando a la histrica Oligarqua Trasnacionalizada de Colombia, dominante desde hace ms de 200 aos y que por primera vez en la historia nacional la histrica polarizacin sectaria, inducida siempre desde la cpula del Poder, se haya trasformado y diferenciado en una clara oposicin entre Dominantes tradicionales regresivos y, Subalternos progresistas y alternativos . Este aspecto por decirlo de alguna manera Anti Oligrquico de la contradiccin social colombiana dar mucho de qu hablar en el prximo futuro y ser algo para tener en cuenta.

Sin embargo, debo sealarle como negativo a la campaa presidencial de Petro; que el aspecto Anti Imperialista de la contradiccin Oligarqua-Imperialismo, la directa responsable de la opresin y explotacin de nuestro Pueblo Trabajador, sealada como tal desde hace ms de un siglo; haya sido velado ideolgica y polticamente no solo en sus innovadoras y alternativas propuestas programticas ( https://petro.com.co/programa/) sino en sus planteamientos generales:

Me refiero a sus desafortunadas declaraciones y descalificaciones del complejo y abigarrado proceso social que vive el hermano pueblo venezolano, cercado por la geoestrategia imperialista, y cuyo cerco militar se ha completado con el ingreso que ha hecho el presidente Santos de Colombia como parte de su brazo armado global de la OTAN en esta primera semana de junio del 2018.

O a sus limitadas y apresuradas declaraciones sobre la extradicin de Santrich a los EEUU.

O a la ausencia total de cualquier mencin a la Soberana Nacional como parte esencial de la Soberana Popular que se ir a expresar en las urnas.

En fin, que si por neutralizar la ira del presidente Trump inducida desde la embajada de Bogot, o por ganar su aceptacin, sin la cual el candidato Petro nunca podr ser presidente de Colombia y por esto, ha debido velar o minimizar la reclamacin Anti Imperialista del Pueblo Trabajador colombiano, no por ser entendible deja de ser una falencia poltica.

La contradiccin histrica de nuestro Pueblo Comunero, desde la fecha de la muerte de nuestro Libertador Simn Bolivar en 1830 hasta la actualidad; es, ha sido y ser con la a unidad dialctica inseparable de la Oligarqua con el Imperialismo, y hasta tanto no sea superada dialcticamente, seguir siendo el elemento dinamizador de toda la poltica en Colombia.

El hecho sobresaliente y positivo de que el candidato Petro hubiera descarnado masivamente el aspecto Anti Oligrquico no significa que debamos ocultar su otro lado el Anti Imperialista y que adems, no quede pendiente como tarea histrica.

Por ltimo, sobre los desarrollos de los acuerdos de paz de la Habana por parte de una eventual ejecutivo de Petro, as como de un legislativo dominado por senadores y representantes de la coalicin armada por Duque/ AUV, habr que esperar los hechos concretos, para hacer el anlisis concreto de la situacin concreta tan citado, pero tan poco realizado.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter