Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2018

La Jurisdiccin Especial para la Paz, del show al drama y la tragedia

Isabel Mendoza
ELN


Una de las ms potentes industrias a nivel global, es la relacionada con la produccin de grandes programas de televisin, la tele-realidad, los Reality Show, donde un elenco de artistas se trenza en relaciones de convivencia y competencia. Otro gnero son las Series, producidas por Temporadas. En Colombia, en medio del proceso de paz, surgi una Serie, cuyo contenido si tiene que ver con la realidad y una parte sus protagonistas, hacen honor a las races griegas de las artes escnicas occidentales, porque de verdad ellos son los primeros en agonizar. La Serie en cuestin se nombra Jurisdiccin Especial para la Paz (JEP).

La JEP fue un producto central en la negociacin entre el gobierno colombiano y las FARC. Se plasm en los acuerdos suscritos en Cartagena, en septiembre de 2016, y al final de ese ao en el Teatro Coln de Bogot. Fue el cierre de la primera temporada de la Serie JEP. Y la segunda temporada fue la victoria del No en el plebiscito del 2 de octubre de 2106, que gener re-negociacin y recortes en condicin de desventaja para las FARC.

Dos pilares sostienen la JEP: la impunidad de los crmenes de sistema cometidos por el rgimen, por las elites a travs del Estado y sus estrategias; pues importantes responsables, funcionarios o no, militares o civiles, los mximos perpetradores y beneficiarios de graves violaciones a los derechos humanos, quedaron fuera del alcance de los cercenados instrumentos de la JEP. Mientras que endurecieron las condiciones para que los guerrilleros de las FARC obtuvieran algunos beneficios como la amnista.

El segundo pilar de la JEP es la destruccin del delito poltico y sus amplias conexidades, al acabar con el ejercicio del derecho a la rebelin, al entregar a jueces del sistema, la sancin de hechos legtimos en el levantamiento de armas contra la opresin.

Tramas

La tercera temporada fue la de 2017. Sus protagonistas fueron no slo magistrados de tribunales de un sistema de justicia en franca descomposicin, salvo contadas excepciones, sino legisladores en su mayora provenientes de una clase poltica criminal y mafiosa. Ellos fueron los decisores y operadores de reformas constitucionales y legales para dar vida institucional a la JEP, concretando cmo quedara empotrada en el Derecho ya vigente, diseando en sus lneas gruesas aspectos burocrticos, administrativos, y por supuesto el marco del conjunto sustantivo y procedimental.

En ese ao se patentaron nuevos recortes, por va de las definiciones legales y por va de las decisiones judiciales o sentencias de constitucionalidad, y se reforzaron las tendencias mencionadas, de la impunidad del terrorismo de Estado y la re-criminalizacin de los hechos de la rebelin armada. Y en las medidas de corto plazo adoptadas, mientras que militares y policas responsables de crmenes de lesa humanidad salan de las guarniciones donde se hallaban privados de libertad por actos de genocidio, cientos de guerrilleros que haban ejercido la rebelin, casi un millar, sufran la dilacin en el ejercicio de los derechos aparentemente logrados, permaneciendo en las crceles por cuenta de demoras en las instrucciones y trmites del gobierno y de jueces.

En el entretanto, ya estaba logrado un propsito estratgico: el desarme total de la ms numerosa guerrilla del continente. Consumada la desaparicin de las FARC como organizacin poltico-militar, se verific su desmovilizacin y desbandada, sin que hayan operado simultneamente cambios institucionales bsicos referidos a la no repeticin de crmenes por parte del rgimen: decenas de campesinos, lderes y defensores de los derechos del pueblo, junto a ex guerrilleros, fueron cayendo asesinados.

La actual temporada

En este 2018, asistimos a la cuarta temporada. Uno de sus protagonistas principales es Jess Santrich, que ya lo haba sido como negociador fariano de los acuerdos en 2016, pas a ser objetivo de ataque de la pretendida extraterritorialidad de la ley de los Estados Unidos, con la finalidad de salvar el statu quo y ensaarse contra la ex insurgencia.

Santrich se haba convertido en el mayor crtico del incumplimiento de lo acordado por parte del Estado, y haba advertido reiteradamente al Ejrcito de Liberacin Nacional que debamos tomar nota de las lecciones de esa fallida implementacin y burla de lo pactado. Pedido en extradicin por los EEUU, por medio de un perverso montaje, en el que le acusan de un supuesto futuro delito de narcotrfico.

Pudimos leer de Santrich sus advertencias [*], das antes de ser detenido:

Cometimos un error estratgico y estructural () lo que ha ocurrido es que este es el nico acuerdo del mundo que se renov cada da y es manoseado y distorsionado por cada rama del poder pblico en detrimento de sus contenidos y espritu de origen; Tal situacin ha derivado en inseguridad jurdica, expresada en una ley de amnista saboteada por los jueces de ejecucin de penas y en una Jurisdiccin Especial de Paz (JEP) que de alternativa al cuestionado Ius puniendi del Estado, pas a convertirse en una reafirmacin del derecho penal del enemigo, del derecho penal de los vencedores, como si el acuerdo de La Habana hubiese sido una rendicin () Esta JEP qued convertida en una letal trampa para colocar solo a la insurgencia en el banquillo de los acusados, mientras se ampla el manto de impunidad para los militares y los llamados terceros agentes del Estado. Tal trampa buscar, con la ayuda de la corrupta Fiscala, colocarnos en manos de la venal y descompuesta justicia ordinaria hasta llevarnos a la crcel lo que se viene para los excombatientes de las FARC es la ms pertinaz y vengativa persecucin judicial.

Una serie de tragicomedia

Un captulo ms de esa triste serie llamada JEP, que ensea ya su desenlace de comedia y tragedia, se ha visto en la ltima semana de mayo de 2018, cuando Senado y Cmara de Representantes avanzaron en el debate de la reglamentacin de la JEP en su trascurso de institucionalizacin, saliendo triunfante la posicin del Gobierno y de las mayoras parlamentarias del rgimen, que imponen recortes adicionales a los escasos beneficios y garantas bsicas de orden procesal para las FARC.

Se vislumbra una quinta temporada de la JEP, en la que veremos desfilar en estrados judiciales y por la Comisin de la Verdad, a cientos de ex combatientes de las FARC, que debern responder con acatamiento de esas condiciones -so pena de ser remitidos a la justicia ordinaria-, por muchos hechos rebeldes que no deban de nuevo re-criminalizarse; con el mezquino propsito del rgimen de exigirles arrepentimiento por sus actos del alzamiento rebelde. Pasarn por all tambin algunos militares o parapolticos, nombrados como manzanas podridas, para beneficiarse precisamente de las prebendas que la JEP les otorgar a cambio de una verdad recortada, que no apunta al hallazgo de los mximos responsables en la jerarqua de sus estructuras.

Nos mantenemos en el compromiso de asumir nuestras responsabilidades, en consecuencia, con la necesidad de verdad toda, verdad todos. Procurando no slo la verdad, la justicia y la reparacin ms integrales que sean posibles junto al pueblo y los procesos de lucha, sino que este rgimen que ejecuta sistemticamente crmenes de sistema, sea transformado realmente y no en el papel, dejando atrs una concepcin autoritaria y antidemocrtica, que en nada ha cambiado estos aos de show en los que la bandera de la paz, el rgimen la agit en detrimento del ideal de la justicia ms elemental.


 [*] https://lanzasyletras.org/2018/04/10/para-los-excombatientes-de-farc-se-viene-la-mas-pertinaz-y-vengativa-persecucion-judicial-jesus-santrich/

Fuente: http://www.eln-voces.com/index.php/voces-del-eln/militancia/1599-la-jep-del-show-al-drama-y-la-tragedia  


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter